CAPÍTULO 11 – HAY UN TIEMPO PARA TODO

Luz Marina y Ángela salieron bien contentas a hacer las compras navideñas.

Revisar la radionovela completa(enlace) Entre una cosa y otra, llegó el mes de diciembre. Y como buenas colombianas, Luz Marina y Ángela empezaron a pensar en la noche de velitas, las novenas y en la comilona de Navidad.

LUZ MARINA Óiganme bien, este año vamos a tener tres celebraciones juntas.

RIGO ¿Tres? ¿Y se pueden saber cuáles son?

CARLITOS ¡Yo sé, yo sé! (BURLÓN) Los tres reyes magos, que vienen juntos y traen juguetes.

LUZ MARINA Tan chistoso el niño… ¿fue que tomó caldo de payasito? A ver, familia, yo me estoy refiriendo a tres buenas noticias que tenemos que festejar en esta Navidad. ¿Escuchó, abuelo?

ABUELO Sí te escuché, Luz Marina. La vecina doña Engracia ya viene de vuelta porque se le curó el pariente de Tulcán que andaba en las últimas.

LUZ MARINA Sí, abuelo, ésa es una buena noticia y hay que celebrarla. La segunda la va a anunciar Angelita.

ÁNGELA La segunda… ¡es que mi papito apareció!

TODOS ¿Apareció?

ÁNGELA Sí, Galo no sé qué vaina hizo por internet, pero lo encontró. Y yo lo estoy sonsacando pá que venga pá cá… pá el Ecuador, que esta tierra es bendita.

RIGO Así se habla, mija, veo que te va gustando mi país.

ÁNGELA Sí, y yo creo que me lo traigo pá Navidad.

TODOS (APLAUDEN) ¿Y la tercera?

LUZ MARINA La tercera todavía no la digo. Sólo una pista: alguien tiene un arrocito en bajo.

TODOS MURMULLOS, RISAS

ÁNGELA Tenemos que alistar los instrumentos, sacar las ollas y las tapas pá hacer harta bulla.
LUZ MARINA Y ahora mismo, salgamos a comprar los chécheres pá la novena del Niño Dios, pá hacer los buñuelos, la natilla… Ángela, ¿me acompaña al almacén?

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

NARRADOR Luz Marina y Ángela salieron bien contentas a hacer las compras navideñas.

LUZ MARINA Ya tenemos harina, azúcar, huevos, aceite…

ÁNGELA Maíz pá los tamales, fríjoles, aquí todo encuentras pál ajiaco.

LUZ MARINA Lo único que no encuentras es…

ÁNGELA … ¡un chocoramo! (RÍEN)

LUZ MARINA Su mercé póngase en la cola para pagar…

NARRADOR Ángela llevó la canasta con las compras hasta la fila del cajero. Y con la mayor naturalidad del mundo se dirigió a la señora que tenía enfrente:

ÁNGELA Uy, y qué calor hace, ¿verdad, amiga?… Oiga, ¿y qué hora tiene usted?

NARRADOR Pero la señora no le dirigió ni la mirada.

ÁNGELA (MEDIA VOZ) Luz Marina, ¿y qué le pasa a esta mujer que no responde?
¿Estará amargada?

LUZ MARINA (MEDIA VOZ) No, mija, es que aquí son otras costumbres. Aquí hay que saludar primero. Si no lo haces, suena feo.

ÁNGELA ¿Y cómo hago o qué?

LUZ MARINA Psst… Ponga cuidao… (A LA SEÑORA) Buenos días, mi señora. Hágame la fineza, ¿qué hora tiene?

ECUATORIANA Con mucho gusto, mi amiga. Son las 4 y media ya. Y qué calor hace, ¿verdad? Chuta, este verano nos está matando, ¿no le parece? Yo, por ejemplo, que vivo por esta parte… (SE PIERDE)

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

ÁNGELA Juemadre, pero este cajero es más lento que una tortuga coja… Oiga, pero usted que desayunó, mijo, valium o qué?

LUZ MARINA Psstt… Cállate, Ángela.

ÁNGELA Pero es que llevamos parqueados aquí media hora… y mejor dicho, míralo ahora hablando por el celular.

NARRADOR Después de la media hora de espera en la fila del cajero, al fin les llegó el turno…

CAJERO ¿Factura o consumidor final?

ÁNGELA No sé, cualquier cosa… la que sea más rápido. Si le parece, deme una de sus bolsas para ir metiendo…

CAJERO ¿Cómo dijo?

ÁNGELA Una bolsa.

CAJERO Más respeto, señorita…

LUZ MARINA Disculpe, señor, ella quiso decir una funda.

CAJERO ¿En serio?… Bueno, si es así…

LUZ MARINA (MEDIA VOZ) Esto es una funda, mija… bolsa es otra cosa… (A ÁNGELA) Escucha cómo se dice… (AL DEPENDIENTE) No sea malito, deme cobrando a mí… gracias, gracias…

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

LUZ MARINA Todavía tienes que aprender muchas cosas de este país, Angelita…

ÁNGELA ¿Y cómo iba a saber yo, su mercé, que las bolsas no se llaman bolsas, ah?

LUZ MARINA Ven, vamos en un taxi porque esta bolsa, digo, esta funda está bien pesadita.

ÁNGELA Mira… ahí viene uno… ¡taxi!

