CONTAR UN HECHO (3)

Este radioclip no tiene audio.

¿Por dónde comenzamos a redactar un editorial radiofónico?

¿Por dónde comenzaremos un editorial radiofónico? ¿Hay alguna estructura para redactar un buen comentario?

Sí la hay. Quien la descubre, no tendrá una receta, pero sí una guía para lograr comentarios eficaces. Vamos a descubrirla.

Un editorial se desarrolla en tres momentos. El primero consiste en contar un hecho.

No comiences nunca con ideas abstractas ni considerandos. No comiences con frases generales ni párrafos académicos. Comienza contando algo. Comienza contando algo de alguien. Fue Paulo Freire quien mejor resumió la pedagogía profunda de cualquier comentario: “expresar las ideas a través de los hechos y los hechos a través de las personas”.

A nadie le emociona “el incremento del VIH y las políticas de salud pública en la población femenina”. Nos duele Chepita, hondureña, madre de familia con 6 hijos a cuestas, quien, además de quedar nuevamente embarazada, ha sido contagiada de sida por su marido mujeriego que se niega a usar condones porque “así no siente” y porque “su mujer hace lo que él dice”.

La lógica de un editorial es siempre INDUCTIVA, es decir, va de lo concreto a lo abstracto, del caso particular a la situación estructural.

La lógica DEDUCTIVA es al revés. Comienza por una premisa general, una tesis abstracta, y después la ilustra con ejemplos. En radio no funciona esta lógica. Hay que hacer exactamente lo contrario: comenzar con un ejemplo, una anécdota, un cuento, la narración de un hecho, la descripción de una noticia que acaba de ocurrir. Comienza mostrando un arbolito. Luego, alejarás la cámara para ver todo el bosque.

¿Qué pretendemos en este primer momento del editorial? Despertar emociones en el oyente, hablar a su imaginación, hacerle sentir como propio un pedazo de vida ajena. Para ello, el lenguaje narrativo es el más adecuado, el que nos permite captar más rápidamente la atención del radioescucha y tocar su sensibilidad. Del corazón a la razón, ése es el camino que emprendemos.

¿En cuánto tiempo podemos contar un hecho? Depende del hecho, naturalmente. Pero digamos que si un buen comentario dura tres minutos, este primer momento puede ocupar de 30 segundos a un minuto.

El segundo momento del comentario… lo veremos en el próximo radioclip(enlace) ¡No te desesperes, Pérez!

bq. Revisa el resto de la serie:*
UNA LÍNEA EDITORIAL 1(enlace)* ¿QUÉ QUIERO DECIR? 2 (enlace)* CONTAR UN HECHO 3 (enlace)* ANALIZAR EL HECHO 4(enlace)* RESOLVER EL HECHO 5(enlace)

CONTAR UN HECHO (3)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.