CAPÍTULO 7 – DOMITILA CHUNGARA

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

NARRADORA Ezequiel, el padre de Domitila, había pertenecido a una congregación religiosa, los Testigos de Jehová. A él le gustaba predicar la Palabra de Dios a sus vecinos. Y cuando vivían en Pulacayo, reunía en las noches a su familia para leer algún capítulo de la Biblia.

PADRE A ver, hijitas, ¿quieren escuchar lo que está escrito en la carta del apóstol Santiago?

DOMITILA (NIÑA) Sí, papi, contanos… Shuuushta….. Cállense, dejen escuchar.

PADRE A ver, abran los oídos y entiendan bien… La carta dice así: “Si un hermano o una hermana no tienen con qué vestirse ni qué comer, y ustedes les dicen: Que les vaya bien, caliéntense y aliméntense, pero no les dan lo necesario para el cuerpo, ¿de qué sirve eso? Lo mismo pasa con la fe: si no produce obras, muere solita”.

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

LOCUTOR DOMITILA

LOCUTORA La rebeldía de las mineras bolivianas.

LOCUTOR Capítulo siete.

LOCUTORA Por tu lengua habla el diablo.

CONTROL MÚSICA CARACTERÍSTICA

NARRADORA Cuando Domitila llegó a Siglo XX, en sus primeros años de vida con René, fue a buscar el salón de los Testigos de Jehová. El primer día le dieron la bienvenida y le dijeron que iba a alcanzar el paraíso porque leía la Palabra de Dios.

TESTIGO Y si cumples los mandamientos, hermana, vas a salvar tu alma y a toda tu familia.

DOMITILA Así sea, hermano.

TESTIGO Hasta la segunda y la tercera generación vas a tener abundantes bendiciones.

CONTROL MÚSICA RELIGIOSA

NARRADORA Domitila asistía a las asambleas, cumplía con lo que ordenaba la congregación. Hasta que un día…

TESTIGO Hermana Domitila, nos hemos enterado que estás haciendo obras de Satanás.

DOMITILA ¿De Satanás?

TESTIGO Sí. Dicen que estás asistiendo a ese mal llamado Comité de Amas de Casa que han formado los comunistas del Sindicato minero.

DOMITILA No, pues, lo formaron las mismas mujeres cuando…

TESTIGO Lo formó el diablo. Esas reuniones son pecado. ¿Y tú estás participando de ese Comité? ¿Sí o no, hermana?

DOMITILA Sí, yo estoy metida en eso, pero…

TESTIGO Pues muy mal hecho, hermana. Eso está prohibido por nuestros ancianos.

DOMITILA Pero, ¿por qué, hermano Alba?

TESTIGO Porque la verdadera religión no se mezcla con la política. Así que, ya sabes, tienes que escoger: o Dios o ese maldito Comité.

CONTROL MÚSICA DRAMÁTICA

NARRADORA Pero Domitila seguía participando en el Comité…

DOMITILA René, ¿qué piensas? En la congregación me han dicho que el Comité de Amas de Casa es una macana del diablo diciendo.

RENÉ Yo decía antes lo mismo, pero ya he cambiado de opinión.

DOMITILA Las mujeres te hemos hecho cambiar de opinión, ¿no ve?… ¿O ya no te acuerdas?

RENÉ Hasta por ahí nomás… Bueno, ¿y qué problema tienen ellos con que tú vayas al Comité?

DOMITILA Dicen que es cosa de política.

RENÉ Todo es cosa de política, pues

DOMITILA Los tata curas de la radio Pío XII también están en contra… pero yo no veo nada malo en el Comité, al contrario… Federico Escóbar es religioso, es padrino de bautismo de medio campamento…

RENÉ No les hagas caso, Domi. Los curas y los testigos están cortados con la misma tijera.

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

NARRADORA Pero tenía que hacerles caso porque el siguiente fin de semana en el Salón del Reino…

TESTIGO ¡Hermana!… Ya sabemos que estás desobedeciendo y sigues yendo a ese tal Comité.

DOMITILA Sí, hermano, es que …

TESTIGO Serás castigada. Vas a tener un año de reflexión.

DOMITILA No entiendo…

TESTIGO Tú no tienes nada que entender. Solo obedecer. Tienes que venir todos los días de reunión y nadie te dirigirá la palabra. Y tampoco tú puedes hablar con nadie.

DOMITILA ¿Y por qué tengo que estar callada?

TESTIGO Para que reflexiones y te arrepientas. Y si en un año no has corregido tu conducta, entonces serás expulsada de la congregación.

DOMITILA Un momento, un momento, hermano.

TESTIGO ¿Qué más quieres saber? ¿No he hablado claro?

DOMITILA Que yo sepa, Dios dijo que no debemos juzgar a nadie.

TESTIGO ¿Y?

DOMITILA Ustedes me están juzgando a mí. A ustedes solo les preocupa el pequeño grupito que viene a las asambleas. Y no ven cómo vive la mayor parte del pueblo, explotados, mal pagados, de hambre… Eso no les importa a ustedes, ¿no es cierto?

TESTIGO Hermana… Digo, “señora”, no sea insolente.

DOMITILA Déjeme solo poner un ejemplo. Una viuda que tiene hartos hijos y no tiene con qué mantener. Entonces, va a la pulpería y en ahí roba unos panes.

TESTIGO Robar es un gran pecado.

