Dolores Cacuango llamó a resistir en colectivo contra la opresión y el maltrato. Lo contaremos en diez capítulos con veinticuatro voces que tejen la historia de la fundadora de la Federación Ecuatoriana de Indios, de la gestora de las escuelas y sindicatos de indígenas, de una militante del partido comunista ecuatoriano con ideas y reivindicaciones propias para su pueblo. Una producción conjunta realizada por Fundación Rosa Luxemburg, GADIP de Cayambe y Radialistas Apasionadas y Apasionados. Revisa las noticias sobre el lanzamiento de la Radionovela.

PRESENTACIÓN - DOLORES CACUANGO

Te presentamos esta apasionante radionovela cuenta la historia de la líder indígena Dolores Cacuango que llamó a resistir contra la opresión y el maltrato.

[Leer +]

CAPÍTULO 1 - DOLORES CACUANGO

Yo, Luis Catucuamba, hijo de Dolores Cacuango y de Rafael Catucuamba, voy a contarles una historia de dolor y de rebeldía. De conquistas también. La historia de mi madre y nuestro pueblo indio. Les hablo desde el cantón Cayambe, en este país llamado Ecuador, donde nací.

[Leer +]

CAPÍTULO 2 - DOLORES CACUANGO

Mi madre Dolores ya estaba aburrida en Quito. Demasiado lejos de su llakta. Aburrida del militar y de la señora que la llamaba “propia”. Y de los hijos, unos malcriados.

[Leer +]

CAPÍTULO 3 - DOLORES CACUANGO

La carnicería en Guayaquil avergonzó al ejército. Una represión tan bárbara no se había visto en Ecuador. Tal vez por eso, por la vergüenza, unos soldados jóvenes, con ideas socialistas, dieron golpe de estado. Eso fue en el año 1925. Como golpearon en julio, llamaron Revolución Juliana.

[Leer +]

CAPÍTULO 4 - DOLORES CACUANGO

Mi madre iba de San Pablurco a Moyurco, de Moyurco a Pesillo, de aquí a la Chimba. Organizando, reuniendo. No le importaba si era de día o de noche. Caminaba de prisa, como iluminada, por los chaquiiñanes… Mi padre la esperaba cuando ya estábamos dormidos…

[Leer +]

CAPÍTULO 5 - DOLORES CACUANGO

Nosotros, indios, necesitamos tierra, necesitamos casa y comida. Y necesitamos respeto como indios. Somos pobres y explotados, sí, pero antes que pobres y explotados somos indios, indias. Tenemos idioma, tenemos historia, tenemos nación india. Tenemos que recuperar tierras y recuperar fuerza india. ¡Ñucanchik allpa!

[Leer +]

CAPÍTULO 6 - DOLORES CACUANGO

Los soldados, mandados por el gobierno de Quito, quemaron casas, mataron gente, persiguieron a los cabecillas. En Cayambe quedó un batallón vigilando. Los sindicatos estaban espiados…

[Leer +]

CAPÍTULO 7 - DOLORES CACUANGO

Los años 30 fueron bien revueltos. Y los 40 también. El partido socialista se había dividido. Y de él nació el partido comunista. Lo lideraba Ricardo Paredes, muy amigo de mi madre Dolores y de los sindicatos de indios de Cayambe.

[Leer +]

CAPÍTULO 8 - DOLORES CACUANGO

Como secretaria general de la FEI mi madre Dolores tenía que viajar una y otra vez a Quito a buscar justicia para su comunidad, por un conflicto de tierras, un nuevo sindicato… En estas caminatas se juntaban otras mujeres, y su más fiel compañera de lucha, Tránsito Amaguaña, la que sería su continuadora…

[Leer +]

CAPÍTULO 9 - DOLORES CACUANGO

Nuestras escuelas sindicales y bilingües seguían cada vez más fuertes. Niños y niñas aprendían números, letras, aprendían a leer y a escribir… Y aprendían, también, a defender a sus taitas.

[Leer +]

CAPÍTULO 10 - DOLORES CACUANGO

Mirada potente y penetrante, hecha para romper la niebla espesa de los cerros nativos, para distinguir, entre la paja de la puna, la sierpe de los chaquiñanes. Mirada prestada por los cóndores andinos, para avizorar también, desde la cumbre, el camino y la meta de combate emprendido, ese mundo feliz con tierra propia, que titila en los horizontes del futuro, irradiando claridad como una estrella. Esa es Dolores.

[Leer +]