¿QUÉ PASA EN BOLIVIA?

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

Un artículo de Pablo Stefanoni en Nueva Sociedad sobre lo que está sucediendo en este país tras las últimas elecciones.

Bolivia vive una crisis política, en la que el gobierno denuncia golpe y la oposición, fraude. El triunfo de Evo Morales en primera vuelta por un escaso margen dio lugar a masivas protestas opositoras y contramarchas del oficialismo, con enfrentamientos en las calles de distintas ciudades del país.

Las elecciones presidenciales del 20 de octubre sumieron a Bolivia en una crisis política. Ese día, el presidente Evo Morales buscó un cuarto mandato en la contienda más abierta desde su llegada al Palacio Quemado en enero de 2006, con 54% de los votos. Desde entonces, el «primer presidente indígena» triunfó, elección tras elección, con más de 60% de los votos y enormes distancias respecto de sus contrincantes, y conectó como ninguno de sus antecesores con la Bolivia indígena y popular. Pero en esta ocasión la coyuntura era diferente: por primera vez, existía la posibilidad cierta de una segunda vuelta. Para evitarla, Morales debía obtener más de 50% de los votos o 40% con diez puntos de diferencia sobre el segundo.

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO

¿QUÉ PASA EN BOLIVIA?

2 comentarios sobre «¿QUÉ PASA EN BOLIVIA?»

  1. Desde que el presidente Don Evo Morales anunció públicamente su renuncia, llenando su discurso de mentiras y declaraciones falsas, nuestras calles, oficinas, negocios, están siendo invadidos por hombres armados con palos e ira. Es como un acto de venganza, perpetrado por hombres encubiertos en el anonimato que parecen dispuestos a destruirlo todo: saqueos, destrozos, incendios, robos. Es una locura que toda esta violencia contra ciudadanos desarmados, se la esté utilizando para justificar su falso postulado de «golpe de estado». Absoluta mentira, El gobierno cometió delitos de gran calibre: persecución política, enriquecimiento ilícito, incendio de la Amazonía, fraude electoral comprobado, etc, etc, y etc. Cuando se acabe esto podré por fin llorar. Mientras tanto debo estar alerta y unida a mi barrio para protegernos y cuidarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.