RADIOS UNIVERSITARIAS (2)

Este radioclip no tiene audio.

¿Cómo deberían ser las radios universitarias de este siglo? Va nuestra propuesta.

Este 2 de octubre se celebra el Día Mundial de la Radio Universitaria. En el anterior radioclip dimos algunos datos sobre la situación de estas radios en América Latina y El Caribe y dejamos una pregunta en el aire: ¿cómo deberían ser las radios universitarias de este siglo? Va nuestra propuesta.

*Medios “puente”*
La mayoría de las universidades de nuestros países, incluso las públicas, están siempre rodeadas de altas rejas y muros. Dentro está la “academia”. Ese lugar donde se aprende, investiga y se genera el conocimiento. En casi todos estos países es un privilegio poder acceder a sus aulas.

Este conocimiento se queda muchas veces entre esas cuatro paredes. Los alumnos y alumnas que pasan por sus aulas se lo llevan a sus puestos de trabajo y parte de esa sabiduría se refleja en libros o artículos que llegan a leer muy pocos.

Para las ondas de las radios y televisoras universitarias no existen muros ni rejas. Estos medios deben servir para difundir el conocimiento de una manera abierta y masiva, siendo la mejor herramienta para conectar la academia con la sociedad.

Esta función “docente” debe ser desempañada con mucha creatividad. No podemos trasladar los métodos de enseñanza de las aulas a la radio, sería un fracaso. Hay que crear “cátedras alternativas” en las cabinas radiales universitarias.

Para esto es fundamental una estrecha alianza entre docentes y alumnos. Los unos con el conocimiento y la experiencia. Los chicos y las chicas con la frescura, el dinamismo y las nuevas ideas.

Pero por los micrófonos de estas radios también deben hablar los que están por fuera de la Universidad. El puente debe ser de doble vía. Por un lado, para que la academia comparta sus conocimientos con la sociedad. Por el otro, para que la voz de la sociedad también se haga presente en la academia.

Con este cóctel radiofónico será más sencillo ofrecer una programación divertida, actual y educativa, pero sobre todo, divertida. Porque, ¿quién dijo que lo educativo tiene que ser aburrido?

*Innovación atrevida*
Las universidades son también centros de desarrollo y experimentación en ciencia, salud y tecnología. ¿Por qué no serlo de la innovación radiofónica?

Este tipo de radios no tiene la presión por “vender” de los medios comerciales ni están tan enfocados al trabajo con sus comunidades, como los medios comunitarios. Por eso tienen mayor libertad para romper moldes y atreverse a lanzar al aire nuevos formatos, incluso, con el riesgo de que estas propuestas fracasen. Siempre podemos cambiar y comenzar de nuevo.

La universidad debe beneficiarse de la cantidad de alumnas y alumnos, docentes, investigadoras o pasantes que recorren sus pasillos. Conversar con ellos, obtener ideas y llevar todo eso a la cabina de radio. Las universidades se ha caracterizado siempre por estar adelante, por ser varguandistas. Es hora de “vanguardizar” también sus medios de comunicación.

*Cotidianamente Cultural*
Uno de los principales problemas de estos medios, que ya comentamos en el anterior radioclip, fue pensar que sólo debían transmitir “contenidos culturales elitistas”. Muchos de ellos, por esta equivocada concepción de lo cultural, se dedicaron a pasar música clásica o aburridísimos programas de literatura.

No decimos que el arte, la literatura o la música de Beethoven no tengan cabida, pero también deben incluirse las más variadas manifestaciones culturales.

Si por cultura entendemos todos los saberes y expresiones que construimos como sociedad, ¿no tendrían que sonar por estas radios los nuevos ritmos raperos que reclaman un mundo más justo y equitativo? ¿No tendríamos que hacer programas sobre las nuevas tribus urbanas como Emos o Góticos, muchos de los cuales asisten a esas Universidades?

Reflejar la cotidianeidad cultural de nuestros países de seguro interesa a mucha más gente que la música clásica o las lecturas de Shakespeare.

_“Ojalá significa en árabe “que Dios quiera”. Ojalá las radios universitarias se multipliquen en cantidad y calidad en toda América Latina. Y si Dios no quiere, pues que se multipliquen también, que nada mal vendría esa ayuda desde el más allá a la difusión de estas voces necesarias en el más acá”._

_Eduardo Galeano. Mensaje inaugural del primer Encuentro de Radio Universitaria de Latinoamérica y El Caribe: “desde nuestros acentos”, que se realizó del 5 al 7 de octubre de 2011 en México._

*Primera parte*(enlace)

RADIOS UNIVERSITARIAS (2)

Unos pensamientos

  1. Es muy importante e interesante conocer realmente el papel de las Radios Universitarias, muchos han equivocado su papel convirtiéndolas solamente en unidades productoras, las cuales deben responder a un mercado netamente comercial siendo difícil competir en ese sentido; para poder autosolventarse, esperemos que la universidad (UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ) entienda y pueda invertir en ella.

    Rosario Ana Llancari Morales, HUANCAYO- PERÚ.

  2. Muchas gracias, siempre tus producciones y reflexiones contribuyen y animan nuestro trabajo. Las personas que son las responsables del financiamiento, no siempre entienden la comunicación, ni el papel de la radio en la sociedad, sobre todo, la vinculación de la universidad con la comunidad y la diversidad de públicos. A momentos es cuesta arriba lograr los resultados esperados, sin embargo el Consejo de Producción de Radio Universitaria (U. Central del Ecuador), sigue planteándose nuevos caminos. Al momento estamos haciendo un diagnóstico del trabajo realizado en este año y medio, de ahí partiremos para reestructurar el proyecto y plantear estrategias para la comprensión de la comunicación y el papel de una radio universitaria, en el seno del Consejo Universitario. Tenemos mucha esperanza que logremos mejores días para nuestra emisora.

    Ivanova Nieto, QUITO-ECUADOR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.