CAPÍTULO 5 – ÉRASE UNA VEZ COLOMBIA

Después del desayuno, se pusieron en camino hacia el parque cercano lleno de eucaliptos…

Revisar la radionovela completa(enlace) El domingo amaneció soleado. Un lindo cielo azul celeste prendió el ánimo en Luz Marina y su familia. Después del desayuno, se pusieron en camino hacia el parque cercano lleno de eucaliptos…

ABUELO Oigan, esperaranme que no avanzo…

CARLITOS ¿Qués, pues, abuelo? Usted no oye, pero camina bien.

RIGO Dele nomás, papá, que ya vamos llegando a la heladería de la esquina. ¡Ahí es donde venden los más riquísimos helados de paila! ¡Vamos, mi gente!

LUZ MARINA Detalle de fina coquetería… Muchas gracias… Con este calorazo, chévere,
bien bacana la idea de los helados.

ABUELO ¡Helados de paila! En mis tiempos se hacían en paila de cobre con hielo y sal gruesa. Bate que bate hasta quedar pura crema de fruta.

CARLITOS ¿Y qué sabor quiere, abuelo? ¡Yo se lo traigo para que no camine tanto!

ABUELO Verás, Carlitos, dame trayendo uno de maracuyá.

ÁNGELA Y para mí uno de fresa con arequipe.

CARLITOS ¿Fresa? Aquí no hay “fresa”, señorita Ángela. Se llama frutilla. Fru-ti-lla. Y tampoco hay “arequipe”. Se llama manjar.

ÁNGELA Gracias, profe. Su mercé sabe mucho, ¿verdad? ¡Es bilingüe total! (RÍE)

CONTROL MÚSICA DE TRANSICIÓN

EFECTO PAJARITOS, PERROS

NARRADOR Cada quien con su helado, fueron a sentarse en el parque. Cuando de pronto…

EFECTO CARROS QUE FRENAN Y CHOCAN

CARLITOS ¡Juemadre, se hicieron mierda!

LUZ MARINA No sea grosero, mocoso. ¿Quién le enseña a usted esas palabras, ah?

CARLITOS ¡El abuelo!… Corran, vamos a ver qué pasó. Acolítame, Ángela.

NARRADOR En cuestión de segundos, toda la gente que andaba en el parque rodeó a los dos choferes que discutían acaloradamente.

HOMBRE 1 Pero, ¿qué se ha creído, muérgano, camarón, hijuep…? (PITIDO)

HOMBRE 2 Hijuep… digo yo. ¿No tiene ojos, ve? ¿Me va a dar chocando el auto así por así?… ¡De ley que andaba hablando por celular!

HOMBRE 1 Y usted, hijuep… ¡de ley se sacó la licencia en una rifa, ve!

HOMBRE 2 ¿En una rifa, no?… Aguanta un segundo y verás, hijuep…!

NARRADOR Uno de los choferes fue corriendo a su auto…

ÁNGELA (MEDIA VOZ) El tipo fue al carro y está sacando algo… ¡cuidado, todos al piso!

CONTROL GOLPE MUSICAL

ABUELO (TODOS SE RÍEN) Púchicas, ¿qué hace tirada ahí, mi bonita?… ¡Y tiene
helado hasta en el pelo, en la nariz!

ÁNGELA (ASUSTADA) ¿Qué pasó, qué pasó?

CARLITOS Chuta, Ángela, levántate, ve… Si el man sólo fue a traer… ¡su licencia de conducir! (RISAS)

ÁNGELA ¿La licencia?… Yo juraba que el tipo iba a sacar un fierro y le iba a dar
materile… Es que esto si pasa en Colombia, corre sangre…

RIGO Pero estás en mi lindo Ecuador, pues, ve.

ÁNGELA Es que me acabo de dar cuenta que en mi país vivimos con miedo, es
inconsciente… parece que siempre andamos en guerra. ¡Qué embarrada!

ABUELO ¿Qué? ¿Están hablando de guerra? Yo tenía unos amigos colombianos. Ellos me echaban los cuentos de cuando los liberales y los conservadores, pero vos no habías nacido todavía, Angelita.

CARLITOS ¿Cómo fue eso, abuelo? Contará, contará.

LUZ MARINA Sí, abuelo, cuente lo que sabe, para que este sardino aprenda algo.

NARRADOR El abuelo se acomodó el viejo sombrero de Jipijapa y comenzó a recordar.

ABUELO Es una larga historia. Yo era joven y ya se oía de masacres en Colombia. Es que los conservadores, los ricos, pues, se adueñaron de las tierras de los campesinos liberales. ¿Y qué hicieron éstos? ¿Se iban a dejar pisar el poncho? No, se armaron y formaron guerrillas.

