EL SECRETO DE UN BUEN CUESTIONARIO

Este radioclip no tiene audio.

Aprende a combinar tres tipos de preguntas para salir con éxito en tus entrevistas.

Aunque tengamos muchas horas de vuelo haciendo entrevistas, siempre es bueno preparar un cuestionario antes de abrir el micrófono. ¿Para qué? Para estructurar con cierta lógica los puntos fundamentales sobre los que queremos preguntar.

Ahora bien, ¿cuál es esa lógica? ¿Cómo se ordena un cuestionario?

La respuesta es sencilla: combinando tres tipos de preguntas periodísticas.

Preguntas de ACLARACIÓN

Sirven para conocer más datos sobre el asunto que se está tratando. O para explicar una respuesta difícil del entrevistado. Por ejemplo:
¿Cuántos niños y niñas se han vacunado en esta jornada de salud?
¿Cuáles son las enfermedades más frecuentes en este barrio?

Preguntas de ANÁLISIS

Éstas sirven para comprender mejor la situación, para descubrir las causas de la misma. ¿Por qué las mamás no traen sus niños al dispensario? ¿Qué le parece la atención que brindan los practicantes y las enfermeras? También se utilizan estas preguntas para profundizar algunas respuestas simples.

Preguntas de ACCIÓN

Se emplean para arribar a algunas conclusiones y que los entrevistados hagan propuestas para enfrentar los problemas analizados. ¿Cómo mejorar la salud infantil en esta localidad? ¿Qué proponen ustedes para asegurar una mejor atención médica?

Un buen cuestionario escalona estos tres tipos de preguntas. Comienza con las de aclaración, sigue con las de análisis y termina con las de acción. (Si comienzas por las de acción, si eliminas las de análisis, si mezclas unas y otras, tendrás una ensalada, no una entrevista.)

El cuestionario es como carta de amante: leer y romper. Si nos aparecemos con
un papel, nos pondremos inseguros y, en vez de escuchar al entrevistado,
estaremos pendientes de la pregunta que sigue. El entrevistado también se sentirá
incómodo, como rindiendo examen. Al final, la entrevista sonará fría, acartonada.
El mejor cuestionario se lleva en la cabeza.

EL SECRETO DE UN BUEN CUESTIONARIO

Unos pensamientos

  1. Muchas gracias por compartir estas pautas, realmente, a veces uno por querer quedar bien en las entrevistas y demostrar que se domina el tema hacemos entrevistas, a veces, más difíciles, que luego escuchando la grabación, nos damos cuenta que muy poco respondieron a nuestra pregunta. Pero con estas recomendaciones, ahora espero mejorar mis entrevistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.