MANOS TRABAJADORAS

Nos hicimos hombres y mujeres gracias a nuestras manos.

CONTROLSICA CHINA

NARRADORA En la China imperial, los mandarines se dejaban las uñas largas, larguísimas, para mostrar que sus manos nunca habían trabajado.

CHINO Un mandarín no hace labores manuales. Eso es cosa de la gentuza.

CONTROLSICA GRIEGA

NARRADORA Los filósofos griegos entendían que un hombre libre no se rebajaba a trabajar con sus manos. Eso era tarea de mujeres y esclavos. Aristóteles lo explicaba así:

ARISTÓTELES Los trabajos manuales carecen de nobleza y oprimen la inteligencia. El trabajo manual corrompe al hombre porque mezcla el cuerpo material con el alma espiritual.

CONTROLSICA ROMANA

NARRADORA Cicerón y los senadores romanos heredaron de los griegos el desprecio hacia el trabajo manual. La misma palabra “trabajo” viene del latín “tripalium”, tres palos, el yugo en que amarraban y azotaban a los esclavos.

ROMANO Un ciudadano romano no se ensucia las manos trabajando.

CONTROLSICA JUDÍA

NARRADORA En la cultura judía, el trabajo es visto como consecuencia del pecado original.

DIOS Por haber comido del árbol que te prohibí, maldita será la tierra. De ahora en adelante, comerás el pan con el sudor de tu frente.

NARRADORA Los teólogos cristianos entendieron que el trabajo era un penoso castigo por la desobediencia de Adán.

CONTROLSICA ESPAÑOLA

NARRADORA La nobleza española vio la agricultura y el trabajo manual como un oficio vil, tan vil que…

HIDALGO No, no y no. Aunque muera de hambre, no me rebajaré a trabajar. Señora, ¿dónde están los palillos?

NARRADORA Muchos hidalgos arruinados no tenían ni para comer. Pero salían a la calle después de la hora de almuerzo con un palillo escarbándose los dientes para disimular ante los vecinos…

CONTROLSICA NEW AGE

LOCUTOR Qué equivocados estaban los mandarines chinos y los filósofos griegos y los senadores romanos y los teólogos cristianos y los hidalgos españoles. Qué ignorantes.

LOCUTORA Porque fueron las manos las que desarrollaron el cerebro.

LOCUTOR Fue el trabajo manual de nuestros antepasados, fabricando hachas de piedra para cazar y agujas de hueso para coser, lo que permitió la aparición de la inteligencia en la especie humana.

LOCUTORA Primero fueron las manos y luego vinieron las ideas.

LOCUTOR Una palma y cinco dedos: lo más humano de lo humano.

LOCUTORA Mira tus manos, acaricia una con otra. Bésalas. Y recuerda:

LOCUTOR Nos hicimos hombres y mujeres gracias a nuestras manos.

MANOS TRABAJADORAS

Unos pensamientos

  1. El tema se refiere a las manos como potenciadoras del desarrollo del cerebro humano, punto que comparto. Pero el trabajo, como lo concebimos hoy, la explotación del hombre por el hombre, la servidumbre, los trabajos insalubres, denigra al ser humano, y deberían ser abolidos. Y que cada persona usara sus manos e intelecto en la actividad que más le plazca… Recomiendo ver este vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=JBtzWKDR3bs
    Antonio Claramonte, CIPOLLETTI.

  2. Según, Engels en “El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre”, el uso, y por ende, la gradual evolución de la MANO fue el factor desicivo en el traánsito de los antropoides primitivos hasta esto que ahora somos. El trabajo manual es la virtud de los hombre.
    Tona, MEXICO.

  3. ¡Qué bueno este radioclip sobre el trabajo manual, sobre las manos! Y como siempre para la Iglesia todo es pecado. Me explico entonces por qué la mayoría de los pastores, solo viven del altar y nunca ejercen, salvo raras excepciones, un trabajo con sus manos. Pero por la vida opulenta que llevan algunos parece que no las va nada mal. Esto lo hace dudar a uno si no será que es pecado el trabajo manual.
    Josué, MERIDA, VENEZUELA.

  4. Estimados,
    Escucho siempre sus clips y me agradan. En este caso tengo unas observaciones:

    1. el tema se refiere a las manos como potenciadores del desarrollo del cerebro humano; sin embargo los argumentos utilizados se refieren al trabajo y a la visión del trabajo en diferentes momentos histórico-culturales: No hay una coherencia entre los argumentos y la conclusión.
    2. El trabajo, en el libro del Génesis, no es un castigo sino la consecuencia a unos determinados comportamientos.
    3. Más importante que la opinión de algunos teólogos es el magisterio y si leemos la Encíclica Laborem Exsercens del Papa Juan Pablo II veremos no hay ninguna visión negativa respecto al trabajo humano.

    Les saludo cordialmente y espero que estas observaciones resulten útiles.

    Marco Antonio Bellott, TEMUCO, CHILE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.