NI ESTRELLAS NI ESTRELLADOS

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

Dos actitudes igualmente negativas acechan al entrevistador o la entrevistadora.

Preparaste el equipo de grabación, el tema, el cuestionario, el ambiente… ¿Y tú? ¿Te preparaste sicológicamente para la entrevista?

Dos actitudes igualmente negativas acechan al entrevistador o la entrevistadora: sentirse superior o sentirse inferior al entrevistado o la entrevistada. Ambas son antidemocráticas y perjudican notablemente el resultado de la entrevista.

En primer lugar, están los entrevistadores “estrellas”. Hablan más que el entrevistado, lo interrumpen en todo momento, lo apabullan con preguntas interminables y utilizando un lenguaje incomprensible. Piensan que así deslumbrarán al público. Típico de estos vanidosos y fatuas es pasarse el tiempo calificando las palabras del entrevistado (muy bien, así es, exactamente, correcto, anjá).

Malcriadas y petulantes, sus entrevistas más parecen interrogatorios. O divagaciones personales con un entrevistado de pretexto. Ahí están ellas y ellos, los intocables del periodismo, erguidos como Grandes Inquisidores, ubicados más allá del bien y el mal. Tan convencidos están de su alta profesionalidad que, si leyeran estas líneas, no se reconocerían en ellas.

En el otro extremo están los “estrellados”. Los que se sienten menos, las que se achican ante el entrevistado. La timidez radiofónica les suele arrastrar a un tono ceremonioso, afectado, bajando la voz, como si estuvieran junto a un enfermo. Naturalmente, contagian al entrevistado y al poco rato ambos adoptarán el mismo estilo de velorio.

Apocados y achicadas, piensan que una entrevista consiste en abrir el micrófono y dejar que el otro hable hasta que se canse. Dejan baches, se duermen, no saben cortar a tiempo. Apelan a la cortesía debida al entrevistado para ocultar su falta de conducción y su ineptitud para centrar el tema y hacer avanzar una idea.

Ni estrellitas ni estrellados. La relación entrevistador-entrevistado tiene que ser democrática, franca, de igual a igual. ¿No consiste en eso el valor fundamental de la nueva visión de ciudadanía?

NI ESTRELLAS NI ESTRELLADOS

Un comentario sobre «NI ESTRELLAS NI ESTRELLADOS»

  1. Trabajo en una radio comercial en México en el Estado de Sonora, gracias por tantas bondades que me sirven para mejorar mis entrevistas. Tengo 10 años conduciendo noticieros, y la verdad no sé absolutamente nada al respecto. Mis jefes me dicen que lea, que me preparé, ya que mis intervenciones son persuasivas y a veces parciales. Estos temas me han ayudado a reflexionar, deseo ser un entrevistador que mejore la sociedad en que vivimos, necesito su ayuda…tengo mi página de internet y es http://www.elgallinerodelmayo.com, aquí tengo algunas entrevistas que he realizado, deseo de verdad sus comentarios. soy Juan Jaime Verdugo Ramos «El gallo».
    Juan Jaime Verdugo Ramos , NAVOJOA, SONORA, MÉXICO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.