CAPÍTULO 6 – DOMITILA CHUNGARA

NARRADORA A partir de la experiencia con los rehenes gringos, Domitila se entusiasmó con el Comité de Amas de Casa.

NORBERTA Anímese, compañera. Los jueves nos reunimos. Venga al Sindicato.

NARRADORA Ese jueves las señoras habían estado haciendo empanadas de queso.

Y un doctor explicó cómo curar la diarrea infantil.

DOCTOR Hay que darles agua de arroz, agua de canela… Con eso sanan.

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

LOCUTOR DOMITILA

LOCUTORA La rebeldía de las mineras bolivianas.

LOCUTOR Capítulo seis…

LOCUTORA Huelga de pañales

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

NARRADORA Fue la primera reunión con el Comité de Amas de Casa. Domitila regresó feliz…

RENÉ (MOLESTO) Y vos, ¿de dónde vienes vos?

DOMITILA Del Sindicato. Ahora ya sé cuándo las wawas tienen diarrea. Y aprendí a hacer empanadas.

RENÉ ¿Empanadas, verdad…?

NARRADORA Cuando llegó el día de pago, René cobró su sueldo y… desapareció.

EFECTO PORTAZOS

RENÉ (BORRACHO) ¿Con que empanadas, verdad?… Las amas de casa dicen que están revolcándose en el Sindicato con los dirigentes.

DOMITILA ¿Qué te pasa, René?

RENÉ ¿Cuál es tu amante, carajo?… ¡Confesá!

DOMITILA Eso es mentira… Estamos reunidas puras mujeres nomás.

RENÉ Mis amigos han visto, carajo. “Cornudo, cachudo, ¿acaso no te abasteces para tu mujer?”, así me están diciendo… Ya no vas a ir a las amas de casa, ¿entiendes?… ¡Carajo!

.

DOMITILA Deja de carajear. Tu pago… ¿dónde está el pago?

RENÉ ¿Por qué te voy a dar a vos? Yo me lo gano con mi trabajo… Pide a tus amantes del sindicato, hip… ¡Y a mí no me jodas!

CONTROL MÚSICA DRAMÁTICA

NARRADORA Tres meses fue así. René no le daba ni un centavo. Todo se lo bebía.

DOMITILA ¿Con qué voy a comprar comida para las wawas? ¿Con qué voy a cocinar?

RENÉ (BORRACHO) Trae, pues, el sueldo de tus amantes… ¡Toma, para que me respetes!… ¡Perra, arrecha! (LE PEGA, GRITOS)

NARRADORA Ese día, Domitila salió a la calle con sus wawas. Con la pañoleta se tapaba la cara llena de moretones. Y se cruzó con Federico Escóbar, el dirigente…

FEDERICO Señora, ¿por qué ya no viene usted a las reuniones del Comité?

DOMITILA (MUY NERVIOSA) Caballero, yo nunca más voy a ir a esas reuniones… Mi marido me está haciendo muchos problemas…

FEDERICO ¿Qué dice, por qué?

DOMITILA Tres meses ya su pago no me ha dado y me ha dicho que traiga el dinero del sindicato…

FEDERICO Pero usted, hija, ¿acaso no trabaja?

DOMITILA No, caballero, yo no trabajo.

FEDERICO ¿Y qué hace, entonces, en su casa?.. ¿No cocina, no lava, no plancha?

DOMITILA Sí, pero no trabajo, no tengo sueldo…

FEDERICO Tú sí trabajas, pues, hija. Imagínate si te emplearías de cocinera en una casa, tendrías sueldo. Si te emplearías de sirvienta, tendrías sueldo. Si lavarías por docena la ropa para la gente… Ése es tu trabajo. Porque para todo eso el sueldo de tu marido no alcanza. Yo voy a hablar con René… Mira cómo tienes la cara… El no tiene derecho a pegarte.

DOMITILA Ay, no, no, caballero, yo nomás le voy a hablar. Si lo ve a usted, de seguro va a decir que es mi amante…

FEDERICO Está bien, hija. Pero no dejes que te maltrate así… Esos ojos están por reventar ya… ¿Como te va a pegar así?

