CAPÍTULO 3 – CONCIENCIA LAICA, MENTALIDAD MÁGICA

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

El Estado laico no funciona donde la población no tiene conciencia laica, mente abierta, información. Y la mayoría de la gente, hay que reconocerlo, no ha desarrollado esa actitud crítica, libre, frente a lo que piensa (mejor dicho, a lo que le indujeron a pensar).

Ir al índice(Link) dijeron que la homosexualidad era algo malo, y lo creyeron. Por increíble que parezca, hubo que esperar hasta el 25 de noviembre de 1997 para que la homosexualidad sea despenalizada en el Ecuador. Si unos años antes el gobierno hubiera encuestado a la población, seguramente se mantendría la condena contra las orientaciones sexuales diversas. Los prejuicios siempre juegan a ganadores.

Una conciencia laica parte de la humildad que significa entender que no hay ninguna religión verdadera, mucho menos una religión superior a las demás. Si hoy somos más de 7 mil millones de personas en el planeta, quienes son cristianas en sus diferentes versiones (católicas, protestantes, evangélicas, ortodoxas) representan apenas una tercera parte.

p(separador).

!(center)https://radialistas.net/wp-content/uploads/media/uploads/fotos_clips/curso_laicamente/religiones-en-el-mundo.jpg(alt_text)!

p(pie). Religiones en el mundo, datos del año 2012, por República Científica https://ostiascomopanes.com/

p(separador).

Aceptemos, pues, que cualquier religión es minoritaria, y que quien busca a Dios puede hacerlo por los más variados caminos y encontrar sentido en otros símbolos, en otros ritos, en otras creencias. Entendamos que la idea de Dios no cabe en ningún libro, en la palabra de ningún Papa, en ninguna imagen, en ningún culto. Porque Dios (¿o Diosa?) no es propiedad de ninguna iglesia ni se adscribe a ninguna religión.

La construcción de la conciencia laica requiere previamente ampliar la cultura religiosa de la mayoría de nuestra gente. Ésa es una tarea pendiente en América Latina. En general, las derechas latinoamericanas han manipulado la ignorancia religiosa del pueblo, promoviendo un pensamiento mágico y una naturalización de las injusticias sociales y los abusos del poder, lo que dificulta el desarrollo de la ciudadanía. Pero, también en general, las izquierdas han hecho algo similar, a favor de sus intereses, o no han prestado atención a este desafío.

La cultura laica es tolerancia, compromiso con la riqueza de la diversidad humana. Es escuchar a los otros sabiendo que tenemos identidades, ideas y trayectorias culturales diferentes. Es celebrar el pluralismo de la sociedad y admitir que en todas las religiones hay elementos positivos.

La cultura laica es una crítica al clericalismo político, a la intromisión permanente que han tenido las jerarquías religiosas en la acción del Estado.

Pongamos un ejemplo, tal vez el más patético: el de la pedofilia. La diferencia entre pecado y delito es una de las fronteras que establece la laicidad. Cuando el poder civil y el religioso están mezclados, se asiste a una de las metamorfosis más sorprendentes vistas por la Humanidad: delitos transformados en pecados. Y los pecados los perdona el señor cura. Listo, absuelto el pecador. ¿Y la víctima? Los pecados los perdona el Señor arrepintiéndose desde el fondo de tu corazón en un culto lleno de aleluyas. El violador ya está reconciliado con Dios y tiene su conciencia en paz. ¿Y la víctima? Un Estado Laico garantiza que, lo que es un pecado para algunos, no se convierta en un delito para todos.

No hay que enumerar los cientos, los miles de casos que han salido a la luz en estos años de religiosos y religiosas violadores de niñas y niños, encubiertos por sus obispos, trasladados a otras parroquias para guardar el buen nombre de la institución, a veces bien indemnizadas las víctimas para que callen y olviden. La transmutación de delitos abominables en pecados perdonables es una de las más perversas prácticas de un Estado, el Vaticano, que evitó durante siglos que sus súbditos fueran juzgados por la justicia ordinaria.21

En un Estado laico no puede haber ningún “fuero eclesiástico”. En un Estado laico, un violador de menores, sea quien sea, cura, obispo o cardenal tiene que ir con sus huesos a la cárcel. Si tú cometes un crimen, tienes que pagar por ese crimen. La sangre no se lava con oraciones.

La falta de conciencia laica va de la mano con la mentalidad mágica y milagrera, fomentada por tantas iglesias que se aprovechan de la credulidad de la gente.22

p(separador).

