LAS GALLINAS DE LEE Y CAUSBY

Dos granjeros estadounidenses se proclamaron dueños del cielo.

EFECTO AEROPLANO ANTIGUO

LOCUTORA Era el 17 de septiembre de 1903. En una playa de Carolina del Norte, Estados Unidos, Orville y Wilbur Wright volaron el primer aeroplano…

EFECTO AEROPLANO ANTIGUO

LOCUTOR Aquella aventura duró apenas un minuto y medio. Pero los inventores, los hermanos Wright, demostraron que los seres humanos podíamos caminar, correr, nadar… ¡y también volar como los pájaros!

EFECTO APLAUSOS MULTITUD

LOCUTORA En el mundo entero hubo una explosión de euforia ante la nueva tecnología. Se abría una etapa grandiosa para la humanidad.

CONTROL MÚSICA DE ÉPOCA ALEGRE

LOCUTOR Pero nunca falta un pelo en la sopa…

LOCUTORA Porque en aquella época, a inicios del siglo 20, cuando los hermanos Wright inventaron el aeroplano, había leyes estadounidenses bastante curiosas.

LOCUTOR Por ejemplo, la ley decía que el propietario de un terreno era también dueño de todo lo que tenía debajo de sus pies y también del aire que tenía sobre su cabeza.

GRANJERO ¡Como debe ser!… Los derechos sobre la tierra llegan hasta los cielos.

EFECTO AVIONES

LOCUTORA Y sucedió que los nuevos aeroplanos comenzaron a cruzar los cielos.

LOCUTOR Y pasaban por encima de muchas granjas.

EFECTO GALLINERO

LOCUTORA Y las gallinas de los granjeros se asustaban con aquel ruido…

GRANJERO ¡Miércoles!… ¡Malditos aviones!… Me están alborotando el gallinero…

LOCUTOR En 1945, Thomas Lee y Tinie Causby, dos granjeros de Carolina del Norte, presentaron una denuncia contra los aviones.

EFECTO MAZO JUEZ

JUEZ ¡Silencio!… Que hablen los denunciantes…

GRANJERO Se nos están muriendo las gallinas, Señor Juez. El maldito ruido de esos malditos aeroplanos no las deja dormir.

JUEZ Pero míster Causby, comprenda que…

GRANJERO No comprendo nada. Las tierras son nuestras y el aire también.

JUEZ Entonces…

GRANJERO Estonces, esos malditos aeroplanos no pueden cruzar sobre nuestras tierras sin permiso. ¿Qué dice la ley? Que tenemos derechos reservados sobre el aire.

JUEZ Mire, míster Causby, y usted, míster Lee… En efecto, así dice la ley. Pero esa ley ya se ha vuelto obsoleta en el mundo moderno.

GRANJERO La ley es la ley, señor Juez.

JUEZ Y los aeroplanos son los aeroplanos, míster Causby. El aire es una autopista abierta, pública, libre. De lo contrario, cualquier vuelo tendría que pagar miles de peajes y regalías a todos los granjeros de la tierra. Es cuestión de sentido común.

EFECTO MAZO JUEZ Y MURMULLOS

LOCUTORA Hoy, en pleno siglo 21, hay gente que ha perdido el sentido común y pretende cobrar derechos parecidos a los que reclamaban los granjeros Causby y Lee.

LOCUTOR Ahora no sobre el espacio aéreo, sino sobre los espacios culturales.

VOCES Está prohibido copiar música, está prohibido copiar libros, está prohibido copiar películas, está prohibido copiar… prohibido copiar… prohibido copiar…

LOCUTORA Con mentalidad de gallina, pretenden cobrar derechos de autor y ponerle “copyright” a la cultura…

POLICÍA ¡Acompáñeme, jovencito!…

JOVEN Pero yo…

POLICÍA ¡Usted va preso por andar bajando música de internet!

LOCUTORA Copiar no es un delito.

LOCUTOR Es un derecho cultural.

LOCUTORA La cultura tiene que ser como los aeroplanos, libre y universal.

LOCUTOR Compartir por internet libros, discos, películas, música…

LOCUTORA … no es ningún delito.

LOCUTOR Intercambiar archivos, enlazar páginas de internet, no es ningún delito.

LOCUTORA Al contrario, es un acto de generosidad intelectual.

LOCUTOR Las sociedades de autores y editores, las empresas dedicadas a lucrar con la llamada propiedad intelectual, mercenarios de la cultura, tienen los días contados.

LOCUTOR Como aquellos granjeros miopes, Lee y Causby, que no entendieron el mundo en que vivían.

*¿ESTÁS DE ACUERDO CON LA CULTURA LIBRE… O CON CAUSBY Y LEE?*

BIBLIOGRAFÍA
Lawrence Lessig, Por una cultura libre, 2004. Este libro tiene una licencia Creative Commons. Traducción de Antonio Córdoba.

