¡VIVAN LOS SOCIODRAMAS!

Este radioclip no tiene audio.

Un formato radiofónico tan eficaz como divertido.

Los sociodramas son fáciles de producir y sumamente eficaces trabajar valores ciudadanos. En realidad, este formato se coló en la casa de la radio por la ventana de la educación popular.

¿En qué consiste? Se trata de contar una historia breve de lo que está ocurriendo en el barrio o la comunidad. Y que la cuenten ellos, que la graben los mismos vecinos y vecinas, los pobladores. Los sociodramas se suelen realizar fuera de cabina, en donde vive y trabaja la gente.

Un sociodrama no exige libreto ni mucho ensayo. Entre todos, se escoge una anécdota conflictiva, se distribuyen los personajes, se piensan un poco las escenas… y a grabar se ha dicho. Las cortinas se pueden hacer directamente con algún guitarrista o con alguien que redoble un cajón. Igualmente, los efectos se incorporan sobre la marcha, con los recursos que se tengan a mano. No hay que complicar mucho la realización ni andar repitiendo escenas.

El sociodrama tampoco exige el desenlace de la historia que plantea. Ahí está la principal diferencia con otros formatos dramáticos: en el sociodrama, el final queda abierto. Basta con presentar bien un conflicto y rebotarlo a un debate posterior que puede grabarse en la misma comunidad o hacerse después, vía telefónica, con los oyentes de la emisora.

También podemos grabar sociodramas en la misma emisora, invitando a actuar a los compañeros y compañeras, al chofer, a la técnica, a la recepcionista, al que lleva las cuentas, a todo el personal de la radio. O hacernos amigos de un grupo de teatro del barrio, ofrecerles unas gaseosas, y convidarlos a grabar sociodramas. Su mejor recompensa será poner sus nombres al final, en los créditos.

El sociodrama es un estupendo recurso para dinamizar la programación, para darle frescura. Es participativo, típicamente interactivo. Es fácil de hacer y de enseñar a hacer.

En Radialistas tuvimos hace poco una videoconferencia sobre sociodramas. Participaron Tachi y José Ignacio.

¡VIVAN LOS SOCIODRAMAS!

Un pensamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.