!(center)https://radialistas.net/wp-content/uploads/media/uploads/fotos_clips/curso_laicamente/noche-sanidad-milagros.jpg(alt_text)!

p(pie). Imagen de propaganda milagrera, tomada de http://www.aguilascfc.org/

p(separador).

Les predicaron que todo lo que ocurre, bueno o malo, es “voluntad de Dios”. Les repitieron que las cruces que soportamos en esta vida serán recompensadas en la vida del más allá. Les advirtieron que toda autoridad viene de Dios y es pecado rebelarse contra ella. Que el marido manda y la mujer obedece porque así lo dispuso Dios (un dios que, por cierto, es predicado como varón y prefiere a los varones). Les enseñaron que Dios proveerá en los momentos difíciles. Si te botan del trabajo, la culpa no es del patrón abusivo, sino de la mala suerte. O de algo que hiciste mal y ni lo sabes. Si tienes un accidente, das gracias a Dios que salvaste tu vida y no te preguntas por qué los demás pasajeros murieron. ¿No tenían fe, no era tan hijos e hijas de Dios como tú? La mentalidad mágica no necesita encontrar una causa para explicar un efecto. Las cosas ocurren porque ocurren, porque tenían que ocurrir. Maktub, como dicen los árabes. Estaba escrito.

La mentalidad mágica, la creencia en el destino, provoca una actitud resignada ante la vida y una desmovilización social y política. ¿Para qué luchar si Dios ya sabe los resultados? Las cosas son como son y nadie las puede cambiar.

Lee las siguientes frases de uso bastante cotidiano y dime si te identificas con alguna de ellas:

p(separador).

|={width:550px}. Dios así lo quiso… |
|=. Yo le dejo la justicia a Dios |
|=. Por algo será… |
|=. Dios proveerá |
|=. Todo se paga en esta vida |
|=. Estaba de Dios… |
|=. Lo que está pá ti nadie te lo quita |
|=. Dios sabrá lo que hace |
|=. Lo que ha de ser, será |
|=. En fin, que sea lo que Dios quiera |
|=. Hay que conformarse |
|=. Si naciste pá tamal del cielo te caen las hojas |

p(separador).

Creer en el destino inevitable de los acontecimientos es tan perjudicial como creer en el providencialismo donde Dios es el verdadero protagonista y sujeto de la historia. Hombres y mujeres somos solamente instrumentos en las manos de ese Dios. Lo inexorable del destino no lo podemos cambiar, piensan los providencialistas, pero la voluntad divina tal vez sí. Probemos con rezos, probemos con sacrificios, con promesas… Aquí entran en juego la inmensa mayoría de las religiones y sus mil artilugios para hacer que Dios se pliegue a nuestros deseos. Nos referimos, directamente, a los llamados “milagros”, eventos atribuidos a la intervención divina, que no son explicables por las leyes naturales.

¿Existen los milagros? ¿Han existido? ¿No será, como tantas otras veces, que consideramos prodigioso lo que ignoramos? En el siguiente diálogo, Jesús de Nazaret le explica a la periodista Raquel Pérez el sinsentido de los milagros:

p(separador).


!(center)https://radialistas.net/wp-content/uploads/media/uploads/fotos_clips/curso_laicamente/otrodiosesposible-imagen.jpg(alt_text)!

p(pie). Imagen de la serie Otro Dios es posible. Los puedes ver en https://www.youtube.com

p((.. RAQUEL En la reciente y accidentada rueda de prensa, usted decía que el milagro es compartir. Compartir la comida, los bienes que tenemos, cambiar de vida. Pero la gente busca otros prodigios. A Lourdes, a Fátima, a otros santuarios, los enfermos peregrinan pidiendo curaciones. ¡Y cuántas cruzadas de milagros y sanaciones no se celebran!

JESÚS Como en mi tiempo. Iban a la piscina de Betesda y al Templo de Jerusalén… y rezaban y pedían a Dios que los curara…

RAQUEL ¿Y?

JESÚS Y nada.

RAQUEL Nuestra audiencia se preguntará: Si Dios es bueno… ¿qué le costaría curar a una viejita que le reza y le enciende velas y le suplica que la cure?

JESÚS Tú lo has dicho. Dios es bueno. Y como bueno, tendría que curar a esa viejita y a todos los viejitos que le rezan. ¿No te parece que Dios sería muy injusto si cura a una sí y a noventa y nueve no?

