¿QUÉ DIJO JESUCRISTO SOBRE EL ABORTO?

¡Escucha esta entrevista exclusiva de Emisoras Latinas!

RAQUEL En una de las verdes colinas que rodean Nazaret, continuamos con Jesucristo, quien gentilmente nos viene concediendo declaraciones exclusivas que captan el interés de nuestros oyentes, y muy especialmente, y valga la expresión, de nuestras oyentas.

JESÚS Es que las mujeres siempre tienen los oídos más abiertos para el Reino de Dios, Raquel.

RAQUEL Lo supongo enterado de la insistencia con que autoridades de las iglesias cristianas, las que lo siguen a usted, condenan el aborto y mandan a los infiernos a las mujeres que interrumpen sus embarazos. ¿Quisiera hablar hoy de eso con nosotros?

JESÚS Sí, ¿por qué no?

RAQUEL Preparándome para esta entrevista, he estado hojeando la Biblia al derecho y al revés y no encuentro lo que usted dijo sobre el aborto. ¿Me podría indicar en qué página está?

JESÚS En ninguna. Yo nunca hablé sobre el aborto.

RAQUEL ¿Nunca?

JESÚS Nunca. En este caso quien busca no encontrará.

RAQUEL ¿Y cómo se explica que tratándose de un tema tan trascendente usted no dijera nada?

JESÚS ¿Y qué iba yo a decir del embarazo o del aborto? Los hombres no nos embarazamos. ¿Qué sabemos nosotros de esas cosas?

RAQUEL Eso es verdad, pero…

JESÚS En Nazaret, eran las parteras las que sabían. Ellas asistían a las mujeres cuando les llegaba su hora. Y también sabían cómo terminar un mal embarazo.

RAQUEL ¿Y qué era un mal embarazo en aquel tiempo?

JESÚS Bueno, el de una mujer enferma y sin fuerzas. O el de una mujer pobre y con un racimo de hijos. También había muchachas que quedaban preñadas por hombres abusadores. En las aldeas del norte, los soldados romanos forzaban a las mujeres, hasta a las niñas. Un buen embarazo siempre era una bendición de Dios. Pero ante un mal embarazo, había que pensar qué hacer.

RAQUEL ¿Le preguntaban al sacerdote qué hacer?

JESÚS No. Ni a los sacerdotes, que vivían en Jerusalén, ni a los rabinos, que estaban más cerca en las sinagogas. Como te digo, los hombres no nos metíamos en eso. ¿Cómo nos íbamos a meter, si no sabíamos nada? Las parteras decidían.

RAQUEL ¿Y cómo hacían?

JESÚS Usaban yerbas. No había medicinas como las que me dicen que hay ahora. Las yerbas eran remedios para todas las dolencias. Las parteras conocían el hinojo, la ruda silvestre, el ajenjo… Conocían la medida para cada padecimiento… Con yerbas abortaban las mujeres. Aquellas parteras eran sabias. Algunas entraron en nuestro movimiento.

RAQUEL Le confieso que estoy desconcertada. Entonces, el aborto ¿no era pecado?

JESÚS ¿Por qué pecado, Raquel? Las parteras le rezaban a Dios cuando asistían a las mujeres en los partos y lo alababan cuando la criatura nacía sana. También le rezaban cuando ayudaban a terminar un mal embarazo. Y le agradecían si todo salía bien. Ellas pedían a Dios que guiara sus manos… Eran mujeres de mucha fe.

RAQUEL ¿Escucha los teléfonos, Jesucristo? Todo lo que usted nos ha dicho resulta en extremo novedoso y hasta escandaloso. Oiga cuántas llamadas… Ya se armó la polémica. Desde ahora hasta nuestra próxima entrevista, los teléfonos no pararán de sonar… Recuerden que también trasmitimos por Internet. www.emisoraslatinas.net ¿Seguiremos hablando del aborto, Jesucristo?

JESÚS Claro que sí, Raquel, seguiremos hablando de la vida.

BIBLIOGRAFÍA
María y José Ignacio López Vigil, Otro Dios es Posible,
www.emisoraslatinas.net

¿QUÉ DIJO JESUCRISTO SOBRE EL ABORTO?

36 comentarios sobre «¿QUÉ DIJO JESUCRISTO SOBRE EL ABORTO?»

  1. Hoy me dijo el hijo de un Pastor que Jesus nunca hablo de aborto y de Homoxesualismo, y me dio tanta verguenza escuchar esto, Jesus el verdo encarnado, Jesus la Palabra de Dios. Jesus es la Palabra, Jesus es el Vervo, La bibli habla de No matar , abortar es matar uy punto.La carta a los Romanos dice; Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza,

    27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.

