CAPÍTULO 6 – UNA VENDEDORA ROLA

Galo, ecuatoriano, no sabía cómo seguirle la conversación a Ángela, colombiana. Porque la forma de hablar, de moverse y hasta de mirar, es distinta. ¡Bien distinta!

Revisar la radionovela completa(enlace) Cuando Angela llegó al mercado central, ya Galo, el hijo de doña Engracia, tenía abierto el puesto de frutas y verduras.

ÁNGELA Kiubo, pues mi amor, ¿cómo estás?

NARRADOR Galo quedó desconcertado.

GALO Hola, Ángela… uff… qué bueno que hayas venido…

ÁNGELA En eso quedamos con tu mamá, ¿no?

GALO Sí, sí… eh… ella viajó de madrugadita a Tulcán, así que…

ÁNGELA Así que estamos tú y yo, mi llave, tú y yo pá echar pá lante este negocio ¡Porque pá atrás ni pá coger impulso! ¿Sí o qué? Cuenta conmigo. Dime nomás qué hacemos, papasito. Por dónde comienzo. ¿Cómo se llaman estas frutas? ¿Y éstas?

NARRADOR Galo, ecuatoriano, no sabía cómo seguirle la conversación a Ángela, colombiana. Porque la forma de hablar, de moverse y hasta de mirar, es distinta. ¡Bien distinta!

ÁNGELA ¿Esto qué cosa es, Galo?… ¿Te puedo llamar así, Galo? ¿O prefieres
Galito, como te dice tu mamá? ¿O “Gallito”, que así tiene más espuela? (SE
RÍE)

GALO Eh… como vos quieras… uff…

ÁNGELA Pues a mí me llamas Ángela o Angelita, también como tú quieras, marica.

GALO Chuta, ¿y por qué me llamas ahora marica?

ÁNGELA No, disculpa, es que en Colombia marica es cariñoso, de amigo.

GALO Pues aquí… mejor no llames así, porque no sabes…

ÁNGELA Bueno, Galo-Galito-Gallito, vamos a lo que vinimos. A vender.

GALO Sí, Ángela… A ver, dame poniendo las naranjillas ahí, que se vean bien…

ÁNGELA ¿Naranjillas?… Ah, eso en mi tierra le decimos lulo. ¿Y ésta es la curuba,
no?

GALO Aquí le llamamos taxo.

ÁNGELA Bah, los nombres cambian, pero la fruta sabe igual, ¿verdad?

ANGELA ¿Y freijoa no hay por aquí?

GALO ¿Qué qué qué?

MUJER (SE ACERCA) Ey, casera, caserita… ¿usted es nueva por aquí?…

ÁNGELA Más nueva que “nueva yor”.

MUJER Al joven sí lo conozco… Oiga, ¿a cómo están las lechugas, casera?

ÁNGELA Ay, mi señora, estas lechugas están pidiendo salsita. Vea… toque, toque…

MUJER Súper… Dame ésta y ésta…

ÁNGELA Llévese tres por un dólar. Le sale más conveniente.

MUJER Ah, bueno… entonces tres… pero bien bonitas, que pesen…

ÁNGELA ¿Y no quiere unos tomates?… Por otro dolarcito se lleva todos esos tomates, fíjese, tomate ventiao… Y estos aguacates… una mayonesita y… ¡hummm!…
listo el almuerzo. Aquí se le tiene todo, monita… Y si no hay, se le consigue.

CONTROL MÚSICA ALEGRE

GALO Ángela…

ÁNGELA ¿Qué fue?

GALO Es que si las lechugas están a 30 centavos… sale más caro llevarse 3 por un dólar que si las compran una a una.

ÁNGELA Ay, marik, perdón, mi amor, el comercio es así. Hoy por mí y mañana también por mí. Además, le doy de éstas que están más grandes. ¿Sabes qué vamos a hacer? Una oferta. Y le vamos dando materile a toda esta fruta y verdura…

GALO ¿Cómo una oferta?

ÁNGELA Una oferta… una promoción… Ponga, pues, en un plato dos cebollas, dos
tomates, una lechuga y un pepino. Y ese lote lo vendemos por un dólar.

GALO ¿Y vos crees que eso funcione, Ángela?

ÁNGELA Eh, Ave María… ¿que si creo? Ya está funcionando. Apúrate, arma los platicos. No se me duerma, camarón. ¡Ey, amiga, arrímese pá cá… Por un dolarito su mercé se lleva esta oferta… Gran promoción del día… todo en
oferta… Es que estamos de cumpleaños y casi regalando la mercancía…
Venga, venga y vea, que por mirar no se cobra… ¡Y por probar tampoco!
Siga, pruebe, vea que está bueno… (BULLA)

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

ÁNGELA ¡Galo!

GALO Mande…

ÁNGELA ¿Cómo que mande? Yo no mando nada. Yo le pido.

GALO Digo, que qué quieres…

ÁNGELA Que prepares diez platos más de oferta. Estamos embalaos…

GALO Ya no alcanzo. Ya hemos vendido toda la cebolla, todo el tomate riñón,
todas las lechugas..

ÁNGELA ¿Te das cuenta cómo es la cosa, mariposa?

GALO Eres una gran vendedora, Ángela, para qué también.

