UNA OPORTUNIDAD PERDIDA

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

La cúpula de la Iglesia Católica demostró, una vez más, que no tiene voluntad de luchar contra la pederastia y las violaciones en el seno de su organización.

 

El Papa Francisco, ese que venía a reformar la Iglesia, se quedó a medio camino. Luego del escándalo que generó el haber defendido a los curas abusadores chilenos, Francisco comenzó a tomar algunas medidas esperanzadoras: aceptó la renuncia a todos los Obispos de Chile y convocó a una Cumbre vaticana para tratar el problema de los abusos y agresiones sexuales dentro de la Iglesia.  ¡Finalmente la Iglesia católica asumía un problema que venía escondiendo bajo la alfombra hacía años!

Pues luego de tres días de Cumbre el resultado ha sido muy distinto del que esperaban las víctimas y la sociedad en su conjunto. No sólo no se han comprometido a publicar los nombres de los agresores o los expedientes de los casos que tienen documentados (¡los que han quedado sin destruir!), sino que no han escuchado a las víctimas, ni han tomado medidas concretas para prevenir futuras agresiones. Tampoco se ha hablado de indemnizar a las miles de víctimas. En cambio, la Cumbre nos dejó frases del Papa para el olvido: que quienes denuncian a la iglesia son amigos del diablo, -incluso que los abusos son «obra del demonio» exculpando así a los agresores-, que el feminismo no es más que machismo con faldas, que los abusos a menores son un problema de toda la sociedad. Claro, se le olvidó que la Iglesia católica es la organización con más pederastas contratados en el mundo. Un detalle.

Que el Papa «progre», el que venía modernizar la Iglesia, vomite frases medievales nos da cuenta de lo conservadora que es esta Iglesia. Una Iglesia que no comulga con el mensaje de Jesús, amigo de los niños y las niñas, de las mujeres, de los enfermos, de los pobres, de los homosexuales, de los relegados, de los distintos.  Esta, sin duda, es una Iglesia que Jesús hubiera denunciado y combatido.

Compartimos algunas notas sobre la Cumbre vaticana para debatir en nuestras emisoras:

UNA OPORTUNIDAD PERDIDA

5 comentarios sobre «UNA OPORTUNIDAD PERDIDA»

  1. LA BIBLIA no prohibe QUE LOS SACERDOTES SE CASEN, lo ha hecho cierto papa hace tiempo inmemorial para que la iglesia se quedase a la muerte de los sacerdotes, con sus propiedades. Pero el sacerdote (cura, padre, como le queramos llamar) no es un Dios, es hombre, y mientras no surga un papa derogando la arbirtrariedad de prohibir a los sacerdotes de la iglesia Católica, tener mujer y crear su propia familia, como hacen el resto de las religiones cristianas que se apartaron de la Catolica, el daño va a existir el problema. El unico que puede solucionarlo., no con sanciones, sino derogando tan atroz deber del sacerdocio. Eso hace que quienes tienen vocacion de predicar la palabra, escojan otras iglesias para hacerlo, y la Católica tenga sacerdotes de avanzada edad en su mayoria.

  2. Sin duda, la gran ramera del apocalipsis, y en efecto el lider de este poder religioso bajo las sombras prepara la nueva iglesia mundial: El ecumenismo.

  3. Los abusos sexuales cometidos por sacerdotes, obispos y cardenales, contra niños y niñas en todo el mundo, tienen siglos de existencia, lo que pasa es que cada vez más las víctimas van perdiendo el miedo a denunciar.

  4. Los cueros y los vestidos viejos de los que hablaba el maestro de Nazaret siguen dominando y adornando la institución eclesial. No hemos podido renovarnos por dentro. Y es muy delicado. O cambiamos, o nos cambian, nos botan a cajón de san Alejo y con todo el derecho…
    Pero, ¿qué se podía esperar de esta cumbre si algunos de los obispos que se reunieron para combatir la pederastia tienen rabo de paja?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.