RAQUEL Tal vez esa señora lo merece porque rezaba más que los demás, porque tenía más fe.

JESÚS No, Raquel, la fe no es una moneda para comprar milagros. “Señor, te doy tanta fe a cambio de un par de milagros.”

RAQUEL Entonces, que los cure a todos…

JESÚS Y como nadie quiere enfermar, como nadie quiere morir, Dios tendría que convertirse en médico, y suspender la muerte, y andar curando a todo el mundo todo el tiempo.

RAQUEL Pero podría hacer alguna excepción, no sé, algún trato especial con algunas personas…

JESÚS Dios no tiene preferencias con nadie. Recuerdo cuando se desplomó una torre en Siloé y mató a 18 galileos. Los que se salvaron dijeron: Gracias a Dios que nos salvamos… ¿Y los que se murieron? ¿Eran peores que los que quedaron vivos? ¿No merecían también vivir? No, Dios no tiene preferencias.23

RAQUEL Entonces, ¿por qué murieron esos 18 galileos?

JESÚS Porque les cayó la torre encima. Porque los albañiles habrán fabricado mal la torre. O porque un mal viento la echó abajo.

RAQUEL En cualquiera de los casos, desastre natural o error humano, Dios podría haber impedido que la torre se cayera.

JESÚS Si Dios estuviera corrigiendo el mal trabajo de todos los albañiles del mundo, si Dios se dedicara a cambiar el rumbo de los vientos, a impedir todo lo malo que nos pasa, todo lo que hacemos mal, tendría que ser médico y maestro de albañiles, y ocuparse de las lluvias y de las cosechas, y ser juez para resolver los pleitos… y nosotros no seríamos hombres y mujeres, sino muñecos de barro en sus manos. Muñecos sin alma, sin libertad.

RAQUEL En resumen, usted nos dice que Dios no actúa. Que no cura a nadie, porque tendría que curar a todos. ¿Es así?

JESÚS Así es.

RAQUEL A mí y seguramente a muchos de nuestros oyentes, nos asalta una duda. ¿Para qué sirven, entonces, las oraciones pidiendo salud, pidiendo trabajo o salir bien de un examen? ¿Sirve de algo rezar?

JESÚS Sirve de nada y de mucho. Recuerdo un día aquí en Cafarnaum. La suegra de Pedro se puso muy mal. No había cómo aliviarla, estaban rezando por ella… Yo fui, le di la mano, conversé, le conté chistes, la hice reír…Y ella mejoró. Tanto, que se levantó y hasta nos preparó la cena.

RAQUEL ¿Pero… se curó?

JESÚS Se alivió por unos días. Ya era muy mayor. Murió pronto. Era su tiempo.

RAQUEL Pero si su familia rezaba y usted no hizo el milagro de curarla, ¿para qué nos cuenta esta historia?

JESÚS Para que entiendas que la oración no es para pedir milagros, sino para pedir fuerzas. Dios no cambia las leyes de la naturaleza para hacer milagros. No las va a cambiar por ti, por tus oraciones. Dios es justo, tendría que cambiarlas por todos sus hijos y sus hijas, aunque no recen.

RAQUEL Y si no consigo el milagro, ¿para qué pido fuerzas?

JESÚS Para que levantes la cabeza y dejes de lamentarte. Para ensanchar tu corazón. Para entender que la vida sigue. Todo eso te dará ánimo, tal vez hasta te curará.

RAQUEL ¿Y si no me curo?

JESÚS Si no te curas, no te sentirás sola. Sabrás que Dios está contigo, que te da su mano en la mala hora. Aquella tarde, con la suegra de Pedro, yo fui la mano de Dios para ella. Le di fuerzas para levantarse. Y después, cuando murió, también le di la mano hasta el final. Para eso sirve la oración: para sentirte acompañada, ocurra lo que ocurra.

RAQUEL Mucha gente busca esa energía en amuletos, piedras, estampas, velas, reliquias, escapularios… ¿Qué piensa usted de todo eso?

JESÚS Si eso les ayuda… He visto niñas y niños que sólo logran dormir abrazados a un muñeco.

RAQUEL Entonces, ¿no le pedimos nada a Dios?… Usted le pedía el pan de cada día.

