UNA RADIO LINDA

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

¿Cómo está arreglada, ordenada, decorada, pintada tu emisora?

La ecología, como la caridad, empieza por casa. ¿Quién va a creerse el cuento de que su emisora protege el ambiente si cuando uno entra en ella todo está desordenado, mugriento, patas arriba? Discurseamos sobre el hábitat y no tenemos una maceta ni nada verde en las oficinas de la radio.

Comencemos por la fachada. Bien pintada, con su jardincito si es posible, con el logo de la radio visible. Acogedora por fuera y por dentro. Una decoración tan poco presuntuosa que la más humilde campesina se sienta como en familia. Pero tan limpia y bonita que esa misma campesina quiera copiarla en su casa.

La recepción estará especialmente cuidada. ¿Qué le cuesta poner en una esquina un termo de café para las visitas, unas plantas, unas revistas, un parlante para que escuchen la radio mientras esperan, hasta una elegante dulcera con caramelitos?

La cabina será tan atractiva como la misma programación que se transmite desde ella. Atractiva y juvenil. ¿Afiches, fotografías, stickers? Lo que sea, pero nunca atiborrado ni con los manoseados posters cerveceros de mujeres semidesnudas.

Diseñe los espacios. Arregle los libreros. Esconda el cablerío. Métale colores a los lugares de trabajo. Colores alegres. Renuncie al blanco hospital o al amarillo-patito.

Para el “look” de la emisora confiamos más en el buen gusto de las compañeras que en el de los compañeros. Pero a la hora de colaborar, todos y todas arrimarán el hombro con igual entusiasmo.

Por último, un reto ecológico no tan difícil de lograr: dejen de fumar y declaren su emisora como TERRITORIO LIBRE DE TABACO.

UNA RADIO LINDA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.