MILLAJE POR LECTURAS

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

¿Cómo lograr que el equipo de la radio se aficione a la lectura?

El director reunió a todo el personal de la emisora y les soltó una pregunta inesperada:

-¿Qué libros están leyendo en estos días?

Hubo un pesado silencio. El director volvió a la carga:

-¿Cuáles leyeron la semana pasada… el mes pasado… el año pasado?

El silencio se hizo más espeso entre aquellos locutores y animadoras que se habían vuelto analfabetos funcionales de tanto no leer.

-¿Cómo pueden tener un micrófono en la mano y la mente vacía? Eso es tan peligroso como manejar borracho.

Esta escena podría repetirse en muchas emisoras. Pero no en Radio Trinidad, de Asunción, Paraguay, donde han instalado recientemente el sistema de “millaje por lecturas”.

¿Leíste un libro? Ganas tantos puntos. ¿Leíste un artículo de actualidad, un ensayo, una buena novela, un texto sobre comunicación, un documento de internet? Acumulas tantas millas. Y todo se va registrando.

-¿Pero cómo saber si un locutor leyó lo que dice que leyó?

-Es muy fácil. Basta hacer un par de preguntas sobre el texto y el “juez de lecturas” descubre la trampa. El Consejo Directivo de la radio está informado de los avances que van haciendo los colegas.

También se ganan millas por asistir a una conferencia, por participar en un taller de capacitación, por frecuentar diferentes actividades culturales.

-En una radio no podemos trabajar con cabezas huecas. Necesitamos ejercitar las neuronas. Es el único camino para volvernos más competitivos.

-Pero, Don Arturo, yo leo el periódico todos los días…

-Los deportes del periódico querrás decir.

-Pero yo pongo todo mi entusiasmo en el trabajo…

-No basta, compañerito. La práctica sin teoría es como un asado sin carne. El activismo ya pasó de moda.

-Entonces… ¿por dónde empiezo? Recomiéndeme algo.

-¿Ya leíste “Elogio de la Ceguera” de Saramago? ¿O el artículo de Ramonet sobre el Quinto Poder?

En la segunda planta de Radio Trinidad han ubicado una pequeña biblioteca para que los “lecto-radialistas” tengan a mano libros de periodismo, literatura, historia, ciencias sociales.

-Cuando llega una beca para la radio, no tenemos que discutir a quién se le otorga. La gana quien tenga más millas acumuladas. Cuando invitan a una actividad de representación, igual. Viaja quien lleva la delantera.

El Consejo Directivo de Radio Trinidad está incluso considerando bonificaciones para premiar la autocapacitación del personal.

-Quien quiera azul, que tiña –concluyó el sabio director.

MILLAJE POR LECTURAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.