HACERLE EL JUEGO A LA DERECHA

Este radioclip no tiene audio.

La semana pasada mandamos este texto sobre la situación en Nicaragua. No es el primero ni será el último. Hemos recibido varios comentarios, muchos de ellos con fuertes acusaciones. Por ejemplo, de habernos “volteado”, de “vendernos al imperio” o de “hacerle el juego a la derecha”.

Desde que nacimos en 2001 hemos animado a las radios comunitarias a ejercer una comunicación seria, apegada a la realidad, que busca la verdad. Hemos afirmado que como comunicadoras y comunicadores no podemos ser neutrales. Que debemos ponernos al lado del pueblo oprimido, de quienes sufren injusticias. Por eso, si no levantáramos la voz por lo que sucede en Nicaragua estaríamos traicionando nuestros principios.

Conocemos de primera mano lo que allí ocurre, lo vimos con nuestros propios ojos. También estuvimos en Nicaragua cuando el sandinismo derrotó a la dictadura de Somoza. Nada tiene que ver la valentía de aquellas mujeres y hombres revolucionarios con el actual terrorismo de Estado de la familia Ortega-Murillo.

Lo curioso es que, la mayoría de las cartas que recriminan nuestro “cambio de bando” no llegan desde Nicaragua sino desde Venezuela. Y las leemos mientras vemos llegar a miles de venezolanas y venezolanos a Ecuador, donde residimos, y al resto de países cercanos. Gente humilde que tiene que huir de su país por falta de comida y medicinas. Y nos lo dijeron ellos y mucha gente querida con la que hablamos en Venezuela, no los medios del imperio. ¿Es posible que todo lo que sucede en ese país sea por culpa de la injerencia extranjera? Analistas como Edgardo Lander, muy cercanos a la revolución venezolana, piensan que no.

Silenciar la situación que está sufriendo hoy Nicaragua, y también Venezuela, eso sí es “hacerle el juego a la derecha”. Un medio comunitario no debería callar las injusticias de un gobierno sólo porque se autodenomina revolucionario o de izquierda. Si se equivoca, debemos denunciarlo. Por décadas hemos criticado a los medios privados por ser parciales y sesgados, al tiempo que proclamábamos que Otra Comunicación es Posible. ¿No es momento ahora de demostrarlo?

RADIALISTAS rechaza a los gobiernos neoliberales, como los de Macri y Temer, que buscan desmontar los logros de la última década y provocar el caos. RADIALISTAS apuesta por verdaderas revoluciones que transformen nuevamente nuestro continente, como en los primeros años del Sandinismo y de la revolución bolivariana del Comandante Chávez.

¿Discrepar nos convierte en disidentes? ¿Debemos renunciar a nuestro sentido crítico? En RADIALISTAS pensamos que no, aunque eso nos cueste más cartas y bajas de suscriptores.

“Sin un debate libre de opiniones, la vida política muere y solo queda la burocracia. ¿Eso es el socialismo?”, le preguntó Rosa Luxemburgo a Lenin.

Y tú, ¿qué opinas?