LAS GALLINAS DE LEE Y CAUSBY

7 comentarios sobre «LAS GALLINAS DE LEE Y CAUSBY»

  1. Una vez, mientras manteníamos una larga conversación con unos amigos, escuchamos una canción interpretada por Julio Jaramillo. Nos preguntábamos porque Charlie Saa interpretaba esa misma canción que J.J. ya había puesto su sello personal. Sin quererlo abordamos el tema de la propiedad intelectual. Al final de la discusión, no sabíamos con exactitud quien compuso ese tema en particular y sabíamos que no fue Julio Jaramillo. Lo que los artistas desean es su obra trascienda. Los más preocupados por la democratización de la cultura son las grandes cadenas de música, las galerías de arte, no los compositores ni autores. Saquémonos la venda de los ojos.

    Hugo Dávila, QUITO, ECUADOR.

  2. Qué maravillosa capacidad y compromiso de todo el equipo de Radialistas, de proponerse cuestionar y confrontar aquellas ideas, procedimientos y normas que tienen un trasfondo de control y de poder económico.

    Las ideas no tienen propietarios ni dueños, recuerdo una parte de una historia de un libro de Gioconda Belli, en donde sus amigos se robaron un libro de una biblioteca porque ellos pensaban que las ideas, la educación y la cultura es de todas y todos y no solo de quienes pueden comprarla. Hasta en esos espacios las élites quieren dominarlo todo.

    Recientemente en un informe académico parafrasee una artículo académico de un abogado de alto nivel, lo hice sin intención y no dije que era una idea mía y olvide poner en el pie de página la cita. Porque ese es otro rollo no sabemos que es ilegal y lo que es peor aún en países como el nuestro Nicaragua el sistema universitario tiene serías deficiencias al dotarnos del conocimiento de técnicas de redacción incluyendo el como citar a los autores.

    Y mi docente se molesto me dijo que lo que había hecho era gravisimo y era causal de expulsión, le explique mis razones y creo los comprendió. Pero me sentí muy mal.

    Gracias por compartir su trabajo con todas y todos.

    Abrazos desde Nicaragua

  3. Lo interesante a mi (un gringo viviendo en la USA) es que cada vez el asunto de la “propiedad intelectual” es mencionado por los medios, es siempre «en la defensa de los obreros» de películas. Mientras tanto, las grandes corporaciones que manejan los medios acá están haciendo todo en su poder a reducir costos laborales mediante eliminar trabajos americanos. Por Ejemplo: Cuando haciendo películas en Los Ángeles, California resultó muy cara; ellos trasladaron producciones a Vancouver, Columbia Británica. O cuando se convierta demasiado caro a grabar musica en Neuva York; ellos empezaron hacer discos en Japón. Entonces, a cada vuelta los medios gigantes siempre buscan modos a eliminar trabajos acá. Pero ellos necesitan darnos la culpa a la gente que presta su propios discos (CDs y DVDs) de vez en cuando a los vecinos sin renta. Es la mas cínica cosa que yo he vivido en mi vida. Yo creo (en mi opinión humilde) que “propiedad intelectual” es simplemente un escudo para esconder mal comportamiento corporativo y para proteger un monopolio antiguo y obsoleto.

    Bob Daniels, WEBSTER, NY (USA).

  4. Totalmente de acuerdo y también estoy en contra de que los escritos, audios o vídeos que una persona dejó con mensajes para dar ideas positivas a los demás con la petición de que se hicieran copias y se regalaran, y que se pusieran en internet, una vez fallecido, su familia tenga potestad legal para impedir que se cumpla la voluntad de su familiar y pueda impedir que se hagan copias o se pongan en internet como el fallecido quería y pidió públicamente incluso en los vídeos.

    Miguel Jiménez, PALMA DE MALLORCA ESPAÑA.

  5. Es cierto que todo que beneficia al ser humano en general debe ser derechos inherentes y colectivos para evitar el fomento de la privatización de muchos derechos humanos y por eso hay muchos marginados del desarrollo y son muy pocos gozan de privilegios, pero esto se debe a un sistema discriminatorio.

    Pablo Yax Vásquez, TOTONICAPÁN, GUATEMALA.

  6. Es evidente que detrás de las Sociedades de Autores como la española prima la cuestión monetaria sobre la intelectual. El dinero y no el fomento de la cultura es, y ha sido, su prioridad, con el consentimiento de un Congreso de los Diputados apabullado por la «intelectualidad oficial española» (incluso -para decepción personal- de la más honrosa izquierda intelectual)

    Juan Gálvez Pino, LA RAMBLA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.