LOS POLÍTICOS

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

Cualquier parecido con la realidad de los políticos de tu país… es la pura realidad.

Alberto Romero Tomás, más conocido como Berto, es un humorista español. Sacó este chiste en el programa dominical de Andreu Buenafuente que leer el texto de arriba a abajo. Luego, de abajo a arriba. Tal vez encuentres un curioso parecido con las lindas promesas que hace el partido que quiere gobernar en tu país. Y después con la triste realidad.

En nuestro partido político cumplimos con lo que prometemos.
Sólo los imbéciles pueden creer que
No lucharemos contra la corrupción.
Porque si hay algo seguro para nosotros es que
La honestidad y la transparencia son fundamentales
Para alcanzar nuestros ideales
Demostraremos que es una gran estupidez creer que
Las mafias seguirán formando parte del gobierno.
Como en otros tiempos
Aseguramos sin resquicio de duda que
La justicia social será el fin principal de nuestro mandato.
Pese a eso, todavía hay gente estúpida que piensa que
Se pueda seguir gobernando con las artimañas de la vieja política.
Cuando asumamos el poder, haremos lo imposible para que
Se acaben las situaciones privilegiadas y el tráfico de influencias.
No permitiremos de ningún modo que
Nuestros niños tengan una formación insuficiente.
Cumpliremos nuestros propósitos aunque
Los recursos económicos se hayan agotado.
Ejerceremos el poder hasta que
Comprendan desde ahora que
Somos la nueva política.

BIBLIOGRAFÍA
Agradecemos a María Elena Gago que nos envió este texto desde España.
Alberto Romero Tomás, más conocido como Berto, es un humorista español. Sacó este chiste en el programa dominical de Andreu Buenafuente.
Imagen de: «Reynoso en CALOG» by U.S. Embassy Montevideo is licensed under CC PDM 1.0

LOS POLÍTICOS

Un comentario sobre «LOS POLÍTICOS»

  1. Berto es admirable, aparte de elocuente y realista. Ese mensaje a son de chiste, no lo es… Es la verdad… Es una realidad palpable en nuestros países, en donde acudimos a votar como rebaños sin pastor, esperanzados que los politiqueros van a arreglar la situación; la de ellos quizás; la nuestra, al traste. Su manejo del lenguaje es proverbial y certero. Desafortunadamente, mientras en nuestros pueblos no aprendamos a elegir y nos dediquemos simplemente a votar por ese candidato «tan humano» (cada vez que se vienen las elecciones), porque trajo bolsas de víveres, pelotas plásticas o unas cuantas láminas, ese texto seguirá siendo cotidiano. Mi país es tan rico que cada cuatro años hace nuevos millonarios y a pesar que lo saquean, el erario público no se acaba…En mi país somos únicos ya que elegimos a nuestros ladrones y todavía les pagamos porque lleguen a robar. Acá en Guatemala, «los pijijes le disparan a las escopetas». El presidente, en carro blindado, bien custodiado, bien comido, bien vestido, sus hijos (as) estudiando en buen colegio, atendidos en sanatorios caros cuando enferma, con buen pisto… sin gastar nada, pues hasta el calzoncillo le compramos. En tanto, el pueblo padece falta de transporte, inseguridad y violencia, ajustando para comer, sin escuelas o escuelas sin maestros, hospitales sin medicina o en huelga porque no pagan a los empleados, vistiendo de paca, sin plata y haciendo malabares para que lo poco que gana le alcance para fin de mes. O sea, el servidor (presidente, ministros, diputados, altos funcionarios), viven mejor que el patrón que es el pueblo. Y tiene que someterse a sus caprichos. Hay derecho? No. Esto tenemos que cambiarlo…

Responder a Ricardo Ra / Comunicador Social Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.