VENEZUELA: EL FRACASO DEL PROCESO BOLIVARIANO

HACERLE EL JUEGO A LA DERECHA

Unos pensamientos

  1. “Ah mundo!” dicen los nativos del estado Lara en Venezuela, cuando algo los sorprende y/o resulta inverosimil. Esta expresión viene al caso en relación a la posición absolutamente beligerante asumida por quienes dirigen “Radialistas Apasionadas(os) en torno a la problemática de Nicaragua y ahora de Venezuela. Decían las abuelas “no aclare porque oscurece”, cuando tratabamos de explicar lo inexplicable y creo que en eso anda una institución hasta hace muy poco consecuente y respetable. Quiero atribuir esa oscurana a la terrible desinformación generada por la “guerra mediática” que con singular inquina se ha volcado sobre las naciones del continente que optaron por transitar caminos de dignidad, autonomía, independencia y soberanía, frente al sempiterno dictamen del hegemón del norte. Esto porque asentar posiciones a partir de trabajos del Dr. Lander, relativos a Venezuela publicados en la página WEB “Aporrea”, muestra la debilidad informativa, toda vez que el analista hace mucho tiempo que “saltó la talanquera” e hizo pública su opción por la candidatura de Henrique Capriles Radonsky en las elecciones de 2012 que ganó, una vez más, el Presidente Chávez y la página, ha sido señalada en no pocas ocasiones de algunos extraños nexos con la central de inteligencia norteamericana. Quisiera, confiando en que sea posible aún, recomendarles la lectura de los manuales preparados para el gobierno norteamericano y la CIA en específico, por el asesor Gene Sharp, Director del Instituto de Investigaciones Albert Einstein de Boston, fallecido meses atrás, relativos al golpe blando y las guerras de nueva generación o guerras no convencionales, en los cuales se explayan todas las modalidades de hostigamiento y desestabilización puestas en práctica en Venezuela y ahora en Nicaragua, las cuales seguramente serán trasladadas al calco a naciones como Bolivia y El Salvador, a las cuales los voceros de la casa blanca han aludido con intensidad en los últimos días.
    En Venezuela se han ejecutado, desde el triunfo de la Revolución Bolivariana de 1998 y aún antes, todos esos tipos de guerra ya probados por aparte en diversas naciones como Chile, Libia, Ucrania y Siria. Así, se generó el golpe de estado del 11 de abril de 2002, derrotado por el pueblo en la calle, que inspiró el libro “Golpe de Radio” de José Ignacio López Vigil. Igualmente, la declaración de rebelión de más de 90 generales, felizmente sin tropa, en la Plaza Altamira de Caracas; lo mismo el paro sabotaje petrolero de diciembre-febrero 2002-2003, que costó al país más de 20 mil millones de dólares en pérdidas, así como las “guarimbas” de 2004, 2007, 2013, 2014 y 2017, con sus macabros festines de muerte en medio de alusiones mediáticas a protestas ciudadanas pacíficas de “jóvenes libertarios” reprimidas salvajemente por el “rrregimen”. Una guerra económica feroz asentada en un ataque inclemente contra la moneda nacional mediante la creación de referentes cambiarios ilegítimos aupados por los medios de comunicación hasta lograr su credibilidad; una brutal acción de acaparamiento causante de un desabastecimiento sin precedentes y un alza de precios en conexión directa con la destrucción de la moneda, que terminaron creando un espantoso fenómeno inflacionario, situación esta que crearía, conforme a sus deseos diabólicos, un terrible escenario de frustración y descreimiento y culminaría con un estallido social y una guerra civil que justificaría la “intervención humanitaria”. En lo ideológico-mediático se lanzó una campaña de desvalorización del país exacerbando sus deficiencias, desvirtuando sus bondades y bellezas, mostrándolo como atrasado, primitivo y fallido, haciendo burla de los logros del pueblo y su revolución, aupando el desarraigo, quebrando el amor a la patria, estimulando que los jóvenes denostaran de su tierra, que se fueran del país sin rumbo y así, lograr una macabra puesta en escena del “Flautista de Hamelin” productora de un éxodo inexplicable y epidémico, el cual ahora pretenden aprovechar para justificar una intervención extranjera por razones humanitarias, que les permitirá volverle a poner sus manos a las riquezas de la nación. Felizmente, la pretensión fue un fracaso dada la falsedad de las ofertas y promesas, además de los contantes ataques y afrentas xenófobos sufridos por los paisanos en los paraísos a full color, razón por la cual el gobierno bolivariano ha activado la operación “Vuelta a la Patria” para traer a los connacionales. Por cierto mientras escribo, está llegando al país un avión procedente de Ecuador con más de un centenar de venezolanos que regresan a su tierra después de la fallida experiencia migratoria. Igualmente, ridiculizaron la campaña de alfabetización que llevó el analfabetismo a Cero (0%), despreciaron las misiones de educación y salud que expandieron el acceso a servicios tan anhelados, denostaron de la Gran Misión Vivienda que ha entregado en seis (6) años 2 millones 200 mil viviendas y espera cumplir la meta de 5 millones en 2020; intentaron desmembrar el estado nacional mediante un magnicidio frustrado en el que asesinarían a todo el alto gobierno con el uso de drones cargados de explosivos el pasado 4 de agosto; y para mayor desgracia, ahora los voceros del gobierno norteamericano junto a los países cipayos del continente pretenden venir a salvarnos con una acción humanitaria que ni necesitamos ni deseamos, con el único fin de repartirse los enormes reservorios de riquezas que tiene nuestro país. Si quieren tener una imagen de lo diabólico del plan que se cierne sobre nuestras naciones, atisben simplemente hacia la costa norte colombiana escenario actual de las operaciones militares conjuntas de los ejércitos de los países aliados al hegemón, llamadas Unitas promovidas por el gobierno norteamericano, Israel y la OTAN! por primera vez en este continente de paz. Ellas tendrán como escenario privilegiado la península de La Guajira, compartida por Venezuela y Colombia, además ha requerido la movilización de los ejércitos de Colombia, Brasil y Guyana a la frontera con Venezuela, así como la activación de las 8 bases militares norteamericanas en tierras colombianas y la base de Curazao, frente al Caribe venezolano.
    Para cerrar, les recomiendo leer el documento “Venezuela Freedom-2” emitido el 25 de febrero de 2016 por el Almirante Kurt W. Tidd, Comandante en Jefe del Comando Sur del Ejército Norteamericano, con competencia para Centro y Sur de América y el Caribe, para que sepan qué se planificó y ha ocurrido en Venezuela hasta ahora, qué ha comenzado a ocurrir en Nicaragua y qué, seguramente, ocurrirá en otras naciones que no aceptan el sometimiento a los dictámenes del imperio.
    Por supuesto que no se trata de obviar, justo es señalarlo, los errores, algunos muy graves, en la conducción del gobierno revolucionario, tanto durante la gestión del Presidente Chávez como la de Nicolás Maduro, que va para su segundo período después darle una paliza electoral a la oposición el pasado 20 de mayo.
    Con mi mayor estima desde esta Venezuela hermosa, hospitalaria y asediada.
    Gustavo Villamizar Durán

