AFINANDO EL OÍDO (1)

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

La radio es sonido. Por eso, es fundamental conocer el oído y distinguir las frecuencias que escuchamos.

Estoy seguro que te acuerdas de la clase de biología donde te explicaron ese maravilloso órgano del cuerpo humano que es el oído.

Gracias a él escuchamos y tenemos equilibrio. La falta del oído, no sólo nos dejaría sordos, sino que además nos pondría en serias dificultades para mantenernos en pie.

Nuestro oído no es de los más desarrollados del mundo animal. Sólo podemos oír unos determinados sonidos, los que se encuentran entre 20 y 20 mil hertzios. Esta partecita del gran espectro electromagnético es lo que conocemos como espectro audible.

Otros animales pueden escuchar por encima (ultrasonidos) o por debajo (infrasonidos) de este rango. Es lo que sucede cuando usamos un silbato para perros, que emite un ultrasonido por encima de los 20 kilohercios, audible para ellos, pero no para los humanos.

Esta magnitud de la que estamos hablando y que se mide en “hertz” se llama frecuencia y se define como el número de veces que se repite una onda en un segundo.

Dependiendo de la frecuencia, clasificamos los sonidos en:

*GRAVES (BAJOS)*
Son frecuencias desde los 20 hasta los 250 Hz.
Escuchar ejemplo 100 Hz

*MEDIOS*
Desde los 250 hasta los 2.000 Hz
Escuchar ejemplo 1.000 Hz

*AGUDOS (ALTOS)*
De los 2.000 hasta los 20.000 Hz.
Escuchar ejemplo 12.000 Hz

Aunque es mentira que el oído pueda escuchar tanto. Con la edad y el maltrato, sobre todo al escuchar música con audífonos a un volumen demasiado alto, el oído pierde sensibilidad, sobre todo, en las frecuencias altas o agudas.

Por ello, el umbral auditivo se sitúa entre los 16 mil o 18 mil hertzios.

Las frecuencias muy graves tampoco se escuchan, pero sí se sienten. Son esas ondas que nos llegan directamente al pecho cuando estamos en un concierto de rock, las sentimos más que oímos.

En la radio trabajamos con sonido. Por eso, es fundamental conocer el oído y distinguir las frecuencias.

De esta manera, sabremos cómo ecualizar bien a la hora de grabar y editar. Pero eso lo dejamos para el próximo radioclip.(enlace). Revisa el resto de la serie*
AFINANDO EL OÍDO 1(enlace)* AFINANDO EL OÍDO 2(enlace)* AFINANDO EL OÍDO 3(enlace)

AFINANDO EL OÍDO (1)

8 comentarios sobre «AFINANDO EL OÍDO (1)»

  1. Qué bueno es capacitarse de esta manera. Gracias a ustedes. No dejen de seguir con su trabajo y como siempre, si en algo podemos ayudar estaremos listos mi equipo y yo.
     
    att: EL BANDIDO DESDE ECUADOR
    El Bandido, ECUADOR.

  2. Buen día Radialistas.

    Es bonito saber que no sólo hacen los audios como medio de formación y culturización, sino que nos ayudan a entender el fenómeno de producción sonora. Este tema en especial no sólo nos ayuda en la parte radiofónica, sino también en la parte musical puesto que uno ve estos efectos como la magia del sonido.

    Eso es todo amigos hasta una próxima oportunidad.

    Andrés, COLOMBIA, BOGOTÁ.

  3. Los porfesionales del sonido y de produccion sabemos que las frecuencias bajas van de 20 a 500 hz y de 500 hz a 2 khz las frecuencias medias, con lo que esrian cometiendo un error con esta capacticacion asi que sugiero que se investigue bien
    Leonardo Buitrón, QUITO, ECUADOR.

    RESPUESTA:

    Hola Leonardo. Pues para cada “profesional del sonido y la producción” hay un criterio diferente, en esto no se puede pontificar.Los datos que aportamos son los más extendidos en todo el material que leemos antes de producir un radioclip y están basados también en nuestras propias pruebas y experiencias. Hay algunos manuales que más que de 250 y 500 toman los 300hz como el valor de corte entre graves y medios. ¿Pero por qué 250 hz?Te cuento que musical,y físicamente, hablando al espectro de audible de frecuencias lo dividimos en octavas. Y generalmente, está aceptado que los graves son las 4 primeras octavas, desde la quinta hasta la séptima son los medios y en adelante, hasta la 11 son los agudos. Aunque escuchamos hasta la 10, ya que la 11 octava es de 16 a 32 Khz y se sale del espectro audible. En base a esto es que se toma la nota LA como patrón internacional de afinación (440 Hz) Además hay infinidad de valores que intervienen en el proceso Psicoacústico que divide las frecuencias, que sería largo de exponer aquí. http://www.eie.fceia.unr.edu.ar/~acustica/audio/psicoacu.pdf Y esto es la física, porque cada oído escucha diferente, ya que está “construido” de diferente manera, por lo tanto es impoible fijal valores exactos pero si parámetros para entendernos. Esta es la física del sonido, que es a lo que nos referimos en el radioclip. Otra cosa, y de eso hablaremos en el próximo manual, es de las frecuencias que toman las consolas para ecualizar. En algunas son los valores que indicas, pero en otras varían enormemente. Te paso algunas páginas por si quieres profundizar, hay mucho más en Internet y te puedo pasar más documentos por mail. http://tecnicaaudiovisual.kinoki.org/sonido/tecnicadelsonido.htmhttp://es.wikipedia.org/wiki/Espectro_audibleY animo al resto de radialistas a contribuir con este debate… ¿se animan? ¡Pues a opinar!AbrazosSantiago.

  4. Gracias Radialistas por su constante preocupación formativa. Lo técnico, periodístico, social y humano ha sido una luz para entender el complejo mundo de la radio.

    Les recomiendo ejemplos de voces graves, medias y agudas, tanto para hombres como mujeres.

    Director del programa de salud mental, EL LABERINTO, porque la comunicación es la salida
    Fabio Andrès Cardona Cifuentes, MANIZALES, COLOMBIA. 

    1. Cheverísimo… Claves sus enseñanzas, las mismas que alimentan toda nuestra producción y con ellos llevamos la magia de la comunicación a nuestra comunidad. Suerte y sigan adelante que desde acá seremos sus discípulos. Gracias por compartir. Mucha suerte…
      Wilson Chicaiza, ECUADOR, COTOPAXI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.