CONTROL MÚSICA DE DOMITILA

DOMITILA (REBER) Recién empecé a pensar, ¿no ve? Y decidí ser más inteligente. Hacer mi propia huelga.

CONTROL MÚSICA EMOTIVA

NARRADORA Esa tarde, Domitila empezó a preparar la verdura, pero dejando botadas en la mesa las cáscaras de cebolla, de las papas… Los pañales sucios en el suelo… Y cuando llegó René…

RENÉ ¿Qué está pasando en esta casa, carajo?

DOMITILA Tus empleadas no han venido hoy… No ha venido tu lavandera ni tu cocinera… Yo, por compasión, aunque no sé hacer nada, te he cocinado alguito para tus hijos y para ti… Aquí está tu almuerzo…

RENÉ Váyase a la mierda, carajo.

EFECTO PORTAZO

NARRADORA Y así un día y otro… Insultos, palizas… Pero Domitila le seguía diciendo:

DOMITILA Seguro no has pagado su sueldo a tus empleadas. Por eso no están viniendo a limpiar ni a lavar…

NARRADORA Y como los niños no tenían pañales limpios, Domitila agarraba un mantelito, una falda… hasta las cortinas utilizó como pañales…

RENÉ ¡Carajo!

EFECTO PORTAZO

NARRADORA Ya no quedaba nada limpio en la casa. Así que, Domitila agarró las camisas de René como pañales. Su camisa celeste, su dominguera, y con esa le armó un calzoncito a la wawa pequeña… Cuando llegó don René…

RENÉ ¿Dónde está mi camisa?

DOMITILA Como no hay pañales, a tu wawa le he acomodado en su potito…

RENÉ Carajo, desde que has entrado al Sindicato te has echado a perder! … ¡Maldita, andate, salí de aquí, no quiero verte más!… Mañana si te encuentro aquí… ¡con dinamita te voy a hacer volar!

CONTROL MÚSICA DRAMÁTICA

NARRADORA Al día siguiente, Domitila cambió de táctica. Ese día fue a recoger agua y a lavarlo todo, todito. Aseó la casa. Cuando llegó René, vio todo limpio y en su lugar…

DOMITILA Don René, hoy he barrido todo y te he lavado tres docenas de ropa. Las he contado. Tres docenas.

RENÉ ¿Y para qué cuentas?

DOMITILA Como no han venido tus empleadas y yo he hecho todo, me vas a pagar a mí.

RENÉ ¿No me digas?… ¿Eso más habías querido? Es tu obligación, carajo. ¿No eres mi mujer?

DOMITILA Sí, y yo cumplo bien. Para mis hijos y para vos yo hago todo. Pero tú me maltratas. ¿Acaso yo me voy a farrear? Estoy haciendo alcanzar tu sueldo y tú me tratas así.

NARRADORA Domitila puso un cartón cerca de la cama de René con la fecha en que había empezado a lavar y limpiar. Primero de octubre, tantas docenas. No le perdonaba un trapito. A fin de mes, fue al pueblo…

DOMITILA Señora, una preguntita… ¿cuánto pagan por aquí a una cocinera?

MUJER 1 Bueno, unos 50 pesos será.

DOMITILA ¿Y a una sirvienta?

MUJER 1 Póngale otros 50.

DOMITILA Y cuénteme… por lavar una docena de ropa… ¿cuánto pagan?

MUJER 1 La docena está a 20 pesos.

CONTROL CORTINA DE TRANSICIÓN

DOMITILA Don René, ahora tenemos que ajustar las cuentas.

RENÉ ¿Qué cuentas ni qué demonios?

DOMITILA Mi sueldo de cocinera, me debes 50 pesos. De sirvienta, otros 50. He lavado 5 docenas de ropa, 20 por 5… 100 pesos. Y no cuento lo de niñera.

RENÉ ¿De qué me estás hablando, mujer?