  2. Es lamentable q se quiera tildar de terroristas mediáticos a los Radialistas, mis disculpas por la gente ignorante q no valora ejercer la libertad de expresión.
    Soy defensora de derechos desde siempre en Nicaragua.
    hace tres años, como parte de la organización de mujeres contra la violencia OYANKA – Jalapa Nueva Segovia, Nicaragua, gestionamos una radio comunitaria a servicio de la educación, Radio VOZ DE MUJER, logro salir al aire pero por su participación interactiva con la población demandante de servicios como derechos ciudadanos (salud, infraestructura, medicina, educación, etc), fuimos victimas del gobierno de ortega y nos cerraron arbitrariamente nuestra Radio.
    Es por eso que somos victimas de persecución y hoy mismo estoy fuera de mi país por protección.
    La violación a nuestros derechos a sido una constante por parte del dictador ortega, la libertad de expresión a sido uno de los derechos mas sentidos. en Nicaragua, los medios de comunicación son en su mayoría de orden orteguista y tratan de ocultar en todo momento la verdadera situación que vivimos en Nicaragua.

    solo me queda agradecer a los medios internacionales y específicamente a Radialistas por usar este medio como se debe.

    gracias!

    1. ¡Hola Norma! Muchas gracisa por tus palabras. Lamentamos que en estos momentos tan difíciles tengas que estar lejos de tu lugar y los tuyos. Seguiremos con nuestros ojos atentos a lo que ocurra en Nicaragua. ¡Un abrazo y fuerza!

  3. Espero que no se demoren mucho para LEVANTAR SUS VOCES Y PROTESTAS durante el NEFASTO GOBIERNO DE LENÍN MORENO en Ecuador…. aunque parece que van de a poquito, al igual que dicho Gobierno. Lentos, lentos señores Radialistas. Los noto que se acomodan a las circunstancias y a lo que más suena por parte de los medios de comunicación teledirigidos por el “imperio”. ¿Curioso, no?.

  4. Lo injusto es injusto y ya, y con la injusticia no se puede comulgar ni hacerle el juego. El sólo hecho que tenga el adjetivo de revolucionario, no le da carta de personalidad a una doctrina, ni a un gobierno, son los hechos los que hablan, la realidad, y más que la realidad, los rostros de seres humanos empobrecidos por la sin razón de unos sistemas, viajo por carreteras colombianas, aquí en Santander sur y Santander del Norte, no es un invento el drama de los Venezolanas y Venezolanos, con la mirada perdida y en ese éxodo inmisericorde de estos hermanos nuestros, por culpa de la decadencia de un sistema que cayó en manos ineptas.
    Los seres humanos muertos en nicaragua por reclamar su dignidad y sus derechos no se puede callar. Bien RADIALISTAS por su labor.

    Dios Guíe y bendiga su pluma y su pensar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.