LA PRUEBA DEL AMOR

Lo que pasa es que no me quieres. Si me quisieras… me lo demostrarías.

LOCUTOR A continuación, nuestro habitual espacio “El consultorio sexual de la
doctora Miralles”.

CONTROL CARACTERÍSTICA CONSULTORIO

DOCTORA Aquí estamos, amigas y amigos, como siempre, para responder a todas las inquietudes sobre el sexo. Sobre el sexo y sobre las mañas que algunos emplean para alcanzarlo.

CONTROLSICA ROMÁNTICA

CHICO Te quiero, Gracielita…

CHICA Yo también te quiero, Raúl… No, déjame, no me toques así.

CHICO ¿Por qué no?… Mira, conozco un motelito por aquí cerca…

CHICA ¿Estás loco?

CHICO Sí, loco de amor.

CHICA Es demasiado pronto, Raúl. Solo hemos salido dos veces.

CHICO Me gustas de verdad.

CHICA Tú también me gustas, pero… tengo miedo.

CHICO Lo que pasa es que no me quieres. Está bien. Me he comportado como un tonto. Olvidemos todo esto. Ya me han hecho daño antes. (SUSPIRA) Mejor me voy.

CHICA No, Raúl, espera… Yo te quiero, Raúl, pero…

CHICO No, Graciela, no. Si me quisieras… me lo demostrarías.

CONTROLSICA ROMÁNTICA

DOCTORA Ya se imaginan el final, ¿verdad? Graciela acabó teniendo relaciones con Raúl aquella misma noche. El chico aplicó una táctica que se llama “chantaje emocional”.

EFECTO TELÉFONO

MUJER Ese es un truco viejo que la mayoría de los hombres emplean. “Si me quieres, acuéstate conmigo.” Y nosotras, de tontas, picamos el anzuelo.

DOCTORA Chantaje emocional. Él se hace la víctima, ella se siente culpable… Él se hace el triste… Y ella, para no perderlo, acaba complaciendo.

EFECTO TELÉFONO

JOVEN Bueno, pero las mujeres son libres para aceptar o no aceptar. Eso es problema de ellas si creen nuestras palabritas.

DOCTORA Tú debes llamarte Raúl, ¿verdad? Pero así no es la cosa, muchacho, porque el amor no es una emboscada ni una trampa. El amor es juego limpio.

EFECTO TELÉFONO

VIEJO Yo pienso, doctora, que no hay que confundir relación sexual con amor.

DOCTORA Vaya, una vez que estamos de acuerdo, amigo mío.

VIEJO Usted no ha escuchado esa canción de los Terrícolas… Es de mi tiempo, pero…

CONTROL Fallaste, no consigues lo que buscas, no lo niego que me gustas, pero no te quiero. Dos cosas que no debes confundir, el deseo no es amor sincero.

DOCTORA Usted tiene toda la razón, mi amigo. Bueno, en esta canción, la chantajista parece que fue ella. Pero eso da igual. Sea él o sea ella, las relaciones sexuales no pueden ser fruto de la presión, del chantaje emocional.

EFECTO TELÉFONO

CHICA Es que nosotras somos tontas, doctora. Nos dejamos engatusar. ¿Sabe qué hice yo?

DCOTORA ¿A ti también te pidieron “la prueba del amor”?

CHICA Claro, pero yo le dije que para dársela tenía que comprobar que era un hombre fuerte y resistente. Que primero diera 20 vueltas al parque corriendo.

DOCTORA ¿Veinte vueltas?… ¿Y las dio?

CHICA Sí, las dio, pero acabó tan agotado que ya no quería nada de lo otro.

DOCTORA Bien merecido.

EFECTO TELÉFONO

DOCTORA ¿Aló, sí?

MUJER ¿Y en qué paró lo de Raúl y Gracielita, doctora? ¿Hicieron una buena pareja?

DOCTORA Qué va. En dos semanas y cuatro polvos… disculpen la expresión… todo terminó. Es que cuando una relación se inicia así, sobre un chantaje… acaba mal, está condenada al fracaso.

CONTROL Dos cosas que no debes confundir, el deseo no es amor sincero.

DOCTORA Deseo y amor. Del amor nace el deseo. Pero del deseo… no nace el amor. Así que, chicos y chicas, no se dejen chantajear y no anden repartiendo “pruebas de amor”… que lo único que prueban es su ingenuidad. ¡Chao!

LA PRUEBA DEL AMOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.