LAS DESPELOTADAS (7)

Este radioclip es de texto y no tiene audio grabado.

¿Y a éstas, las desordenadas, las conoces? ¿Y a éstos, los improvisados? ¿No tienes algunos ejemplares en tu emisora?

Nos topamos ahora con una clase de entrevistadores y entrevistadoras que no se preocupan casi por nada. Entran corriendo a cabina y entonces se enteran a quién van a entrevistar. Si la entrevista es fuera de la emisora, se olvidan de la grabadora o su celular no tiene saldo. Ni recuerdan el lugar donde será la entrevista.

_Más vale perder un minuto antes de la entrevista que no la entrevista entera después de dos horas de trabajo._

Los despelotados tampoco preparan el tema de la entrevista. Se confían en su gran experiencia, en su facilidad de palabra.

Esta improvisación no anuncia nada bueno. Las entrevistas saldrán desordenadas, caóticas. La audiencia, naturalmente, se dará cuenta de la irresponsabilidad del periodista.

Antes de la entrevista, el primer deber es investigar sobre el tema que vas a tratar. No tienes que ser un especialista en el mismo, pero sí conocer los puntos álgidos, los aspectos de mayor actualidad sobre los cuales vas a preguntar.

Ordena con cierta lógica el cuestionario de tu entrevista. Para conseguirlo, te ayudará conocer estos tres tipos de preguntas:

*PREGUNTAS DE ACLARACIÓN*
Sirven para conocer más datos sobre el tema que se está tratando. O para aclarar una respuesta confusa del entrevistado.

¿Cuántos niños y niñas se han vacunado en esta jornada de salud?
¿Cuáles son las enfermedades más frecuentes por aquí?

*PREGUNTAS DE ANÁLISIS*
Sirven para comprender mejor los problemas, para descubrir las causas de los
mismos. También se utilizan para profundizar algunas respuestas simples.

¿Por qué las mamás no traen a sus niños al centro de salud?
¿Qué le parece la atención que brindan los practicantes y las enfermeras?

*PREGUNTAS DE ACCIÓN*
Se emplean para pasar de la teoría a la práctica, para que los entrevistados expresen las acciones que van a desarrollar frente a los problemas analizados.

¿Cómo mejorar la salud de los niños y niñas en esta localidad?
¿Qué se proponen hacer ustedes para asegurar una buena atención médica?

En general, comienza la entrevista con preguntas de aclaración, luego sigues con las de análisis y concluyes con las de acción.

Supera el despelote periodístico, el laberinto radiofónico, el quilombo informativo. Recuerda el sabio consejo de la abuelita: “vísteme despacio que tengo prisa”. Y a la hora de realizar la entrevista, aprende a combinar los tres tipos de preguntas.

BIBLIOGRAFÍA
La entrevista, Manuales de capacitación ALER, Quito1993

LAS DESPELOTADAS (7)

Un comentario sobre «LAS DESPELOTADAS (7)»

  1. Siempre pasa lo peor cuando estas en las nubes, el tortazo es bien fuerte cuando caes, o cuando te das cuenta que todo te salió mal por no planificar…
    Edicson Cardenas, CARACAS VENEZUELA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.