CUANDO ALGO FALLA (2)

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

La mejor fórmula para encontrar las fallas en los equipos técnicos es convertirte en detective.

Ver anterior radioclip aquí(enlace) a cumplir estrictamente con los consejos técnicos(enlace) para el cuidado de nuestros equipos, no estamos libres de que algo suceda y que un equipo falle.

Es el momento de echar mano a nuestra lupa, disfrazarnos de detectives y aplicar la Teoría del Seguimiento para buscar averías.

Consiste en perseguir la falla siguiendo el camino de la señal, desde su origen hasta su final, haciéndote preguntas deductivas que te permitan encontrar el problema.

Es como cuando te pones a regar el jardín y deja de salir agua. Lo primero que haces es cerciorarte de que el grifo está abierto, que le llega agua, y vas siguiendo la manguera para ver dónde se rompió o en qué lugar se le hizo un nudo que no deja pasar el agua.

Supongamos que estás en los controles mientras la locutora lee las noticias. De repente, la señal se cae. ¡No hay audio, estamos fuera! —exclamas. Miras el sintonizador de radio y está prendido, pero no se escucha nada. Comencemos nuestra labor detectivesca desde el inicio. En este caso, desde la voz de la locutora.

Sus palabras entran por el micrófono. Por lo tanto, lo primero que debemos asegurar es que el audio es captado por el micrófono y llega a la consola. Le pedimos que hable y nos cercioramos de que los vúmetros de la consola se mueven. Si es así, es que está llegando señal. Si en vez de la locutora es el lector de CD o la computadora, haremos la misma prueba.

Una vez confirmado que la fuente de sonido está llegando a la consola, nos hacemos la siguiente pregunta: ¿a dónde se dirige el audio desde la consola? Por lo general, lo llevamos al procesador de sonido y de ahí al radioenlace para enviarlo a la planta de transmisiones. Fíjate en los medidores de señal de ambos equipos. Si se mueven, es que el audio está llegando. En caso contrario, revisa los cables y conectores. Habrás descubierto el problema.

Si el radioenlace transmisor recibe señal de la consola correctamente, necesitas subir a la planta. Allí se encuentra el radioenlace receptor con una salida de audífonos a través de la cual puedes asegurar que llega el audio desde los estudios. Lo siguiente es ver si el transmisor está prendido. A veces, por exceso de temperatura, se pueden autoproteger y apagarse.

Siguiendo “el camino de la señal” es seguro que encuentres la falla. Quizás no sepas resolverla pero, al menos, sabrás cuál es el problema y llamarás al técnico apropiado.

Si tienes suerte y el equipo está en garantía, no intentes repararlo. Llévalo directamente a donde lo compraste. Cualquier manipulación interna anula la garantía. Antes de ir al Servicio Técnico, ten claras las respuestas a estas preguntas que sin duda te harán:

¿Qué le ocurrió al equipo, cuándo y por cuánto tiempo? ¿Qué es lo que estabas haciendo cuando se presentó la falla (diles la verdad)? Si tiene pantalla, ¿salió algún código o mensaje de error?

Para ayudarte en tus labores detectivescas, encontrarás un cuadro de averías comunes con las posibles causas y soluciones en el Manual para Radialistas Analfatécnicos.(enlace) Te recomendamos que hagas uno igual para tu emisora o estudio y anotes en él las fallas que vayan sucediendo. La próxima vez que ocurra un imprevisto te será más fácil recordar el problema y saber cómo lo solucionaste.

Ver anterior radioclip aquí(enlace) class=“bibliografia”> BIBLIOGRAFÍA

Manual para Radialistas Analfatécnicos, de Santiago García Gago. Una producción de Radialistas.net y UNESCO.

CUANDO ALGO FALLA (2)