LOS DEMOCRÁTICOS (y 10)

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

El más apasionado será el director o la directora. Le gusta lo que hace y lo hace con gusto.

Por suerte, la mayoría de directores y directoras no son como los caracterizados anteriormente en esta serie. La mayoría son buenas personas, buenos colegas, compañeros y compañeras que predican con el ejemplo y dinamizan sus emisoras.

La mejor prueba de lo que decimos son los centenares de radios comunitarias y populares, públicas y privadas, que florecen y dan los mejores frutos a lo largo y ancho de nuestra Patria Grande.

Estas directoras y directores democráticos saben que su primera función en la radio, antes que las cuentas y los cables, antes que los informes y las relaciones públicas, es la de ser animadores. Si el equipo no está motivado, de nada servirán los manuales de funcionamiento, los memos ni las agendas. Porque el alma de una radio es su equipo de trabajo. Y ese equipo tiene que estar apasionado por lo que hace.

El más apasionado será el director o la directora. Le gusta lo que hace y lo hace con gusto. Y contagia su entusiasmo a todo el personal a su cargo.

No bastan las ganas. Quien dirige debe saber diagnosticar, planificar, organizar, implementar y evaluar el proyecto radiofónico. Debe tener clara su estrategia de comunicación, compartirla y desarrollarla con todo el equipo.

Estos directores democráticos saben delegar tareas y responsabilidades. Su mejor cualidad es la capacidad de “hacer hacer”. Para lograr esto, conocen y descubren las potencialidades de cada uno de los miembros de su equipo y saben motivarlos.

Un director democrático es tan exigente con los demás como consigo mismo. Si pide puntualidad, es el primero en llegar al trabajo. Si pide disciplina, es la primera que cumple las normas que da.

No es sicólogo ni terapeuta, pero se huele los conflictos laborales y los de relación. Cuando éstos sobrevienen, sabe negociarlos y ayuda a solucionarlos.

Estos directores y directoras son gente de radio. Saben de radio. Y lo que no saben, lo preguntan y aprenden. Cuando se equivocan, no tienen temor a reconocer sus errores.

Saben sacar lo mejor de los demás. Crean un ambiente de camaradería y entusiasmo sin perder por ello su autoridad. Son líderes y lideresas naturales que inspiran confianza. Y quien inspira no necesita dar órdenes.

Son creativos, lanzan ideas audaces y proponen nuevos formatos. Pero lo mejor es que saben escuchar y tomar en cuenta las iniciativas de los demás. Por cierto, nunca se apropian de las ideas ajenas y saben dar los créditos a quienes se lo merecen.

Como líderes democráticos, promueven reuniones en la emisora para debatir la línea editorial, para capacitarse a través de buenos textos. Y no pierden oportunidad de hacer talleres con el equipo para mejorar la calidad de la programación.

Son personas de mente abierta. Progresistas. Si su radio tiene que jugársela por el pueblo, ahí estarán estos directores y directoras en primera fila. Porque antes que radialistas son constructores de ciudadanía y luchadores por la justicia.

bq. Revisa el resto de la serie:*
LOS SUPERMANES 1(enlace)* LOS FARANDULEROS 2(enlace)* LOS FANTASMAS 3(enlace)* LOS DICTADUROS 4(enlace)* LOS PARACAIDISTAS 5(enlace)* LOS AGUA TIBIA 6(enlace)* LOS MATERNALISTAS 7(enlace)* LOS POLITIQUEROS 8(enlace)* LOS PICAFLORES 9(enlace)* LOS DEMOCRÁTICOS Y 10(enlace)

LOS DEMOCRÁTICOS (y 10)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.