LA CENICIENTA QUE NO QUERÍA COMER PERDICES (2)

Un Cenicienta liberada. Escucha la segunda parte de este cuento. Visita el BLOG.

Serie completa en → Parte 1 | Parte 2 |

CONTROL MUSICA TRISTE

EFECTO MERCADO

CARNICERO Cordero… cerdo… perdices…

VOCES MUJERES Yo un kilo… yo una chuleta…

NARRADORA Un día, en el mercado, cansada, triste y deprimida, la Cenicienta tuvo la suerte de verse a sí misma…

EFECTO GOLPE MUSICAL

CARNICERO ¿Y usted?

CENICIENTA ¿Yo?

CARNICERO ¿Perdices otra vez?

CENICIENTA Sí, claro… ¡Yo soy la de las perdices! (RISAS)

NARRADORA Y le dio por reírse de sí misma, de lo inocente que había sido creyendo que un príncipe la salvaría. Después de años viviendo con uno, se dio cuenta que los príncipes no te salvan. Tampoco los camioneros, los discjokeys, ni las pasteleras.

CENICIENTA ¡Basta!

NARRADORA Dejó de sentirse culpable, se perdonó y se dio cuenta que la única capaz de salvarte… eres tú misma.

CENICIENTA ¡Basta! (ECO)

NARRADORA Así que la Cenicienta dijo “basta” se le apareció su hada madrina.

CONTROL RÁFAGA MÁGICA

CENICIENTA ¿Quién eres tú?

HADA (CHILLONA) Pues tu hada madrina.

CENICIENTA ¿Así, tan gordita y morena?

HADA Escucha, Cenicienta. Yo vivo dentro de ti y sólo puedo salir cuando dices lo que has dicho… ¡Basta!

CONTROL MÚSICA TIERNA

NARRADORA La hada madrina la abrazó y Cenicienta comenzó a llorar… (SOLLOZOS) Hacía tanto que no lloraba… Primero lloró por el príncipe, por tantas perdices muertas y por los zapatos… Luego siguió llorando al recordar que su madrastra la maltrataba, que su padre le trataba peor… Lo lloró todo, todo… Y se sintió mejor que nunca… vacía.

CONTROL Y EFECTO VIENTO MEZCLA CON MÚSICA CELTA ALEGRE

CENICIENTA (ALEGRE) ¡Vacía!… ¡Estoy vacía!

NARRADORA Ahora sólo tenía que llenarse de cosas bonitas. Y Cenicienta sabía que teniendo al hada madrina a su lado, lo conseguiría. En primer lugar, dejó al príncipe. Luego dejó los zapatos…

CENICIENTA ¡Y las perdices!

NARRADORA Y una vez sola, descubrió que quería disfrutar su cuerpo, que tan castigado había estado. Descubrió la danza libre que no es tan libre pero que te hace sentir libre.

CENICIENTA ¡Al fin!

NARRADORA En esta danza da igual que calces un 42, que peses 90 kilos, que midas 1.92 o que tengas 80 años.

CONTROL MÚSICA CELTA ALEGRE

NARRADORA Y así fue que encontró, en el camino de la transformación, a otros seres como ella.

RATITA Soy la Ratita Presumida. Ahora engordé y tengo más novios…

BELLA DURMIENTE Soy la Bella Durmiente (BOSTEZA) Ya me he despertado. Ya no tomo antidepresivos… (DESPEREZA)

NARRADORA Encontró a la Caperucita Roja, a Blanca Nieves…

CONTROL MÚSICA ALEGRE

NARRADORA Una vez libres, pudieron realizar sus sueños ayudándose entre sí. La Cenicienta montó un restaurante vegetariano llamado…

CENICIENTA “Me sobra armonía”

NARRADORA… donde no paraban de comer ni de bailar. Ahora están encantadas de haberse conocido, pero también muy molestas por el papel que han tenido que representar en los cuentos durante siglos: niñas pasivas esperando que les pidan la mano y les quiten la vida. ¡Se acabó!

CONTROL MÚSICA ALEGRE

NARRADORA Ellas han comenzado a escribir un cuento nuevo “Érase unas mujeres que no estaban solas. Y unas perdices que volaban felices. Fin.”

CONTROL MÚSICA MÁGICA

LOCUTORA Este cuento está dedicado a todas las mujeres valientes que quieren cambiar su vida y a todas aquellas que la perdieron y nos iluminan desde el cielo.

Primera parte

BIBLIOGRAFÍA

LA CENICIENTA QUE NO QUERÍA COMER PERDICES (2)

7 comentarios sobre «LA CENICIENTA QUE NO QUERÍA COMER PERDICES (2)»

  1. Cordial saludo, desde Pasca, Cundinamarca, Colombia, emisora Furor Estereo, Radio Comunitaria. Felicito al equipo de Radialistas.net. Todo su material es interesante, desde aquí con todo nuestro apoyo.