EFECTO FRENA EL CARRO Y ENTRAN

LUZ MARINA Muy buenas, mi señor…

TAXISTA Muy buenas. Díganme a dónde las llevo.

ÁNGELA Pues nos lleva derecho y en el rompoy gira.

TAXISTA ¿Cómo ha dicho, señorita?

ÁNGELA Que siga derecho y… Noo, por ahí no…. ¡derecho!

LUZ MARINA No, Angelita, aquí se dice “siga recto”. Si usted dice “derecho” el señor
coge a la derecha!

ÁNGELA Ay, no qué pereza…

TAXISTA Y ningún rompoy, guarde ese trago pá la navidad.

ÁNGELA Mire, su mercé, lléveme por donde quiera, pero lléveme.

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

EFECTO PUERTA SE ABRE

RIGO ¿Eh, ya regresaron?

CARLITOS ¿Qué me compraste, má?

RIGO ¿Cómo les fue? ¿Encontraron todo?

ÁNGELA Encontramos todo, sí, hasta una tortuga coja. Y esa mamadera de gallo de que la bolsa es funda y el recto es derecho.

ABUELO ¿De qué tortuga estás hablando, niña? Que yo sepa, estamos muy lejos de Galápagos…

ÁNGELA No, abuelo, sino que en el almacén los vendedores parecen dormidos… Aquí nadie tiene afán pá comprar ni pá vender… ¡me da una jartera!

ABUELO ¿Y eso es bueno o es malo, chinita?

ÁNGELA No sé qué será, abuelo. Pero uno viene del acelere colombiano. Usted sabe cómo es el corre-corre en Bogotá…

LUZ MARINA En Bogotá y en Medellín y en Cali y…

ABUELO ¿Y pá qué tanto apuro si el mundo todavía no se acaba, mija?

RIGO Lo que pasa, Angelita, es que el tiempo corre distinto en Ecuador y en Colombia.

CARLITOS ¿Cómo va a correr distinto, papá, si los relojes son iguales?

RIGO No son los relojes, Carlitos, sino la vida. En Colombia todo es para ayer. Por las distancias, por ese gentío de gente, mucho carro, todo el mundo vive
muy sofocado.

CARLITOS ¿Y aquí, pá?

RIGO Aquí en Ecuador vivimos más relajados, más frescos. ¿Y sabes qué? Eso es muy bueno, súper, porque queda más tiempo para la familia. Para disfrutar en familia.

LUZ MARINA La puritica verdad es lo que dice Rigo. Mire lo que me pasó a mí, Angelita, la primera navidad que pasé aquí.

ÁNGELA Cuente, cuente, su mercé.

LUZ MARINA Rigo y yo estábamos recién cuadrados, recién de pelados, como dicen
aquí, y yo quería celebrar. Entonces, el 24 de diciembre, como a las 10 de
la noche salgo yo a buscar una botella de vino y todo estaba cerrado.

ÁNGELA ¿Y cómo venden si están cerrados?

LUZ MARINA Eso, mija. En Bogotá todo está abierto las 24 horas. Y más ese día que es una locura. Pues no encontré un solo hueco pá comprar guaro. Todo el mundo en su casa, con su familia.

ÁNGELA ¿Verdad? No, ¡qué mamera!

LUZ MARINA Pues en vez de embejucarme, me puse a pensar: ¿y pá qué tanto acelere? Si quiero una botella de vino, salgo antes y la compro. Así como yo, los vendedores también quieren estar con su familia. ¿No está de acuerdo, abuelo?

ABUELO Clarinete, mija. Ustedes, los colombuchos, nos traen alegría, fiesta. Pero también tienen que aprender a vivir sin tanto apuro, más al suave.

RIGO Y dígame, Angelita, ¿usted ya se va enseñando por aquí?

ÁNGELA ¿Cómo que enseñando?

RIGO Que si ya se halla en Ecuador…

ÁNGELA Perdida yo no estoy, don Rigo, pero…

LUZ MARINA Lo que Rigo te dice es que si ya estás amañada en Ecuador.

ÁNGELA ¡Ay, miércoles!… Disculpen, disculpen… es que… Claro que me amaño, con un profe tan bacano como este abuelo divino… ¡me amaño porque me amaño!

bq. * CAPÍTULO 1: ¡BIENVENIDA, ANGELITA!(enlace)* CAPÍTULO 2: CAMELLAR ES LO PRIMERO* CAPÍTULO 3: ACOSO EN EL HOTEL* CAPÍTULO 4: ENTRE YUCAS Y LLAPINGACHOS* CAPÍTULO 5: ÉRASE UNA VEZ COLOMBIA* CAPÍTULO 6: UNA VENDEDORA ROLA* CAPÍTULO 7: EL CARNET VERDE* CAPÍTULO 8: RECLAMO PORQUE RECLAMO* CAPÍTULO 9: PREPAGOS Y TRAQUETOS* CAPÍTULO 10: ¿DÓNDE ESTÁ DIEGO RODRÍGUEZ?(enlace)
* CAPÍTULO 11: HAY UN TIEMPO PARA TODO* CAPÍTULO 12: ECUADOR Y COLOMBIA, UN SOLO CORAZÓN

CAPÍTULO 11 – HAY UN TIEMPO PARA TODO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.