LOS NIVELES DE LA NOTICIA

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

Cinco niveles para el tratamiento de las informaciones.

Todos los días, en nuestras salas de prensa, nos enfrentamos con un gran flujo de informaciones. Con ellas, armamos los boletines y el noticiero.

Pero no todas las informaciones tienen el mismo peso ni la misma complejidad. Por tanto, no todas requieren el mismo tratamiento. Veamos, al menos, cinco niveles de exigencia antes de sacar al aire las noticias.

*DIFUNDIR*

Hay noticias que podemos difundirlas sin mayores problemas. Por ejemplo, una carretera que se inaugura. O la compra de nuevos equipos hospitalarios. O los resultados deportivos. Se dan los datos clásicos de la nota (qué, quién, cuándo, dónde y cómo) y listo.

*VERIFICAR*

Hay noticias que requieren más verificación. Por ejemplo, los efectos de una devastadora tormenta tropical. Como periodistas, como buenos comunicadores, no podemos crear pánico en la audiencia ni decir que han muerto cien personas sin tener seguridad de esa cifra. Hay que confirmar los datos y no dejarnos llevar por el sensacionalismo ni por esa enfermedad llamada “ganar la primicia”.

*CONTRASTAR*

Hay noticias que demandan no solamente la verificación de los datos sino el contraste de las fuentes. Por ejemplo, los trabajadores de tal empresa se van a la huelga. Conviene conocer las razones de ellos, los huelguistas, y también contrastar sus reclamos con lo que dicen los directivos de la empresa. Aquí no vale decir que somos “populares” y, por tanto, siempre damos la razón a los sectores populares. En nuestros informativos deben escucharse la dos campanas, las diferentes versiones de un hecho. Y esto no por una falsa imparcialidad, sino por un buen periodismo.

*INVESTIGAR*

Hay noticias oscuras, confusas, que requieren no solamente verificación y contraste de fuentes, sino también investigación. Supongamos que denuncian la corrupción de un funcionario público y nos dan las pruebas. Aún teniéndolas, no podemos sacar esa información al aire sin reconfirmar los datos, sin asesorarnos mejor, sin medir las consecuencias. Una información delicada nos obliga a investigar un poco más o a apoyarnos en investigaciones serias hechas por otros colegas. Éstos pueden pedirnos confidencialidad cuando saquemos la información.

*TOMAR POSICIÓN*

Hay noticias que se informan, se verifican, se contrastan y se investigan. Y además de esto, exigen una toma de posición de la emisora. Por ejemplo, la reciente invasión de Israel contra Gaza. Lo ocurrido es un atropello tan evidente a los derechos humanos que no basta con informar la cantidad de cohetes y de bombas arrojadas de una parte y de otra. No basta decir que “continúa el conflicto entre Israel y los palestinos”. Una emisora ciudadana, un medio de comunicación con sensibilidad social, tomará posición a favor de los agredidos (la población de Gaza) y en contra de los agresores (el gobierno de Israel). Esta toma de posición no tiene que incluirse en la noticia. Podemos hacer un comentario posterior a la información. O dedicar el editorial del día a analizar la situación y a expresar nuestra solidaridad con Palestina. Aquí no valen las falsas imparcialidades. Hay que jugarse a favor de las víctimas y en contra de los verdugos.

La sabiduría de nuestros equipos de prensa permitirá ubicar las noticias en el nivel informativo que mejor corresponda.

*Imagen cortesía de:* http://www.lagunawholesale.com

LOS NIVELES DE LA NOTICIA

7 comentarios sobre «LOS NIVELES DE LA NOTICIA»

  1. Buenas tardes. Gracias por este articulo. He sido directora de prensa en mi municipio y posterior a ello, reportera y conductora del noticiero matutino en la emisora mas escuchada en mi municipalidad. Yo con mi formación universitaria en comunicación, mis principios y ética profesional me conduje de la mejor manera en el noticiero. Fui novedad y con agrado me aceptó la audiencia, una voz en primera, femenina, juvenil (26 años), profesional, lenguaje correcto y cotidiano, investigación y contraste y me gané regaños de mi director de noticias, porque saqué al aire noticias que informaban sobre actos mal hechos de parte del gobierno en turno y me dijo que no podíamos «tirarle» a quien paga a la radio. Eso pasa en todos los medios de mi Estado. No sé cómo poder ser un periodista cuando no tienes el dinero para poner tu propio medio o peor aún, te censuran si no eres de los reconocidos medios dinosaurios.

  2. Hola, al estar sentado delante de un micrófono es una responsabilidad, hay que tener conocimiento y sabiduría. Excelente información para mejorar en la parte informativa. Muchas felicitaciones.

    Yuraima Infante, MATURIN,VENEZUELA.

  3. La objetividad, imparcialidad y verdad son valores universales del buen periodismo, si no se practican estos y otros valores simplemente no hay profesionalismo e ahí la diferencia en lo que produce el empírico y el profesional, ya sea cualquiera sea el titulo que tenga.

    Valerio Rosales Perez, TARMA PERU.

  4. El problema se presenta porque en muchos casos, cualquier persona, por el simple hecho de que le apasiona la locución se le da por meterse a locutor y terminan bajándole la calidad al trabajo radiofónico porque sencillamente no están bien preparados para desempeñarse en esa actividad. Por ejemplo en Colombia pasa eso, no sé si en los Estados Unidos también pasará dicha situación

    Marceliano Orozco, LORICA COLOMBIA .

  5. Muchos con el calificativos de comunicadores sociales lanzan cualquier cosa menos una noticia, en realidad hay mucho que aprender. Saludos desde Sechura-Perú.

    Victor Tume, SECHURA.

  6. Hola soy Zulma, muy interesante la nota que sacan respecto al tratamiento de la información y por supuesto tienen toda la razón; es así como se debe trabajar en cualquier medio de comunicación, y no simplemente lanzar la información sin tener un objetivo claro. Felicitaciones al equipo, sigan adelante.

    Zulma Panozo, BOLIVIA – SUCRE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.