¿QUÉ SON LOS MEDIOS PÚBLICOS? (1)

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

Ni propagandista, ni elitista, ni dependiente únicamente de fondos estatales…

PERIODISTA Señora, ¿qué es un medio de servicio público?

MUJER Servicios públicos no hay por acá… Pero pida permiso en alguna cafetería.

Este periodista de la nueva radio pública del Ecuador no lograba que su entrevistada entendiera el concepto de un medio de comunicación público.

Igual que en Ecuador, en la mayoría de los países de América Latina y el Caribe casi no hay experiencias de medios públicos. Ni siquiera el nombre resulta familiar. Y es lógico que así sea. Por acá copiamos el modelo comercial norteamericano y se nos hizo creer que los medios de comunicación deben ser empresas privadas. Empresas con fines de lucro.

Tanto se desconoce, que se confunde un medio público con un medio gubernamental. Es decir, una radio o una televisora para hacerle propaganda al gobierno de turno.

Otra confusión grave es creer que estos medios deben ser “culturales”. Pero entendiendo la cultura de la forma más tradicional. La primera radio pública del Ecuador tocaba música clásica todo el día para “culturizar” a su escasa audiencia… ¡Como si la música nacional o la música latinoamericana o la música juvenil no fuera tan culta como cualquier otra! El resultado era una radio pública sin público.

Una tercera confusión respecto a los medios públicos es que éstos no pasan ni deben pasar publicidad. Que deben contentarse con lo que el Estado les asigna. ¿Quién dijo, quién ordenó esto? Si algo tenemos que asegurar en los medios públicos es su independencia de controles comerciales o políticos, como establece el código de la BBC. Y esta independencia difícilmente se logra sin contar con ingresos propios.

Ya que mencionamos a la BBC, este medio público nos da un buen ejemplo de lo que significa independencia editorial. Esta independencia se puso a prueba cuando la guerra de Irak. El entonces presidente de la BBC, Gavyn Davies, se enfrentó con el gobierno de Tony Blair, cómplice de Bush, que había falseado las pruebas de las famosas armas de destrucción masiva. Tony Blair quiso doblegar la línea de no intervención de la BBC y estrangularla económicamente. No le fue posible porque la cadena, aunque recibe fondos del Parlamento Británico, se financia en mayor medida con los 168 euros que pagan cada año los hogares ingleses por hacer uso de sus televisores. La independencia política es indisociable de la económica.

Ni propagandista, ni elitista, ni dependiente únicamente de fondos estatales. ¿Cuál es, entonces, la esencia de un medio público?

Veamos lo que ha estado pasando en España en estos meses. Ha nacido sin previo aviso un medio público en la Puerta del Sol, en Madrid. Una multitudinaria emisora sin antenas con 50 repetidoras en 50 ciudades provinciales. Miles de jóvenes, y no tan jóvenes, se han dado cita en la plaza central de la capital española para debatir, para hacer escuchar sus voces, para demostrar su cabreo contra unos políticos que no les representan y contra unos banqueros que les han estafado. Y este medio público se coordina a través de las redes sociales, de infinidad de corresponsalías espontáneas que informan y dan las primicias con mayor rapidez y efectividad que cualquier periodista de El País o El Mundo.

Creo que no hay mejor símbolo para definir lo que puede y debe ser una radio pública, una televisión pública, que esta rebelión de la digna juventud española. Y por digna, indignada.

En los siguientes clips conoceremos las tres características fundamentales definen a un medio de comunicación público. Y mientras tanto, que siga la indignación en España, en Wall Street, en Grecia, en los países árabes…

*Revisa Medios públicos 2*(Medios públicos 2)

¿QUÉ SON LOS MEDIOS PÚBLICOS? (1)

10 comentarios sobre «¿QUÉ SON LOS MEDIOS PÚBLICOS? (1)»

  1. Cierto, acá en México las emisoras públicas y hasta las privadas, en los tiempos oficiales, que están obligadas a proporcionar; en su mayoría sirven para promocionar la imagen del gobernante, así como los «logros» del gobierno, claro esta con su correspondiente cintilla de «prohibido su uso para fines electorales, etc» pero la pregunta es ¿fines de quién? Definitivamente necesitamos democracia a todos niveles. Saludos a todos los radialistas.

