PERIODISTAS VAMPIROS

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

¿Qué hacer frente a esta carrera descontrolada hacia lo más sórdido de la naturaleza humana?

Drácula ya no necesita tirarse al cuello de las personas. Le basta con ir al kiosco de la esquina, comprar unos cuantos periódicos y exprimirlos. Chorrean sangre.

Crónica roja. Esta es la tendencia del mal periodismo en mucha prensa escrita, en revistas, y en los informativos de televisión y de radio. Noticias truculentas. Primeros planos de violadas y descuartizados. Locutores de radio que crispan el tono y se regodean en los sucesos. Periodistas vampiros que revolotean en busca de cadáveres, tripas y sesos.

bq. * ¡Loco de ira le clavó siete puñaladas en el abdomen!
* ¡Le partió el cráneo con un ladrillo!
* ¡Primero la viola y después se suicida!

El pretexto es decir que a la gente le gusta eso. Y como lo que le gusta a la gente da buenos puntos de “rating” y el “rating” trae publicidad… pues seguimos convirtiendo los noticieros en un charco de sangre. Y seguimos alimentando los peores instintos de nuestras audiencias.

Lo peor de la crónica roja es que, de tanto ver atrocidades, te vas volviendo insensible al dolor ajeno. Y te vas convenciendo de que hay más gente mala que buena. Y que es peligroso salir a la calle. Y más peligroso todavía intentar cambiar las cosas.

¿Qué hacer frente a esta carrera periodística descontrolada hacia lo más sórdido de la naturaleza humana?

En nuestra emisora, sin duda, tendremos que informar sobre los sucesos violentos que ocurren en la comunidad, en el país, en el mundo. Pero si somos responsables, si tenemos un código de ética, aplicaremos, al menos, estos tres criterios básicos:

1. Cuidar el lenguaje. No entrar en detalles morbosos que no añaden nada a la información. No es necesario decir por cuál costilla entró el puñal. Tampoco hay que inmiscuirse en la vida privada de las víctimas. Desde luego, se reservarán los nombres y los rostros de los menores de edad.

2. Darle contexto a la información. Es decir, ir de los “casos” a las “causas”. El caso es que un hombre asesinó a su compañera. Esto no es un crimen pasional ni un hecho aislado. Es un feminicidio. Un crimen de odio contra las mujeres. Al dar la noticia, hay que relacionar el caso con su causa: el ambiente violento y machista. Podemos echar mano de datos que permitan entender por qué ocurren estas situaciones extremas. La noticia de un borracho accidentado puede relacionarse con el exceso de bebidas alcohólicas o con la falta de control policial en las carreteras. La noticia de un padrastro que viola a su hija permite destapar el gravísimo problema del incesto, tan naturalizado en nuestra sociedad y del que casi nunca se habla.

3. Dedicar a estos sucesos, como máximo, un 20% del tiempo neto del noticiero. Y no ubicarlos en los primeros titulares, sino hacia el final del programa informativo, tal vez como una sección donde se dan a conocer accidentes y otras desgracias.

Si aplicamos estos tres criterios, lograremos un mejor balance en nuestros noticieros. Y en la sensibilidad de nuestros públicos.

PERIODISTAS VAMPIROS

7 comentarios sobre «PERIODISTAS VAMPIROS»

  1. Yo quisiera ser vampiresa, seria chévere porque uno se puede escapar en la noche puede volar y puede morder seria tan chévere.

    Ashleyjoan Payne, LONDRES.

  2. En Uruguay, contrariamente a lo que quiere el gobierno, si no pasas policiales o deportes, la gente apaga o cambia de canal, será la chica mala de las noticias, pero es la que más se ve en Uruguay. Las noticias políticas son las que más rápido espantan desde hace años al oyente o telespectador. Quedó comprobado por una encuesta hecha en 2004 por un programa de entretenimientos del canal 10.

    Héctor Peyramale, MONTEVIDEO, URUGUAY.

  3. Concuerdo con la chica mala del periodismo. Aquí en Brasil ya no se puede salir tranquilos por las calles. Las noticias del periódicos y de la televisión nos dejan con mucho miedo. No necesitan muchos detalles.

    Meiri Águeda Bittencourt, BELO- HORIZONTE MINAS GERAIS BRASIL.

  4. Me parece muy importante este mensaje, estoy totalmente de acuerdo. De verdad que los noticieros con solo oírlos asustan y generan estrés en las personas y de desconfianza ante las otras personas. Además creo que es verdad crea insensibilidad ante estos hechos. Creo que las personas encargadas de las noticias deben también buscar las buenas noticias, escudriñarlas que las hay, así se generaría un espacio de esperanza.

    Emilia Lizcano, BUCARAMANGA.

  5. Entonces no se les ocurra venir por Colombia donde hay dos grandes empresas radio, televisivas que inundaron de crónica roja el país. Hicieron de la morbosidad periodística una herramienta de lucro y de vergonzosa información. Me hierve la sangre. Un saludo cordial y no decaigan nunca en su trabajo.

    Ignacio Vargas, BUCARAMANGA COLOMBIA.

  6. Compañeros Radialistas apasionados y apasionadas:

    Muchas gracias por la importante reflexión. Vale decir que este artículo me ha servido de base para analizar la información que se genera cuando ocurren desastres, el tratamiento es similar, pues responde a la misma ideología y enfoques. Siguiendo la misma línea de reflexión, cabe preguntarnos: ¿Es natural que existan desastres? No, porque los desastres no son naturales, así como no es natural que exista pobreza, o el robo, o la explotación. Lo que existen son fenómenos naturales y fenómenos antrópicos (generados por el ser humano), que no es lo mismo.

    Me permito sugerirles que aborden, con teste mismo enfoque, el manejo de la información cuando ocurren desastres y emergencias.

    Con gusto estoy dispuesto a compartir un artículo de mi autoría sobre el tema.

    Felicitaciones y saludos fraternos de Pancho Ávila Paredes, radialista apasionado, en Quito-Ecuador.

    Pancho Ávila Paredes, QUITO – ECUADOR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.