JESÚS Le pedía y salía a buscarlo. Porque no basta rezar. Mi madre me enseñó aquello de “Ayúdate que Dios te ayudará”. Y mi padre siempre nos repetía: “A Dios rogando y con el martillo dando”.24

p.


p(separador).

bq).. PRÁCTICA 3*

Pasa estos programas en tu emisora:
https://radialistas.net/article/31-dios- hace-milagros/
https://radialistas.net/article/32-para- que-sirve- la-oracion/

Y abre los teléfonos para que la audiencia opine y diga si cree en los milagros y por qué.

Investiga sobre las iglesias que han aparecido últimamente en tu barrio o comunidad. ¿Cobran diezmos? ¿Recogen “limosnas”? ¿Son iglesias o negocios?

Por cierto, ¿tú mismo crees en los milagros? ¿Crees en el destino? ¿Estás de acuerdo con los argumentos que dice Jesús?

Comparte tus respuestas en los comentarios de esta página.

p(separador).

Una mente abierta se desarrolla a través de la información, de una conciencia madura que sabe separar a la religión del Estado tanto como a la religión de la ciencia.

Por eso, luchar por la separación institucional y legal del Estado y de la Iglesia es necesario, indispensable. Al mismo tiempo, luchar aún más para construir la conciencia de hombres y mujeres libres de fatalismos y providencialismos. Mujeres y hombres que aprendan a vivir laicamente.

p(separador).


p((.. EFECTO LLANTOS

MUJER – ¡Pobre angelito, se murió!… Pero, en fin, si Dios lo quiso así…

HOMBRE – No, señora, Dios no lo quiso así.

MUJER – ¿Cómo dice usted?

HOMBRE – Que ese niño murió de hambre y el hambre no es cosa de Dios.

MUJER – ¿De quién, entonces?

HOMBRE – De los que acaparan riquezas. No le eche la culpa a Dios por la avaricia de los ricos.

CONTROL GOLPE MUSICAL

LOCUTORA – Estamos en el siglo 21…

LOCUTOR – Ya es tiempo de pasar de una mentalidad mágica

LOCUTORA – … a un pensamiento científico.

p(separador).

p.


p(separador).

p((.. EFECTO VIENTO

AGRICULTOR – La tierra seca, la cosecha muerta… ¿por qué nos castigas, Dios mío, por qué?

MUJER – La sequía no es castigo de Dios, mi amigo. Es cosa de la naturaleza.

AGRICULTOR – Pero la naturaleza la hizo Dios…

MUJER – Y la dañamos nosotros. El calentamiento global no es cosa de Dios, sino de las empresas contaminantes y de los gobiernos irresponsables.

CONTROL GOLPE MUSICAL

LOCUTORA – Estamos en el siglo 21…

LOCUTOR – Ya es tiempo de pasar de una mentalidad mágica

LOCUTORA – … a un pensamiento científico.

p.


p(separador).

A pesar de los avances científicos, la mentalidad mágica no ha retrocedido. Basta ver los canales de los telepredicadores que “fabrican” milagros a ojos de multitudes. El Gran Houdini estaría decepcionado al ver trucos tan simplones que captan la devoción de tanta gente. La devoción y las limosnas. Es difícil creer la enorme cantidad de dinero que se recauda, en costales, durante las asambleas de la Iglesia Universal del Reino de Dios, fundada por Edir Macedo. Apellidados “pare de sufrir”, esa banda de estafadores se han convertido en el mayor negocio religioso de los últimos tiempos. Un negocio multimillonario que no paga impuestos.

Y no hablemos de las “religiones sin dios”, las que anuncian el Secreto (si te alineas con el universo obtienes todo lo que deseas), las cartas de la suerte, los horóscopos, el caballo de Troya, los extraterrestres y sus abducidos, la angelología, la cienciología, las mil tomaduras de pelo que abundan hoy en nuestro mundo.

p(descargar). DESCARGAR CURSO EN PDF

p(separador).

p(titulo2). *REFERENCIAS

21 Cualquiera sabe que la abundante cantidad de religiosos que cometen delitos sexuales tiene relación directa con la absurda ley del celibato. Una ley antinatural que nada tiene que ver con el Evangelio sino con razones económicas (que las herencias queden para la Iglesia y no para las familias del cura).

22 http://www.aguilascfc.org/

23 Lucas 13,1-5

24 Otro Dios es Posible:
https://radialistas.net/article/31-dios-hace-milagros/
https://radialistas.net/article/32-para-que-sirve- la-oracion/

p.

CAPÍTULO 3 – CONCIENCIA LAICA, MENTALIDAD MÁGICA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.