DOMITILA Y después se le enferma uno de los niños y necesita tanto de dinero que, bien desesperada, acepta acostarse con un malatraza para salvar la vida de su hijo.

TESTIGO La prostitución es una abominación a los ojos del Señor.

DOMITILA Y yo te pregunto, hermano, ¿en la otra vida esa viuda no va a poder ver la cara de Dios, estar en el paraíso?

TESTIGO Los fornicarios no heredarán el Reino de Dios. Primera a Corintios, capítulo 6, versículo 9.

CONTROL MÚSICA DRAMÁTICA

NARRADORA Domitila, como siempre hacía, fue a consultar con Ezequiel, su padre, que sabía mucho de Biblia…

DOMITILA Papi, ¿tú qué harías? ¿Condenarías a la viuda que robó pan para dar de comer a sus hijos, que alquiló su cuerpo para salvar a su hijo enfermo?

PADRE No, hija, ¿cómo se te ocurre? Tampoco tata Diosito la condena. Porque la verdadera religión es ayudar al prójimo. Luchar por un mundo sin viudas ni huérfanos que necesiten robar para comer.

CONTROL MÚSICA DE DOMITILA

DOMITILA Me acuerdo en Pulacayo, cuando estaba niña. Mi papá nos repetía

PADRE Hijas, siempre hay que aumentar un plato por si alguien de afuera llega a tocar la puerta diciendo que tiene hambre.

DOMITILA (NIÑA) Papi… ¿y si vienen dos?

PADRE (RIENDO) Hijita, se aumenta un vasito más de agua a la sopa y así comemos todos.

CONTROL MÚSICA DE DOMITILA

NARRADORA El padre de Domitila había sido predicador. Pero nunca ganó dinero con eso. En cambio, en Siglo XX y en Llallagua, los Testigos de Jehová que gobernaban eran bastante ricos, no sufrían miserias como los mineros.

TESTIGO Veamos, hermana Domitila, ¿vienes a arrepentirte?

DOMITILA No, vengo a decirle que la viuda que le hablé no es un cuento, es una vecina mía. Se llama Julia.

TESTIGO ¡Y otra vez con la viuda!… Señora, ya te dije que los fornicarios…

DOMITILA Disculpame, hermano Alba, pero usted vive feliz en esta vida porque nada no te hace falta, no necesitas robar ni prostituirse. Usted irá derechito al cielo, ¿verdad? Y esta viuda que está sufriendo tanto en esta vida, al final Dios le va a decir: “Bueno, yo les avisé que no hagan esas cosas malas. Ahora, váyase al infierno”… ¿Eso le va a decir?

TESTIGO Yo no tengo nada más que explicarte, señora…

DOMITILA Pero yo sí. Tú me quieres dejar sin poder hablar. Porque, según ustedes, el que ha nacido pobre, ¿nunca va a poder alcanzar la gloria de Dios? A mí no me parece justo. Ustedes, que se saben la Biblia de memoria, ¿no recuerdan aquello de que la fe sin obras está muerta? Eso me enseñó mi padre.

TESTIGO ¡Tu padre!… Sabemos quién es tu padre, un agitador comunista.

DOMITILA Límpiate la boca antes de hablar mal de mi padre, carajo. Y escuche: aunque a ustedes les parezca que la ayuda espiritual es la única importante, a mí me parece que hay que empezar con la ayuda material.

TESTIGO Ese Comité de Amas de Casa no es la mayor obra de satanás, sino tú… ¡tú eres la endemoniada!… ¡Por tu lengua habla el diablo!… Señora, las puertas del salón están abiertas…

DOMITILA Claro que me voy. Ustedes no me están botando. Yo me voy con estos pies que me regaló Dios.

CONTROL MÚSICA DE DOMITILA

NARRADORA ¿Y usted se fue, Domitila?

DOMITILA Me largué, María del Carmen, me largué. Después, poco a poco me fui fijando cómo algunos grupos religiosos se ponían al servicio del imperialismo. Porque ellos decían que no debemos meternos en política y ellos, allí en sus templos, hacían política todo el tiempo, hablaban mal del sindicato, repartían folletos donde se veía a los barbudos de Cuba aplastando a la iglesia y a Carlos Marx como un pulpo abrazando al mundo y que había que matarlo.

TESTIGO (REBER) Así que, ya sabes, tienes que escoger: o Dios o ese maldito Comité.

DOMITILA Yo escogí, sí: me quedé en el Comité de Amas de Casa para luchar por los pobres. ¿Acaso Jesús no fue muerto por estar al lado de los pobres? ¿Acaso a Jesús no lo han matado los ricos?

CONTROL MÚSICA EMOTIVA

NARRADORA ¡Las sectas! En el Informe Rockefeller de 1969 y en los documentos de Santa Fe, el Departamento de Estado norteamericano aconsejaba combatir por todos los medios a la teología de la liberación y contrarrestar su influencia con iglesias evangélicas afines a los intereses gringos en la región. El presidente Reagan creó el Instituto sobre Democracia y Religión para financiarlas.

CONTROL MÚSICA EMOTIVA

DOMITILA Desde mi pelea con los Testigos de Jehová, yo no ingresé a ningún otro grupo religioso. Pero no perdí la fe en Dios. Un Dios que camina junto a los mineros, junto a los trabajadores, junto a las mujeres para que las cosas cambien.

LOCUTOR Una producción de la Fundación Rosa Luxemburg y Radialistas Apasionadas y Apasionados.

CAPÍTULO 7 – DOMITILA CHUNGARA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.