    28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; No nejamos el dolor y la desesperacion que estas mujerres pudieran estar pasando pero No podemos cambiar la Palabra de Dios el Carcter moral de Dios es el Misno ayer hoy y siempre, . bendiciones

  2. Esto es una vergüenza. Dios se apiade de los creadores de semejante barbaridad.
    Y si por alguna real casualidad no se habla del aborto es porque en época de Biblia y palabra de Dios no se veía semejante soltura sobre tal tema, ni se pensaba en hacer semejante atrocidad. El aborto es matar, interrumpir el crecimiento o evolución de un «embrión» (como les gusta decir para sentirse mejores consigo mismas) de cualquiera sea la especie, es matar. ¿Interrupción de qué si no es de vida?
    Por favor, decidan lo que quieran, pero no intenten cambiar lo que les indica su pensar sobre el tema, eso no las desliga de nada.
    Justamente la mujer es la única que posee semejante don, semejante milagro, ¡el de dar/crear vida! desde ellas, ¡cuanta envidia! ¿y sin embargo acusan al «patriarcado» de privarles de tal derecho?. Deberían luchar en defensa de sus hijos, en si un hombre les quiere obligar a abortar.. Eso sería tan atroz como lo que quieren promover.

    1. Hola Federico, hay varias falacias que me gustaría aclarar:

      * Abortos ha habido siempre, ahora y en todos los tiempos abarcados en la biblia.

      * Culpar a las mujeres de los abortos es ignorar la situación de desesperación que se encuentran las mujeres que abortan. Nadie aborta feliz.

      * El «patriarcado», como lo llamas, ¿sabes lo que es? Es la manera en la que está organizada la sociedad de modo que el humano universal, ese al que nos referimos cada vez que hablamos de humanidad, de ciudadanía, de persona, es el hombre heterosexual. A partir de ahí se establece toda una escala de valores: hombre fuerte / mujer débil; hombre público / mujer hogareña; hombre produce / mujer reproduce. Esto tiene sus orígenes desde que las mujeres con capacidad de reproducir eran intercambiadas entre tribus como si fueran premios y tiene consecuencias hasta el día de hoy. Por ejemplo, que se piense que las mujeres no estamos en nuestros cabales cuando tomamos decisiones sobre nuestro cuerpo.

      * Que las mujeres tengamos la capacidad de reproducir es un hecho biológico sobre el cual se han construido una serie de mitos que no tienen ninguna base científica: que es un milagro, que es nuestra misión, que tenemos un instinto innato, etc. Entonces, negar la maternidad (porque no queremos ser madres o porque abortamos) es un desafío al rol que se nos asigna desde que nacemos, y que se acentúa a medida que crecemos: cuando nos regalan muñecas, cuando no nos dejan jugar al fútbol, cuando nos mandan a colegios de mujeres y nos enseñan
      tareas del hogar, cuando nos preguntan todo el tiempo cuándo nos vamos a casar, etc.

      * ¿Por qué toda la responsabilidad de la reproducción cae sobre nosotras? Más aún cuando tampoco tenemos acceso a educación sexual y/o a métodos anticonceptivos. ¿Por qué nosotras somos las que tenemos que cuidarnos y vivir la sexualidad desde el miedo? ¿Acaso los hombres son los únicos que tienen derecho al placer? Pareciera que sí.

      * Los «embriones», como nos gusta llamarlos a nosotras y a la ciencia, no tienen el sistema nervioso desarrollado en las primeras semanas. No
      es en sí un ser humano viable sin el cuerpo que lo está gestando. No es lo mismo vida, como categoría biológica, que persona, como categoría
      político filosófica.

      * ¿Cómo haces para luchar cuando sos víctima de violencia, cuando toda la sociedad te dice que eres una asesina, cuando el padre se larga y te deja a cargo de toda la familia, cuando el salario que recibes es menor que el de tus compañeros hombres? No sé en qué mundo vives tu, pero en el que vivimos nosotras esas son las realidades que enfrentamos día a día. Entonces, antes de juzgar tan ligeramente te
      recomendamos informarte. Habla con las mujeres de tu entorno para quienes, estoy segura, estas situaciones no les son ajenas.

      Saludos.

    2. Señor el nombre científico es «embrión» y las mujeres acceden también acceden a los libros ¿No lo sabía?

      Las mujeres no acusan al patriarcado de privarles tal derecho a «dar vida» Los machos religiosos patriarcales, por el contrario afirman que es para lo único que existen

      ¿Usted también?…

      Veamos que dice Santo Tomás de Aquino: «La mujer es un defecto de la naturaleza, una especie de hombrecillo defectuoso y mutilado. Si nacen mujeres se debe a un defecto del esperma o a los vientos húmedos. Sólo es necesaria para la reproducción».

      Aquí San Agustín de Hipona.. «Es Eva, la tentadora, de quien debemos cuidarnos en toda mujer… No alcanzo a ver qué utilidad puede servir la mujer para el hombre, si se excluye la función de concebir niños.

      Debe dar por seguro que la mujer decidirá lo que quiera y también todas se apiadarán de usted-

  3. Pero q sin vergüenzas…como manchan el nombre de Jesús con estas barbaridades y lo mas triste de todo es que hay personas q creen en las sandeses que publican en este sitio.no se dejen engañar busquen de Dios y la única manera de escuchar la voz de cristo es a través de las santas escrituras.
    Gaby Silverstone bs as argentina

    1. Precisamente, Gaby, en las santas escrituras no hay una sola palabra que condene el aborto. Ni una. (El «no mataraś» no se aplica a embriones ni fetos, solo era un mandamiento para «varones adultos israelitas y heterosexuales). Ni siquiera Pablo que hacía listas de pecados y pecadores menciona el aborto. Si el aborto es el pecado más abominable como dicen las provida… ¡que extraño olvido!

      José Ignacio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.