ÁNGELA Y tú también, mi amor, pero tienes que desempercudirte un poco…

CONTROL GOLPE MUSICAL

NARRADOR Galo, ecuatoriano, se quedó turulato con Ángela, la colombiana…

GALO (PENSANDO) Me ha dicho ya tres veces “mi amor”… ¿será que…?

CONTROL GOLPE MUSICAL

GALO Yo te quiero hacer una pregunta, Angelita… Ahora que ya vendimos casi todo…

ÁNGELA Dígame, parce.

GALO Tú viniste huyendo de Colombia… Imagino que has tenido mil problemas allá y aquí también…

ÁNGELA Más de los que te imaginas…

GALO Chuta, ¿y de dónde sacas fuerzas para estar más fresca que las lechugas que vendemos? De donde sacas la alegría?

ÁNGELA Ay, Galito-Gallito, si yo te contara…

GALO Con todo el respeto… contarasme nomás tu historia cuando te nazca.

ÁNGELA Fresco, venga, yo le cuento. Es que… Yo vengo de un barrio a las afueras
de Bogotá… Mi mamá murió muy joven. Y yo vivía con mi padre que
trabajaba en un taller de madera.

GALO ¿Y qué pasó?

ÁNGELA Yo tenía un novio, vecino de mi casa… Un chino muy bueno, muy camellador… Hacía teatro y denunciaba tantas vainas que pasan en mi país. Una noche, lo encontré tirado ahí en la calle, muerto con cuatro balas… Todavía no sé si fueron los paracos o los narcos o guerrillos, o qué… porque
en Colombia vivimos entrecruzados, en medio de la violencia, de muchas
violencias…

GALO ¿Y entonces?

ÁNGELA Al taller de mi padre vinieron a pedir vacuna…

GALO ¿Cómo vacuna?

ÁNGELA Dinero, chantaje… Es como un “impuesto de guerra”, dizque para
cuidarnos, y que el grupo que manda en la zona, garantice que estés
“bien”… Si no pagas, marcas calavera… Y si la plata no alcanza para comer, menos para pagar “vacunas”… ¿qué tal? Él dijo que no… Y al día siguiente, ya no apareció… No sé si se lo llevaron o lo secuestraron o qué… No sé qué pasó… Esa noche, mi tía vino a avisarme…

CONTROL CORTINA DE FLASH BACK

MUJER Angelita, alista tu maleta que te van a matar a ti también… te van a joder…

ÁNGELA Pero yo no he hecho nada, tía…

MUJER Nadie ha hecho nada. Pero nos matan. Vete al Ecuador… yo le escribo a
una comadre que tengo allá, en la frontera…

CONTROL CORTINA DE FLASH BACK

ÁNGELA Mi tía escribió a Luz Marina y aquí vine. Llegué muy fracasada, en la
inmunda… no me da pena decirlo, prácticamente con la ropa que tenía puesta… Pero Luz Marina y don Rigo han sido los ángeles de mi
guarda…

GALO Chuta, es muy triste… Y con tanto dolor encima, ¿de dónde sacas fuerzas, Ángela?

ÁNGELA No sé, tal vez en Colombia, como las hemos pasado tan duras, hemos aprendido a hacer de tripas corazón. No nos rendimos. Hay que seguir adelante porque… la vida es así y el día es hoy.

GALO Qué tenaz, Angelita…

ÁNGELA Sí, pues, y ahorita, después de este día tan agitado, estoy como pá recoger con cucharita. Pero no importa. Siempre hay que estar animados. Y entre más trabajo haya, mejor.

GALO ¿Y no sabes nada de tu padre, dónde está, qué ha sido de él?

ÁNGELA Nada. (CASI LLORA) No sé nada. Pero ahora no es tiempo de llorar.

GALO Es tiempo de…

ÁNGELA De sacar las cuentas. ¿Viste? ¡Songo sorongo y lo vendimos todo! Tu
madre se pondrá contenta. Nos merecemos una empanada, ¿no crees?

GALO Simón.

ÁNGELA Una empanada con una gasimba. Con lo que ganamos nos alcanza.

NARRADOR Fue entonces que el joven ecuatoriano tomó impulso y se dirigió a la joven colombiana:

GALO Me gusta full trabajar contigo, Angelita.

ÁNGELA Y a mí también, Galito-Gallito-Papito…
bq. * CAPÍTULO 1: ¡BIENVENIDA, ANGELITA!(enlace)* CAPÍTULO 2: CAMELLAR ES LO PRIMERO* CAPÍTULO 3: ACOSO EN EL HOTEL* CAPÍTULO 4: ENTRE YUCAS Y LLAPINGACHOS* CAPÍTULO 5: ÉRASE UNA VEZ COLOMBIA* CAPÍTULO 6: UNA VENDEDORA ROLA* CAPÍTULO 7: EL CARNET VERDE* CAPÍTULO 8: RECLAMO PORQUE RECLAMO* CAPÍTULO 9: PREPAGOS Y TRAQUETOS* CAPÍTULO 10: ¿DÓNDE ESTÁ DIEGO RODRÍGUEZ?(enlace)
* CAPÍTULO 11: HAY UN TIEMPO PARA TODO* CAPÍTULO 12: ECUADOR Y COLOMBIA, UN SOLO CORAZÓN

CAPÍTULO 6 – UNA VENDEDORA ROLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.