LA AVENTURA DE HABLAR

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

La capacidad de improvisación, la fluidez de palabras, depende de una actitud permanente de curiosidad intelectual.

En el clip anterior(enlace) mencionamos los cuatro niveles de lectura que debe dominar un buen locutor, una buena locutora.

Pero no basta con saber leer con soltura un libreto. Necesitamos aprender a improvisar, a soltar la lengua. A correr la aventura de hablar sin papeles.

Improvisar no es decir lo primero que me venga a la boca. La improvisación exige incluso más preparación que la redacción de un texto. Supone investigar, hacer un esquema de ideas, tener los materiales a punto, estar en forma. Una vez listos, como deportistas bien entrenados, echamos a volar nuestras palabras vivas desde la antena radiante hasta el oído del receptor. Mejor dicho, nos estamos refiriendo a una improvisación responsable.

La capacidad de improvisación, la fluidez de palabras, depende de una actitud permanente de curiosidad intelectual, de observar el mundo para conocerlo, de interesarnos en los demás, de charlar sobre los más variados temas. A hablar se aprende hablando.

Y leyendo. El vicio propio de la profesión locutoril son los libros, las revistas, los periódicos… Sin mucha lectura será difícil improvisar sobre ningún tema. El locutor y la animadora se parecerán a pozos secos de donde no brota ninguna opinión ni pensamiento propio.

¿Cómo ejercitarnos en la improvisación? Una buena técnica consiste en escribir varios temas en papelitos y meterlos en una gorra. Pueden ser temas complejos (las leyes migratorias) o más cotidianos (la música pop). Uno a uno, una a una, los colegas van sacando un papelito. Tienen 3 minutos para pensar lo que van a decir y deben hablar un minuto sobre ese tema. Al final de cada mini charla, el grupo evaluará:

* ¿Dijo algo interesante? ¿Dio muchos rodeos?
* ¿La entrada fue atractiva? ¿Y la salida?
* ¿Usó muletillas? ¿Se le notaba inseguro, achicada?
* ¿El lenguaje fue ingenioso? ¿Quedó alguna idea clara?
* ¿Qué puntaje le daría del 1 al 10?

Esta práctica y otras muchas se pueden hacer en un contexto festivo. Quien conduzca el grupo no debe presentarse como el “profesor” de una escuelita. Más bien, creando un clima de confianza y de sana emulación, los compañeros y compañeras de la emisora irán mostrando sus habilidades oratorias y, sobre todo, irán sintiendo la imperiosa necesidad de leer más para hablar mejor. La urgencia de saber y conocer sobre los más variados temas para poder abrir el micrófono con la seguridad de quien siempre tiene algo novedoso que compartir con la audiencia.

LA AVENTURA DE HABLAR

7 comentarios sobre «LA AVENTURA DE HABLAR»

  1. Soy de Venezuela y estoy interesado en formar un club de oratoria para niños y adultos con la finalidad de organizar un concurso de oratoria. Me gustaría recibir de ustedes como podría iniciarlo para que sea un éxito. Gracias

    Elvidio Valero, MARACAY DE VENEZUELA.

  2. Definitivamente todos los que estamos en este ambiente de los medios de comunicación debemos tener siempre presente el buen hábito de la lectura, para poder cada día hacer mejores programas de radio y ser mejores comunicadores, nuevamente los felicito por esta excelente página. GRACIAS POR EXISTIR
    Ruben Manent, BEJUMA-VENEZUELA.

  3. Hola amig@s! Excelente, como siempre, la capacitación. Me permito agregar, respetuosamente, algunos conceptos a modo de comentario:
    – No debería el locutor o conductor de radio, temer hablar no solo desde si mismo, sino también de si mismo. Acercan a la audiencia ciertos comentarios realizados a partir de la intimidad personal, administrados con responsabilidad. Por ejemplo: «…hoy, cuando salí de la cama, estaba con mal humor. Me dormí pensando en el mediático entredicho del rey Juan Carlos y el presidente Chavez. Tengo que confesar que al principio me había parecido desubicada la interrupción de Hugo Chavez, pero luego entendí (y se me abrió un mundo), que hay motivos mas que suficientes para interrumpir al rey y en su persona a los intereses que representa… cuando entendí, me avergoncé de mi primera impresión…» etc. Desde la «humanización» de los propios conflictos, se pueden transmitir conceptos y líneas de pensamiento que al ser compartidas con el oyente producen una comunidad que se construye pensando juntos.
    – Respecto a hablar, es importante profundizar en el valor de la palabra. No hay palabras gratis. Las personas estamos construidas con palabras (soft); el cuerpo, las neuronas, las dendritas y hasta la sinapsis son hard. Cuando hablamos, lo hacemos consciente o inconscientemente desde nuestra construcción, así que nos revelamos al otro. Este aspecto tiene su alteridad que es la escucha. Tan importante es hablar como escuchar, particularmente a la hora de realizar entrevistas. Aún antes, escucharse a si mismo. Recordar el viejo «habla para que te conozcamos». Disponer de un mayor caudal de palabras, ayuda -y mucho- a construirnos mas y mejor y, a mi criterio, el mejor proveedor de palabras es el libro. En los medios masivos de comunicación actual, la palabra esta reducida a un formato predeterminado y adictivo, que detiene el crecimiento.
    En fin… es largo y ya me fui de extenso. Gracias por estar ahí. Afectuosamente:
    Roberto Daniel León

  4. Gracias amigos radialistas apasionados y apasionadas por el material que recibo a diario en mi correo.
    Todos los programas, micro programas, spots son difundidos en la radio donde trabajo, lo cual constituye una gran ayuda para nuestros oyentes.
    Qué Dios los bendiga a todos ustedes !!!
    Fraternalmente reciban un sibersaludo, con el deseo de que pasen una feliz navidad y un próspero año nuevo 2 008.
    Hasta siempre..
    Raúl Terrones Llanos, CHOTA–PERÚ.

  5. Hola gente Radialista. Con respecto al tema de la improvisación, debo mandarles flores frescas de mi ciudad de Loja (Ecuador), he quedado fascinado por la capacitación en
    esta materia, la verdad que en radio como en ningún otro medio la improvisación es lo que cuenta. Felicitaciones, cordialmente.
    Franco Angamarca Sisalima

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.