CONTROL MÚSICA DE FLASH BACK

EFECTO EFECTO DE ARMAS Y VOCES

CONTROL MÚSICA DE FLASH BACK

ABUELO Eso pasó por los 50, con el gobierno de un tal Laureano Gómez, un verdugo. Y esa guerra duró años de años.

ÁNGELA Ay, abuelo. Pero ya pasaron otros 50 años. ¿Y sabe qué? Que ahora no es una guerra, sino tres. Están las guerrillas que nunca desaparecieron, sí. Pero están los otros, los paramilitares que las persiguen, unos criminales. Y también la plaga del narcotráfico, que es lo peor que nos pudo pasar. Y
ahora las tales BACRIM… ya ni se sabe quién es quién, las “Águilas
Negras”, los “Rastrojos”, “Urabeños”… qué vaina…

LUZ MARINA Pues sí. Y la pobreza y la muerte que tampoco terminan. Por eso, yo tuve que dejar mi casa. Pá huir de la necesidad y del miedo.

RIGO Aquí en Ecuador ya han venido bastante colombianos.

LUZ MARINA Y colombianas, mijo. Que la mayoría somos mujeres con sus hijos.

RIGO Bueno, sí, y la verdad es que muchos han hecho sus empresitas, sus negocios. Buenos negocios. Y están dando trabajo a sus paisanos y a los nuestros.

ÁNGELA Yo espero tener suerte en este país porque a mí me tocó salir corriendo por la violencia…

LUZ MARINA Ay, mija. Qué penita lo que pasa en Colombia. Con lo grande y lindo que
es nuestra tierrita país…. Esos paisajes, la gente… que lástima que esté así… Pero gracias a Dios que Ecuador nos recibe.

ÁNGELA (SOLLOZANDO) Nunca voy a terminar de agradecerles.

ABUELO ¿Qué mismo pasa? ¿Por qué llora esta guambra? (LLAMANDO) Oiga, Carlitos, vaya y dele trayendo otro helado a Angelita pá que se contente.
Que sean dositos… Tranquila, mi hijita. Tranquila.

CONTROL MÚSICA SUAVE

NARRADOR Entre el choque de los carros y los recuerdos del abuelo, todos andaban bajoneados. Fue entonces que Luz Marina tuvo una idea…

LUZ MARINA ¿Qué les parece si jugamos al tejo?

CARLITOS ¿Al tejo? Plenísimo, má. Pero, ¿dónde?

LUZ MARINA Un amigo colombiano tiene una canchita cerca de aquí.

CARLITOS ¿Y tendrá mechas y todo?

LUZ MARINA Claro, mechas, bocín… ¡a formar los equipos! Al abuelo no me lo metan porque se me desbarata.

CARLITOS De una. Yo juego con Ángela.

ÁNGELA ¡Eso, Carlitos, y ustedes sóbense que no hay pomada!

RIGO Pues vamos a esa canchita. Y a poner las mechas con pólvora… pá que vean que en Colombia todo explota… ¡hasta en el juego! (SE RÍE)

TODOS RISAS

CONTROL http://www.youtube.com/watch?v=-FVFcycr4CU EL TEJO

NARRADOR Y así se pasaron la tarde, lanzando el tejo y reventando mechas.

ÁNGELA ¡Chévere!… ¡Qué buena embocinada!

LUZ MARINA ¡Moñona!… ¡Pá que aprendan estos hombres! ¡Tengan pá que lleven!

NARRADOR Al final, Carlitos resultó el más suertudo y completó los 27 puntos necesarios para ganar el juego.

bq. * CAPÍTULO 1: ¡BIENVENIDA, ANGELITA!(enlace)* CAPÍTULO 2: CAMELLAR ES LO PRIMERO* CAPÍTULO 3: ACOSO EN EL HOTEL* CAPÍTULO 4: ENTRE YUCAS Y LLAPINGACHOS* CAPÍTULO 5: ÉRASE UNA VEZ COLOMBIA* CAPÍTULO 6: UNA VENDEDORA ROLA* CAPÍTULO 7: EL CARNET VERDE* CAPÍTULO 8: RECLAMO PORQUE RECLAMO* CAPÍTULO 9: PREPAGOS Y TRAQUETOS* CAPÍTULO 10: ¿DÓNDE ESTÁ DIEGO RODRÍGUEZ?(enlace)
* CAPÍTULO 11: HAY UN TIEMPO PARA TODO* CAPÍTULO 12: ECUADOR Y COLOMBIA, UN SOLO CORAZÓN

CAPÍTULO 5 – ÉRASE UNA VEZ COLOMBIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.