MÁS QUE UNA EMISORA (3)

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

Un proyecto radiofónico es mucho más que una emisora. Se trata de concebirlo como un centro cultural.

Cualquier radio puede y debe vender publicidad comercial (respetando, como dijimos, un código de ética radial).

Ahora bien, ya sabemos que en nuestros países la televisión se lleva la gran tajada y a las radios, especialmente a las locales y comunitarias, les caen sólo migajas.

También debemos seguir tocando la puerta de las agencias de cooperación internacional. Pero sabemos la fragilidad que muchas veces tienen estos apoyos.

¿Qué otras fuentes tenemos para obtener ingresos? Veamos algunas.

*SERVICIOS SOCIALES*
Cobrar los avisos que ponen los oyentes con tarifas módicas. Se explicará a la audiencia que, igual que paga correo y teléfono, el tiempo de radio cuesta dinero.

*CUMPLEAÑOS*
Felicitar a quienes cumplen años, dedicar un ramillete de canciones al enamorado, complacer con dedicatoria especial a una quinceañera… tiene su costo.

*ALQUILAR EQUIPOS*
Alquilar sus equipos de sonido para animar fiestas familiares o de organizaciones. Un discomóvil puede dar buenas ganancias.

*BAILES*
Organizar bailes con motivo de alguna fecha especial. Además de las entradas, se pueden vender empanadas, cerveza, papas fritas…

*TRANSMISIONES DEPORTIVAS*
Cubrir partidos de fútbol y de otros deportes con sus respectivas cuñas publicitarias.

*TALLERES Y CURSOS*
Ofrecer cursos de locución, talleres de danza, de aeróbicos, de artesanías, de cocina típica, de relajación, de fabricación de velas…

*PELÍCULAS*
Proyectar películas y realizar otros espectáculos en algún salón o auditorio de la emisora.

*CAFETERÍA*
Poner una cafetería en los locales de la radio. Se puede concesionar el negocio quedando un porcentaje para la emisora.

*GRABAR SPOTS*
Grabar cuñas, música y programas de otros grupos, empresas e instituciones.

*CLUB DE OYENTES*
Aportes voluntarios mensuales de amigas y amigos de la radio. Estos participan en rifas, se les felicita en cumpleaños, se les invita en los aniversarios de la radio.

CANJES
Empresas que no aportan en efectivo, pero dan regalos, entradas a espectáculos, boletos, a cambio de cuñas. Estos artículos se pueden rifar o sirven para concursos.

*NEGOCIOS PARALELOS*
Cualquier negocio paralelo que emprenda una emisora nace con una gran ventaja: cuenta con la misma radio para publicitarlo.

Un proyecto radiofónico es mucho más que una emisora. Se trata de concebirlo como un centro cultural donde, además de la radio que es el elemento aglutinante, se desarrollan variadas actividades de esparcimiento, de formación, promocionales, culturales.

Bastantes emisoras locales obtienen más ingresos por este tipo de iniciativas que por la misma publicidad. Experimenten y verán.

bq. * *UNA MENTALIDAD EMPRESARIAL (4)*(enlace)* *MÁS QUE UNA EMISORA (3)*(enlace)* *UN CÓDIGO DE ÉTICA RADIAL (2)*(enlace)* *LIBERTAD DE COMERCIO (1)*(enlace)

MÁS QUE UNA EMISORA (3)

3 comentarios sobre «MÁS QUE UNA EMISORA (3)»

  1. En muchas escuelas hay proyectos de radio o de comunicación, alquilar al Consejo de Educación algún espacio de aire para que los alumnos/as hagan sus pequeñas prácticas. Interesados en realizar programas sobre: música, política, salud etc. Alquilar el espacio por una módica suma.

    Margarita Avila, NEUQUÉN CAP. PROV. DE NEUQUEN, ARGENTINA.

  2. Se me ocurren algunas cosas que podrían funcionar. La más obvia es colgar un sistema de recaudación voluntario, tal como lo hacen algunos productores de software libre; este sistema permite aportar fondos aunque sea en los límites de las posibilidades de aquellos que quisieran aportar. Otra fuente clásica de obtención de fondos se ve comúnmente en grupos de jóvenes implicados en proyectos sociales, es decir, recabar objetos, libros, adornos, etc., propios para «ventas de garage».  Ediciones especiales de radialistas de poesía y literatura en CD posiblemente también podrían funcionar. Un saludo afectuoso y mis mejores deseos.

    Gerardo Luna, CIUDAD DE MÉXICO.

  3. Vender la animasión de los locutores de parte de la radio para cualquier evento, ganando este
    (el locutor) un porcentaje pues el locutor llega a tener sus propios fans y es una buena estrategia para llamar gente. 
    José Angel Tejada, EL SALVADOR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.