CLÍNICAS DE TORTURA

Un gravísimo delito que debe ser denunciado y castigado.

LOCUTOR A continuación, nuestro habitual espacio “El consultorio sexual de la doctora Miralles”.

CONTROL CARACTERÍSTICA CONSULTORIO

DOCTORA Amigas, amigos, ¿cómo va esa vida? ¿Contentas, felices? Pues me alegro. Y también me alegro de estar nuevamente con ustedes para conversar sobre esa maravilla que es el sexo, el placer sexual, una maravilla que, a veces, no la sabemos apreciar porque…

EFECTO TELÉFONO

DOCTORA Veamos quién llama tan rápido… No hemos comenzado el programa todavía y… ¿aló?

CHICA Siento interrumpirla, doctora Miralles, pero es urgente…

DOCTORA No, para nada, ninguna molestia. ¿Con quién tengo el gusto?

CHICA Disculpe que no le dé mi nombre, doctora, porque es un asunto un poco delicado el que le voy a contar.

DOCTORA Pues… pues comienza a contar, a ver si conversando podemos mejorar las cosas.

CHICA Una amiga mía, doctora, es lesbiana.

DOCTORA Ajá… ¿y qué pasó con ella?

CHICA Con ella, nada. Con su mamá.

DOCTORA ¿Qué le pasó a la mamá?

CHICA La mamá es de esas personas super conservadoras, que piensan que la homosexualidad es un pecado, una enfermedad…

DOCTORA Ay, todavía hay gente que tiene esas ideas atrasadas…

CHICA ¿Sabe qué hizo la mamá, doctora? La metió a la fuerza en una clínica de rehabilitación.

DOCTORA ¿Rehabilitación de qué?

CHICA Como la mamá piensa que ser lesbiana es una enfermedad, la internó en esa clínica para que la “curaran”.

DOCTORA Qué ignorancia…

CHICA Pero, ¿sabe usted en qué consiste la “curación”, la rehabilitación que hacen en esa clínica?

DOCTORA No, cuéntame…

CHICA El tratamiento para curar el lesbianismo es meterle un hombre en el cuarto y violar a la chica. Violarla una y cien veces “hasta que le guste” ser violada.

DOCTORA No puedo creer lo que me estás contando…

CHICA Violaciones, baños con agua helada, golpes, burlas, les niegan la comida…

DOCTORA Pero eso no es una clínica sino una sala de tortura…

CHICA Y hay que pagar por esa tortura. La familia de mi amiga pagaba 700 dólares mensuales… para que torturaran a su hija…

DOCTORA Pero, ¿cómo es posible…?

CHICA Y lo peor, doctora, ¿sabe qué es? ¿Sabe quiénes dirigen esa clínica?

Unos hermanos dizque evangélicos… un pastor… hace eso en nombre de Dios.

DOCTORA En nombre del diablo será…

CHICA … porque dicen que Dios condena a los homosexuales…

DOCTORA A quien condena Dios es a esos torturadores… sinvergüenzas… Como te decía, me resulta difícil creer lo que me cuentas…

CHICA Pues créalo, doctora, porque en esas clínicas tienen un montón de chicas, y de chicos también, soportando esos abusos…

DOCTORA Espera, espera… dijiste “clínicas”… ¿es que hay más de una?

CHICA Hay muchas, doctora. Lo que pasa es que no se sabe lo que son porque en la publicidad ponen “Clínica de adicciones”… “Centro de rehabilitación”, o algo así. Entonces, uno piensa que es para rehabilitar drogadictos o alcohólicos…

DOCTORA Y también “rehabilitan” homosexuales… qué canallada…

CHICA Mi amiga logró escapar de ese infierno y ella fue la que me contó. Y por eso yo le cuento a usted.

DOCTORA ¿Y en qué países están ocurriendo esas atrocidades?

CHICA Yo no sé en qué países, doctora, pero me dicen que en varias ciudades de América Latina existen estas clínicas para curar homosexuales…

DOCTORA Amiga, yo te agradezco la denuncia que has hecho. Y a ustedes, padres y madres que me están oyendo, por favor, abran la mente. La homosexualidad no es ninguna enfermedad. Es una orientación tan válida como cualquier otra. Ni se les ocurra enviar a sus hijas o a sus hijos a una clínica de éstas. Más bien, si saben de algún lugar de éstos, denúncienlo a la policía. No se callen. Eso que ha contando la amiga que llamó es un delito gravísimo. Los que dirigen esas clínicas tienen que ir a la cárcel y por muchos años. En fin, hoy nos despedimos con tristeza y con rabia. ¡Hasta la próxima, amigos y amigas!

¿CONOCES ALGUNA DE ESTAS CLÍNICAS O CASOS SEMEJANTES? ¡ESCRÍBENOS Y CUÉNTANOS!

CLÍNICAS DE TORTURA

Unos pensamientos

  1. Eso es lo más aberrante que se le puede ocurrir a alguien, y más aberrante si es un familiar. Los tipos que se prestan para eso son unos verdaderos degenerados y depravados sexuales. ¡Estas clínicas me dan verdadero asco! Los 700 dólares deben darlos a la niñez desamparada y mujeres maltratadas.

    http://www.mujeresenlinea.ekiwi.es

    Claudia V´ssquez, COLOMBIA.

  2. La iglesia es la gran lacra de nuestra sociedad. Está en los comités éticos de todos los hospitales, en las residencias y empresas de “cuidados” a deficientes,ancianos, en los colegios…con el consiguiente peligro de tener en órganos decisorios a una organización criminal como es la iglesia católica. Los ciudadanos estamos indefensos cuando en circunstancias de nuestra vida nos vemos obligados a acudir a estas instituciones. El psiquiatra Manuel Ángel Franco Martín del hospital provincial de Zamora con diagnósticos falsos y tratamientos muy dolosos y con efectos secundarios peores que cualquier enfermedad “construye” enfermos a conveniencia de la basura que gobierna sacyl, con ello consiguen llenar sus fundaciones (como intras) y subvenciones con las que enriquecer su patrimonio y el de sus correligionarios a costa también de las donaciones bien intencionadas de afectados y de las ,no tan bien intencionadas, de los laboratorios farmacéuticos para los que la vergonzosa comunidad médica que padecemos, lleva trabajando desde la época franquista. Los trabajadores que no entran por el aro de sus prácticas son “represaliados” con una contundencia propia de fascismos que creíamos pasados. 

    http://talidomidaporcompasion.blogspot.com/

    http://talidomidapertuti.blogspot.com/

    Dispaciente, ZAMORA, ESPAÑA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.