DOMITILA Tú ganas 100 pesos al mes en la mina. Yo haciendo todos esos trabajos mi sueldo son 200. Me pagas ahora.

RENÉ Pero, ¡qué cojuda eres!. Si yo gano 100 pesos, ¿cómo diablos te he de pagar 200? Estás loca, Domitila.

DOMITILA Ay, René… Qué cabeza más dura… ¡rumi uma habías sido”… ¿todavía no entiendes?

RENÉ Domitila… Domi… munasqetay… Ya, pues, yo reconozco que he hecho y he dicho macanas… ya no va a ser así. Pero no te vayas más a las amas de casa. No quiero que vayas, no y no.

DOMITILA Ya está bien, René. Yo no voy a ir. Pero tampoco tú vas a farrear. Vienes borracho y nos pegas. Ese es el trato: si tú vas a farrear yo voy donde las amas de casa.

NARRADORA Un mes, dos meses, tres meses… Hasta que un sábado…

EFECTO PUERTA SE ABRE LENTAMENTE

RENÉ (BORRACHO) Pshh… Hip… Yo…

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

NARRADORA Al día siguiente…

RENÉ Domitila… ¿para qué te estás alistando?… ¿a dónde vas a ir?

DOMITILA A las Amas de Casa.

RENÉ ¡Carajo!… ¿Qué he dicho yo?

DOMITILA René, hemos hecho un trato. Tú lo rompiste. Tú te has farreado dos días, entonces me tocan dos reuniones de Amas de Casa.

CONTROL GOLPE MUSICAL

NARRADORA Domitila salió a la reunión con los niños. Ese día hizo tanto frío y nieve que no pudieron regresar a casa. Se quedaron dentro del sindicato esperando unos abrigos.

GEROMA (MEDIA VOZ) Domitila, don René está viniendo.

DOMITILA (MEDIA VOZ) Ajá…

GEROMA ¿Qué le digo?

DOMITILA Hum… A ver, doña Geroma… Dígale… ¡dígale el tema que vamos a tratar el próximo jueves!

RENÉ (2 P) Buenas tardes…

GEROMA Muy buenas, don René… Pase… Pase… ¿Y qué ha pasado con doña Domitila, pues, don René que nos ha fallado varias semanas a la reunión?

RENÉ Ah… es que ella con sus wawas siempre está sonseando y no se da tiempo…

GEROMA ¿Sabe una cosa, don René? En la próxima reunión vamos a hablar de la revolución del 52, ¿no ve?

RENÉ ¿De veras?

GEROMA Sí…

RENÉ Pues yo he participado en Pulacayo contra el regimiento Loa… Yo estuve ahí…

GEROMA ¿En serio? Entonces, don René, ¿por qué no viene usted en persona a hablarnos sobre eso el próximo jueves? ¿Qué le parece?

RENÉ Pues…

GEROMA ¿Quién mejor que usted que ha participado? Venga, anímese…

RENÉ Pues… acepto.

CONTROL MÚSICA DE DOMITILA

DOMITILA Ese jueves yo ni siquiera me estaba recordando que era jueves, que tenía que ir a la reunión. Viene René y me dice:

RENÉ Cuidado que a última hora te estés alistando. Lista me vas a esperar.

DOMITILA ¿Para qué, pues, René?

RENÉ ¿Para qué, pues? Para ir a la reunión de las Amas de Casa, Domitila.

NARRADORA Con gran intuición, Domitila aplicó lo que ahora llamamos economía del cuidado. Supo hacer entender a René el valor económico del trabajo doméstico y su derecho a participar en la vida política de su comunidad.

CONTROL MÚSICA DE DOMITILA

DOMITILA A partir de ahí ya no tuve problemas. Él mismo me acompañaba a las reuniones. Como ven, gané mi huelga. Pura inteligencia de mujer.

LOCUTOR Una producción de la Fundación Rosa Luxemburg y Radialistas Apasionadas y Apasionados.

CAPÍTULO 6 – DOMITILA CHUNGARA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.