    Vladimir Rodriguez, BOGOTA, COLOMBIA.

  2. Gracias. Es el mejor cuento que puedo contarle a mi princesa de 25 años, espero que ella pueda comprenderlo como yo. Hoy que está tan triste y solo sabe cocinar perdices.

    Adela Perez, USHUAIA, ARGENTINA.

  3. Primero que todo les saludo desde mi alma, éstas páginas son muestra de que hay respuestas siempre cerca mientras te las hagas, yo como tantas mujeres he tenido un cuento de cenicienta, sólo que cuando se está ciego no podemos ver la salida, pero una de las muestras de cambio es agruparse y ayudarse porque así nos daremos cuenta que las hadas existen y que están para ayudarnos a no sentirnos solas. Les dejo mi correo para quienes quieran compartir su historia sin consejos y recomendaciones solo escucha activa: estrellitaabril24@hotmail.com. Las personas que nos abandonan no nos abandonan, nos liberan.
    Estrella Moreno, BOGOTA, COLOMBIA.

  4. Me hizo reir mucho y sentir que sí podemos ser libres, reirnos de los cuentos de hadas de antaño desventajosamente hecho contra la identidad plena de las mujeres, esta propuesta, además de hacerme reir mucho, es muy concienzuda pero muy fresca a la vez.

    Aplausos para quienes la propusieron, porque su contenido además de invocar la liberación, los derechos y la diversidad es súper incluyente, es irónica, bueno tiene de todo un poco, simbólica, sutil…

    Felicitaciones
    Alba Fuentes, GUAYAQUIL.

  5. Gracias a Radialistas por el esfuerzo y empeño que ponen en su trabajo. Nos sirve mucho para nuestro programa.

    Y también quiero agradecer a Carolina su confianza para compartirnos su historia. No estás sola.

    Un abrazo desde Hermosillo, Sonora, México.

    Ismene Figueroa , HERMOSILLO, MÉXICO.

  6. ¡Bravo Carolina! La realidad siempre supera a la ficción. Tú eres el mejor ejemplo de una mujer que quiere luchar por ser ella misma. Nos das un buen empujón a otras que en algún momento podemos estar en tu misma situación. Gracias por compartir tu experiencia
    Yolanda Jb, MADRID, ESPAÑA.

  7. Déjenme darles mis más cordiales felicitaciones…

    Durante mi vida (14 años) he pasado por diversas situaciones…

    En el noviazgo me sentí como una princesa que buscaba su príncipe, y como todas ciegas ante lo que se te presenta; nos acompañamos y seguía la venda en los ojos…

    Entre los disgustos (acusaciones de engaños sin fundamentos y que al final fue él quien  cometió su falta al engendrar una hija fuera del supuesto entorno del hogar), los llantos de perdón, el maltrato emocional fue aumentando.

    Hasta hace unos 7 meses  regresé a la casa de mi madre (el me echó de su casa) fue duro como siempre. A los días llego implorando un regreso, yo no sabía qué contestar pero esta vez me puse a pensar a diario en el maltrato producido hacia mi persona y por consiguiente hacia mi hija) yo hablé a medias acerca de lo que yo sentía y le dí alas, como dicen aquí en mi país…

    Y le dije que volvería a su casa si él me daba tiempo, la ventaja que puedo decir que tuve yo es que me encontraba culminando con mi carrera, hasta hace unas dos semana (como dice sucedió lo que tenía que pasar, se derramó el vaso o la paciencia y entre gritos dije esa palabra que para muchas mujeres enamoradas es muy difícil decir) y le pedí que ya no me buscara más…

    No sé cual sea la razón por la que se los cuento, pero considero que al igual que yo hay muchas mujeres en esas circunstancias o aún peores…

    Me siento vacía como la cenicienta de su cuento; pero las heridas de mi corazón, de mis sentimientos han permitido que en esta ocasión les cuente a ustedes a groso modo lo sucedido en mi vida, hecha pedacitos por un fulano príncipe a quien yo le entregue los mejores años de mi vida (desde los 12 años fue mi novio y me acompañante / unión libre a los 15 y desde esa edad pasaron 12 largos años de vida matrimonial) como les repito tengo 27 años y sé que es difícil y duro mantenerme en esta decisión porque él amenaza con quitarse la vida. Me duele saberlo… Pero me duele aún más recordar mi sufrimiento y que yo sin decírselo en muchas ocasiones trate de hacerlo, pero mi fortaleza, y que soy un poco de mente abierta no llego a resultar…

    Ayúdenme como hasta ahora con sus programas porque yo a diferencia de la cenicienta no escucho la voz de la madrina….

    Sigan así y espero que lo sucedido a mi persona les siga dando herramientas para seguir ayudando a muchas mujeres como yo……………………

    Gracias.
    Carolina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.