    Nicanor Martínez, CAMPECHE, MÉXICO.

  2. Excelente trabajo y clarificación de los términos. Ojalá en América Latina se pudiera hablar de Medios públicos, sabiendo que los medios son monopolios políticos y económicos de las clases dirigentes.

    Olga Lucía Gutiérrez Romero, BOGOTÁ, COLOMBIA.

  3. Es lamentable meter a todos en una bolsa, me da impresión que la ciudadanía en general vive odiando al estado gracias a los medios de comunicación. Entre Estado y sociedad hay un divorcio y es inaceptable seguir viviendo con aquello si nuestras democracias no son tolerantes y sobre todo si en la educación no compartimos principios políticos de ciudadanía porque los profesores viven para hacer odiar a los jóvenes y las nuevas generaciones y encima los MEDIOS DE COMUNICACIÓN se convierten en instrumentos no de ideología sino DE ODIALOGÍA AL ESTADO. Es verdad que para tener la libertad de expresión se necesita 30 o 50 mil dólares y tienes tu libertad de expresión a través de una radio y así nació, creció la libertad de expresión que tenemos …con que moral cuestionamos a los medios públicos si somos nosotros los responsables en cadena desde la educación hasta lo que somos hoy. Gracias.

    Ivan Contreras , BOLIVIA.

  4. Lamentablemente en nuestro país, los medios públicos se han convertido en voceros gubernamentales, escenarios de propaganda política. en el fondo se manoseo el concepto de medios públicos  y se usurpó  el derecho de la ciudadanía. ¿qué podemos hacer frente a este secuestro?, tal vez crear «radio calle» como en España, proponer que los colectivos sociales se tomen las plazas y parques para debatir, para expresar, que es lo que nos hace falta y desenmascarar la farsa del poder de un gobierno que utilizando a los ciudadanos y  muchos símbolos y signos,  anula  su participación con claros objetivos de derecha desarrollista.

    Myriam

  5. Solo una opinión y corrección. El modelo norteamericano si incluye radios y televisión públicos. Lo único malo es que eso no se proyecta y se desconoce. Es verdad que hay grandes empresas de medios en Estados Unidos, y tal vez esa es la tristeza que estos medios son los más conocidos afuera, porque son los que tienen mayor poder económico. Pero no es menos cierto, que hay excelentes canales, radios y programas públicos, que como dice este reportaje se financian con dinero que asigna el estado, con fondos propios y con donaciones de los radios escuchas que es lo más importante.

    Esto nos demuestra, que en este mundo con internet, no hay que creer en lo que dice un medio, si no hay que buscar, e investigar y leer diferentes puntos de vistas y tendencias, para nosotros conocer más y crear nuestros propios criterios.

    Karol , BOSTON.

  6. Entonces también sería interesante que radialistas apasionados de una fórmula para que un medio privado se mantenga y no tenga fines de lucro. Seamos equilibrados no. La página muy buena cuando comenzó pero de un tiempo a esta parte muy política la veo.

    Sergio Abundanchea, LA PAZ, BOLIVIA.

  7. Puede ser que los ciudadanos no sepamos el concepto de Medios Públicos, pero deja mucho que pensar cuando ni la gente que trabaja en ellos lo tiene muy claro o se hacen los desentendidos. El gobierno aprovecha ese bache comunicacional, teórico si cabe el caso y perdemos una oportunidad única de tener verdaderos medios de comunicación pública tan necesarios para estar informados y poder informar.

    William Guzmán, GUAYAQUIL.

  8. Excelente trabajo. Para nosotros los simples mortales nos ayuda a ver las cosas de manera diferente y a ser más críticos.

    Víctor Ascencio, SAN SALVADOR, EL SALVADOR.

  9. Verdaderamente interesante y hermoso este artículo de la radio pública. En mi país les llaman comunitarias o alternativas.

    Oscar Ramos, YARACUY, VENEZUELA.

  10. Qué oportuno que Radialistas provoque reflexiones en torno a los medios públicos. Formé parte de un medio público y entiendo las complejidades que adentro toca afrontar. Sin embargo, nada justifica que un medio público termine siendo «gubernamental», dando tratamientos informativos favorables al poder de turno parapetados en la consabida frase de que «fue el gobierno quien los creo». Les felicito.

    Carlos Flores, QUITO, ECUADOR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.